¿Por qué se juega la NFL en el Día de Acción de Gracias?

play
¿Por qué los Lions y los Cowboys juegan en Thanksgiving? (1:30)

La historia de como nacieron los juegos de Día de acción de gracias en la NFL. (1:30)

La NFL tiene la añeja tradición de celebrar partidos en Día de Acción de Gracias con Lions y Cowboys como anfitriones

El Día de Acción de Gracias es sinónimo, en los Estados Unidos, con varias cosas, entre ellas las reuniones familiares, la comida, y el fútbol americano.

Casi desde la invención del deporte mismo, se ha practicado fútbol americano en Día de Acción de Gracias, comenzando con los equipos colegiales a finales del siglo XIX, pasando por clubes semiprofesionales y ligas profesionales regionales de principios del siglo pasado, hasta la National Football League en nuestros días.

La propia NFL, que operó bajo el nombre de American Professional Football Association (AFCA) en sus dos primeros años de existencia, dio seguimiento a la costumbre de universidades como Yale, Princeton, Michigan, y Chicago, y equipos semiprofesionales como la Allegheny Athletic Association --primer equipo del que se tiene noticia que pagó a un jugador un sueldo específico por jugar al fútbol americano--, y programó partidos en Día de Acción de Gracias desde su temporada inaugural, en 1920.

Desde hace décadas, los Detroit Lions y Dallas Cowboys sirven como anfitriones para esta celebración especial, y no son pocas las instancias en que nos han regalado partidos memorables.

Pero, ¿por qué, siempre, son locales los Lions y Cowboys en esta fecha tan particular?

La visión de George A. Richards

En los primeros años de existencia de la NFL, los equipos jugaban predominantemente en ciudades pequeñas de áreas más o menos rurales en el noreste de los Estados Unidos, con urbes grandes como Chicago y Detroit siendo excepciones notables. Poco tiempo después, la propia liga --guiada por el entonces presidente, Joe F. Carr-- identificó la necesidad de establecerse en centros urbanos mayores, capaces de aglutinar a más personas en las gradas de estadios más grandes, particularmente, los parques de béisbol. Así, sedes como Akron, Muncie y Tonawanda empezaron a desaparecer para dar paso a Boston, New York o Washington, aunque no todas las franquicias tuvieron éxito.

Una de esas mudanzas ocurrió cuando George A. Richards adquirió a los Portsmouth Spartans --equipo de Ohio fundado en 1928 y que se unió a la NFL en 1930-- para mudarlos a Detroit, en 1934. Para la ciudad, se trataba de un quinto intento en la liga, después de los Detroit Heralds --una de las franquicias originales-en 1920, los Detroit Tigers en 1921, los Detroit Panthers en 1925 y 1926, y los Detroit Wolverines en 1928.

Richards era, a su vez, propietario de la estación de radio WJR en Detroit, y a la adquisición de la franquicia, la renombró como Detroit Lions. Como parte de su estrategia para dar a conocer al equipo, debutando en la nueva ciudad, Richards usó sus contactos para acordar la transmisión del partido de Día de Acción de Gracias por la cadena de radio NBC a lo largo de 94 estaciones en el país. Para el partido en que sus Lions --que llegaban con una marca de 10-1-- se enfrentaban a los Chicago Bears --que tenían una racha de 11 victorias al hilo--, se comenzaron a vender las entradas con dos semanas de anticipación, y en total se vendieron 26,000 boletos para asistir al juego en el University of Detroit Stadium. De acuerdo a estimados de la época, unas 25,000 personas se quedaron sin poder entrar, gracias a la capacidad del inmueble. Los Bears ganaron, 19-16.

El partido resultó un éxito rotundo, y tres días más tarde los equipos se volvieron a encontrar, en Chicago, con otra victoria para los Bears, esta vez por 10-7, y se coronaron en la entonces División Oeste de la NFL.

Al año siguiente, en una repetición del juego de Día de Acción de Gracias, los Lions aseguraron la corona de la División Oeste con una victoria por 14-2 sobre los Bears, en camino a su primer título de la NFL.

Los dos primeros años del experimento de Richards, con el partido y la transmisión radial, fueron suficientemente exitosos como para no perder la tradición, y Detroit no ha dejado de celebrar, en casa, un partido de Día de Acción de Gracias. Los rivales en las primeras cinco ediciones del juego fueron los Bears.

Los Cowboys se suben al barco

Para cuando nació la franquicia de los Cowboys en 1960, Detroit ya tenía un control firme sobre la tradición de jugar en Día de Acción de Gracias. A pesar de que, después de la Segunda Guerra Mundial, hubo algunos intentos por volver a tener más de un partido en la fecha, en las 21 temporadas que se jugaron desde 1945 a 1965, los Lions recibieron el único partido en el día festivo en 19 de ellas. Eso contrastó fuertemente con la primera década de la liga, en que Días de Acción de Gracias con seis partidos eran comunes.

