Falcons exorcizaron demonios de cuarto periodo con triunfo en Carolina

Con una ventaja en los instantes finales del cuarto periodo, una intercepción pudo sellar la victoria de los Falcons sobre los Panthers

Esta vez, los Atlanta Falcons consiguieron conservar la ventaja en el cuarto periodo. Eso sí, no estuvo desprovisto de drama.

Los Falcons vencieron a los Carolina Panthers por 25-17 el jueves por la noche después de tomar una ventaja de 8 puntos, y sellar la victoria con una intercepción del esquinero Blidi Wreh-Wilson en la yarda 9 de Atlanta con menos de un minuto por jugar.

Fue apenas la segunda ocasión en cinco partidos en esta temporada en la que los Falcons ganaron un partido en el cual iniciaron el cuarto periodo con una ventaja. Habían estado con marca de 1-3 en esa situación previo al compromiso de jueves por la noche, incluyendo una derrota ante los Detroit Lions la semana pasada en la jugada final del encuentro.

La victoria sobre los Panthers fue un muy necesitado impulso para un equipo de los Falcons que desesperadamente necesita que algo suceda. Prepara la mesa para una potencial buena racha a lo largo de las siguientes semanas. Tienen un partido ganable frente a los Denver Broncos (2-4) la semana entrante, y después de su jornada libre se miden a los New Orleans Saints (4-2) dos veces en un periodo de tres semanas, dándoles la oportunidad de intentar recuperar algo del terreno perdido en la carrera por la NFC Sur.

Ciertamente, no se trata de algo fuera de toda posibilidad. Los Falcons siguieron a un inicio de 1-7 la temporada pasada a un cierre de 6-1 que incluyó triunfos en los cuatro encuentros finales.

La victoria del jueves podría ayudar a purgar algunos de los recuerdos de los fracasos de cuarto periodo del inicio de la campaña, y especialmente, el descalabro ante Detroit. Los Falcons se encontraban arriba sobre los Lions 14-13 en el cuarto periodo, pero el touchdown de Todd Gurley II dejó a los Lions con demasiado tiempo en el reloj, y el pase de anotación de Matthew Stafford para T.J. Hockenson dio a los Lions una victoria por 23-22. Esa fue apenas la más reciente de los fracasos doloroso del cuarto final en el año. Los Falcons desperdiciaron una ventaja de 5 puntos en la Semana 2 en una derrota por 40-39 ante los Dallas Cowboys, y una ventaja de 16 en la Semana 3 ante los Chicago Bears.

Hasta la victoria sobre los Panthers, la única vez que los Falcons habían conseguido sostener una ventaja en el periodo final de partido fue hace dos semanas, frente a los Minnesota Vikings.