New Orelans Saints seguirán jugando en el Superdome, por el momento

El equipo quisiera recibir aficionados y para eso debe moverse de New Orleans

METAIRIE, La. – Los New Orleans Saints seguirán en el Mercedes-Benz Superdome para el partido del domingo contra Carolina Panthers, una fuente confirmó a ESPN.

Pese a que los Saints y la NFL han hablado con los oficiales en Baton Rouge sobre la idea de mover los partidos a Stadio de LSU para que los aficionados puedan asistir, eso requerirá una preparación que tomará tiempo. Lo más pronto sería que sucediera en noviembre –no hasta la Semana 11 contra los Atlanta Falcons el 22 de noviembre.

El próximo partido de los Saints en casa, luego de Carolina, es en la Semana 10 el 15 de noviembre contra San Francisco 49ers. Pero LSU recibe a Alabama un día antes, y será difícil tener ambos partidos de un día al otro.

El Athletic fue el primero en reportar que los juegos del domingo seguirán en New Orleans. Saints no ha dado ningún comunicado oficial.

Los Saints permitirían un número limitado de aficionados en el Superdome. Pero hasta ahora el alcalde de LaToya Cantrell en New Orelans ha negado la solicitud ya que las restricciones por el coronavirus se mantienen más en New Orleans que en resto del estado.

El equipo abiertamente ha hecho campaña para cambiar la mentalidad del alcalde, en desacuerdo la semana pasada con la declaración de que “ningún estadio de la NFL en el país con una instalación de techo fijo”, ha permitido fans en los juegos.

El estado de Louisiana ha permitido gente en partidos. LSU permitió 25 % de ocupación para su único juego de local el 26 de septiembre.

Mientras, el entrenador Sean Payton apoya la idea de mover los partidos a Baton Rouge si eso es lo que se necesita para tener público.

“Me agrada. No creo que haya muchos retos. Me refiero a que está en el camino”, dice Payton de Baton Rouge, que está a 80 millas al noreste de New Orleans. “Estaríamos jugando en pasto en un gran ambiente. Y si se trata de seguir jugando en el domo sin aficionadas o jugar ahí con 25 mil de nuestros fans, entonces todos elegimos la segunda opción”.

La NFL ofreció su apoyo a Saints, en un correo electrónico a principios de mes de parte del comisionado Roger Goodell a Cantrell. Una fuente confirmó a ESPN que los expertos médicos de la NFL quieren acercarse a los médicos de New Orleans.

De acuerdo a la NFL, 15 equipos tienen permitido recibir aficionados en algún porcentaje de la capacidad. Atlanta, Carolina, Cincinnati, Cleveland, Dallas, Denver, Houston, Indianapolis, Jacksonville, Kansas City, Miami, Philadelphia, Pittsburgh, Tampa Bay y Tennessee.

Saints permitió que 750 personas, todas familiares de jugadores y otro personal, estuviesen en los dos últimos juegos en el Superdome como “una prueba” para lo que esperan sea una apertura más amplia en el futuro.