Sammy Watkins fue colocado en el protocolo de conmociones cerebrales

El estado del receptor abierto de los Chiefs, Sammy Watkins, es incierto y podría perderse el "Monday Night Football" contra los Ravens

El receptor abierto de los Kansas City Chiefs, Sammy Watkins, se encuentra en el protocolo de conmociones cerebrales de la NFL y estado para el partido del "Monday Night Football" contra los Baltimore Ravens no está claro.

Sammy Watkins no estuvo programado para programar este jueves que los Chiefs comenzaron sus preparaciones para enfrentar a los Ravens.

"Está trabajando en eso", declaró el entrenador en jefe de los Chiefs, Andy Reid, respecto a Sammy Watkins.

Sammy Watkins fue sacado del partido del domingo pasado contra Los Angeles Chargers luego de atrapar un pase y ser golpeado en la cabeza por el apoyador Denzel Perryman, quien no fue castigado. Reid después del partido describió el golpe como "muy cuestionable".

"Se supone que no debemos tener esos [golpes] en nuestro juego", sentenció Reid.

Sammy Watkins está en el tercer lugar de los Chiefs con ocho recepciones para 93 yardas y un touchdown. Demarcus Robinson y Mecole Hardman son los siguientes receptores en la lista de profundidad del equipo y recibirían la mayoría de las jugadas que de otra manera habrían sido para Sammy Watkins si no juega contra los Ravens.

"Esperamos tener de vuelta a Sammy", refirió el mariscal de campo Patrick Mahomes. "Con suerte todo va por el camino correcto. Pero al mismo tiempo, es bueno tener chicos en los que puedes confiar y que hacen lo que pueden para intentar reemplazar lo que él nos da".

Sammy Watkins fue reclutado por los Buffalo Bills en la primera ronda del draft en el 2014 y también ha jugado para Los Angeles Rams, desde el 2018 es miembro de los Chiefs.

En su carrera, Sammy Watkins, de 6 pies con 1 pulgada de estatura y 211 libras de peso, suma 292 recepciones para 4,337 yardas y 32 touchdowns.