Ron Rivera debe abandonar práctica anticipadamente en Washington

Ron Rivera, head coach de Washington, atraviesa su ronda más reciente de quimioterapia, pero planea dirigir a su equipo el domingo contra Baltimore

ASHBURN -- Después de perderse la práctica del miércoles, el head coach de Washington, Ron Rivera, debió salir anticipadamente de la sesión del jueves mientras lidia con los efectos de otra ronda de quimioterapia. Pero, el coordinador defensivo Jack Del Rio, dijo que se mantiene el plan para que Rivera dirija en el partido del domingo en contra de los Baltimore Ravens.

Del Rio suplió a Rivera durante la videoconferencia programada del head coach en ambos días. Rivera ha estudiado video de cada una de las prácticas, y espera estar presente en la sesión del viernes.

"Estoy preparado en cualquier punto, incluso a medio partido, si fuera el caso", declaró Del Rio. "Tenemos nuestros procedimientos fijados. Yo entiendo que estaría listo [el domingo]. En caso contrario, sabemos lo que hacemos y seguiremos adelante".

Ese ha sido el lema desde que Rivera anunciara que sufría de cáncer de células escamosas en agosto. Cuando Rivera no puede asistir a la práctica, Del Rio hace las veces de head coach interino. Como Rivera no dirige un lado particular del balón, hay poca disrupción para los jugadores en las reuniones de equipo.

"El coach Del Rio ha hecho un gran trabajo supliendo cuando él [Rivera] no ha estado allí", dijo el linebacker de Washington, Jon Bostic. "El mensaje no ha cambiado, independientemente si el coach Rivera está aquí o no".

El gran cambio ocurre cuando existe una junta general de equipo, o si se necesita comunicar algo al término del entrenamiento. Allí es cuando Del Rio da el paso al frente. Del Rio sirvió en un rol de interino para los Denver Broncos en el 2013 cuando John Fox se perdió cuatro semanas, después de una cirugía al corazón.

"Ha proveídos buenos planos para el trabajo", dijo Del Rio de Rivera. "Está lidiando con algo que es un gran reto. Como todo que ha hecho en la vida, lo está tomando de frente y le da todo lo que tiene. Es una batalla. Está peleando ahora. Es tan duro como puede ser".

Pero Del Rio --y la organización-- desean que Rivera se preocupe por su salud, no por el equipo.

"Le he insistido en que se cuide de sí mismo y comprenda que debemos seguir adelante y hacerlo sentir orgulloso", dijo Del Rio. "Antes que nada, deseo ver que se esté cuidando de sí mismo. Vamos a apoyarlo de todos los modos posibles. Ese es el modo en que lo estamos tomando".