Aparentemente, la liga no tuvo mayor interés en programar más de un partido en Día de Acción de Gracias durante ese periodo, a pesar de que ligas rivales como la All-America Football Conference (AAFC) y la American Football League (AFL) no desaprovecharon la oportunidad de vincular sus encuentros con la tradicional fecha, en rivalidad directa con los Lions de la NFL.

Eso cambió en 1966, cuando el entonces gerente general de los Cowboys, Tex Schramm, solicitó a la liga --rogó, de acuerdo a algunos registros--, la oportunidad de tener a Dallas programado en Día de Acción de Gracias.

En las primeras seis temporadas de la franquicia, los Cowboys nunca tuvieron marca ganadora, y su registro combinado para esos años era de 25-53-4. El poco éxito sobre el emparrillado se traducía en poco éxito en la taquilla, y Schramm pensó que la posibilidad de aparecer en un juego televisado a nivel nacional podía dar un impulso a la popularidad del equipo a nivel local.

La NFL debió garantizar a la franquicia un ingreso mínimo por taquilla, por si el experimento no funcionaba. Al final, resultó todo lo contrario. Los Cowboys impusieron una entonces marca de entradas vendidas --80,259-- para su primer partido de Día de Acción de Gracias, una victoria por 26-14 sobre los Cleveland Browns.

La aparición de Dallas en partido de Día de Acción de Gracias resultó ser un amuleto de buena suerte para el equipo. Los Cowboys conquistaron la Conferencia Este con una marca de 10-3-1, primer récord ganador en su historia, y disputaron el Juego por el Campeonato de la NFL contra los Green Bay Packers de Vince Lombardi. El head coach de los Cowboys, Tom Landry --un antiguo colega de Lombardi cuando ambos eran asistentes con los New York Giants-- ganó el premio al Coach del Año.

Dallas no soltó su partido de Día de Acción de Gracias, y con ello comenzó también una era de éxitos para la franquicia, que se encaminaba a ganar el título de "Equipo de América". Los partidos televisados a nivel nacional en esta celebración tan importante fueron factor para popularizar al equipo a lo alrgo del país.

Interrupciones a la tradición

Desde su primera aparición en juego de Día de Acción de Gracias, Detroit solamente no lo disputó de 1939 a 1944. En 1939 y 1940, la NFL eligió a los Philadelphia Eagles para el encuentro, y en ambas ocasiones enfrentaron a los Pittsburgh Steelers, aunque en el primero de esos duelos, todavía eran conocidos como los Pittsburgh Pirates.

De 1941 a 1944, por motivo de la Segunda Guerra Mundial, la NFL no programó partidos de Día de Acción de Gracias.

Desde que los Lions retomaron la tradición en 1945, han sido locales en Día de Acción de Gracias todos los años, a pesar, incluso, de pasar por temporadas de vacas muy flacas, como la campaña de 0-16 del 2008 que generó, en su momento, alguna discusión sobre si Detroit sigue mereciendo este partido anual.

Los Packers fueron oponentes de los Lions en Día de Acción de Gracias por 13 años consecutivos, desde 1951.

Para los Cowboys, solamente hubo un par de años en que no recibieron un partido de Día de Acción de Gracias desde que se sumaron a la tradición. El entonces comisionado Pete Rozelle otorgó los partidos de 1975 y 1977 a los St. Louis Cardinals, quienes no pudieron igualar los ratings de Dallas. Además, los Cardinals perdieron ambos cotejos.

"Fue un fracaso en St. Louis", dijo Schramm al Chicago Tribune en una entrevista de 1998. "Pete [Rozelle] preguntó si lo tomaríamos de regreso. Le dije que solamente bajo la condición de que fuera permanente. Es algo que se tiene que construir como tradición. Me dijo, 'Es tuyo para siempre'".

Usualmente, los Lions juegan en el primer partido, y los Cowboys aparecen en el segundo de la tarde.

¿Cuándo se sumó un tercer partido?

La NFL decidió agregar un tercer cotejo al menú de Día de Acción Gracias en el 2006, para aprovechar el horario nocturno de televisión. Sin embargo, para este partido, no existe un equipo determinado que siempre funja como local, sino que se ha rotado entre diferentes franquicias.

Antes del 2006, la NFL no había programado más de dos partidos de Día de Acción de Gracias desde 1935. El primer partido de horario estelar en televisión, y nacimiento del concepto de "Thursday Night Football", fue una victoria de los Kansas City Chiefs sobre los Denver Broncos, por 19-10. En la actualidad, una jornada típica de acción en la temporada regular comienza con un partido nocturno en jueves.

La actual temporada será un poco diferente con respecto a los años recientes. Los Houston Texans visitarán Detroit para abrir la cartelera, y más tarde, Dallas le hará los honores al Washington Football Team. Sin embargo, el tercer duelo previsto para el Día de Acción de Gracias ha sido aplazado hasta el domingo. Los Baltimore Ravens no visitarán a los Steelers como estaba previsto originalmente debido al alto número de pruebas positivas en la organización de Baltimore, por lo que el partido deberá esperar unos días para que la liga haga más pruebas y rastreo de contactos.

Los cuatro equipos que sí disputarán partido en Día de Acción de Gracias ostentan, curiosamente, marca perdedora.