Lecciones de la Semana 3 en la NFL: ¡Cuidado! Ahí viene la Cortina de Acero

La defensiva de los Pittsburgh Steelers quiere, al menos, compartir el crédito del resurgimiento del equipo con Ben Roethlisberger.

Y de mantener el ritmo con el que ha iniciado la temporada 2020 de la NFL, la defensiva de los Steelers podría ser la máxima responsable de su regreso a Playoffs.

A reserva de lo que suceda en los próximos 13 juegos, la defensiva de Pittsburgh ha sido clave para la marcha invicta de Pittsburgh, luego de registrar 15 capturas en los tres primeros duelos de la temporada.

Los Steelers sumaron cinco capturas en la victoria por 28-21 sobre los Houston Texans, a quienes, además, les cerraron la puerta al no permitir que anotaran en la segunda mitad del encuentro.

Las 15 capturas son el segundo total más alto para la defensiva de Pittsburgh en los tres primeros juegos de una campaña desde 1970. En 1983, los Steelers sumaron 17 capturas en sus tres primeros duelos, de los cuales perdieron uno.

En 2005, cuando registraron 14 capturas, los Steelers tuvieron marca de 2-1 y en 1979 ganaron sus tres primeros encuentros del calendario con la ayuda de 13 capturas. En estas dos campañas, Pittsburgh ganó el Super Bowl.

Es muy temprano para saber si los Steelers son firmes candidatos a llegar al Super Bowl, pero si el regreso de Roethlisberger anticipaba que el equipo mejoraría de forma notable a la ofensiva, el aporte de”Big Ben” con el ovoide, combinado con la ferocidad de la defensiva, hacen ir a Pittsburgh en la dirección correcta para retar al más pintado en la AFC.

Gostkowski, como el Ave Fénix

Stephen Gostkowski fijó una marca personal al conectar con seis goles de campo en la victoria de los Tennessee Titans por 31-30 sobre los Minnesota Vikings y por tercer juego consecutivo, volvió a darle el triunfo a su equipo en los segundos finales.

De acuerdo a Elias Sports Bureau, Gostkowski es el único pateador que da el triunfo a su equipo con un gol de campo en los primeros tres juegos de una temporada en la era del Super Bowl.

Aquél juego en el primer lunes por la noche de la temporada en Denver ahora luce lejano, pero sirve de prueba para demostrar el temple y calidad de un pateador que, en opinión de varios, iba a perder su trabajo tras fallar cuatro patadas (tres intentos de gol de campo y dos de punto extra) ante los Broncos en su debut con los Titans.

Además, los dos últimos goles de campo de Gostkowski ante los Vikings fueron de 54 y 55 yardas.

Con el de 55 yardas, Gostkowski extendió a 12 su racha de intentos exitosos de goles de campo para ganar un juego en el cuarto periodo y mejoró su marca a 14 de 15 intentos en su carrera en este rubro.

Un mal día lo puede tener cualquiera y parece que Gostkowski ya lo dejó muy atrás.

Rams, ejemplo de fidelidad

Los Angeles Rams se quedaron a 15 segundos de llevarse una impresionante victoria en Buffalo y no resta más que aplaudir su esfuerzo y al coach Sean McVay su fidelidad al plan de juego.

Cuando la lógica indica que hay que apoyarse en el juego aéreo cuando pierdes por 25 puntos con 8:05 por jugar en el tercer cuarto, McVay y los Rams se apegaron a su filosofía y sin caer en pánico, comenzaron su regreso e incluso se fueron arriba en el marcador con un ataque balanceado.

Cuando estuvieron abajo en el marcador ante los Buffalo Bills, es decir, prácticamente durante todo el juego, los Rams usaron 27 jugadas diseñadas para correr y 29 diseñadas para lanzar el ovoide.

Las 29 jugadas por aire representan el 52 por ciento de las jugadas ejecutadas por los Rams, que luego de ir abajo por 25 puntos, tomaron ventaja de 32-28 con 4:30 minutos.

La mala noticia para Los Angeles es que los Bills necesitaron 4:15 minutos para anotar y llevarse el triunfo con el pase de touchdown de tres yardas de Josh Allen a Tyler Krott.

De cualquier forma, un aplauso a McVay y compañía por guardar la calma.

ESPN Stats & Information contribuyó a este reporte