Philip Rivers no dejará que lesión acabe su racha como titular

El quarterback de los Colts, quien está lastimado del pie derecho, se perfila para iniciar su partido consecutivo N° 235

Philip Rivers ha soportado peores lesiones en su carrera de 17 años.

En noviembre del 2017 cumplió con el protocolo de conmociones cerebrales a tiempo para jugar su partido consecutivo N° 186 como titular. Disputó la final de la Conferencia Americana de ese año con un desgarre en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Incluso regresó después de ocho meses para el inicio de la temporada del 2008.

Existe entonces la certeza de que el quarterback de los Indianapolis Colts no va a dejar que una lesión en un dedo del pie derecho evite que extienda su racha a 235 encuentros el domingo, en un duelo divisional clave ante los Tennessee Titans. No pasará.

"Ciertamente es importante para mí y agradezco que he estado lo suficientemente saludable para estar ahí", declaró Philip Rivers. "Sí pienso que hay a veces algo referente a esa disponibilidad de cada semana. Creo que hay una línea muy delgada que divide todo. No es que trates de mantener viva esa racha porque sí. Pero este caso es diferente".

Philip Rivers ha sido titular en cada encuentro desde que figuró en la alineación de los entonces San Diego Chargers en el primer duelo de la temporada del 2006.

Sólo 10 jugadores en la historia de la liga han alcanzado o superado los 234 partidos de titular que tiene este mariscal de campo, elegido al Pro Bowl en ocho ocasiones. Y Philip Rivers puede superar otro objetivo el domingo: Rebasar a Eli Manning y alcanzar a Charles Woodson en el noveno sitio de la historia.

Eli Manning y Philip Rivers fueron elegidos con la primera y cuarta selección global del draft en el 2004. Después fueron intercambiados por los Chargers y New York Giants. El acuerdo les funcionó a ambos equipos y los dos quarterbacks llegaron a tener una larga y distinguida carrera.

Pero una mala decisión al inicio del cuarto periodo del encuentro de la semana puso en riesgo la racha de Philip Rivers. El jugador de 38 años de edad intentó un bloqueo en el triunfo sobre los Green Bay Packers, entrando con el hombro, y se lesionó el dedo del pie.

"Definitivamente no siguió las instrucciones de juego, se los puedo decir", señaló el entrenador en jefe Frank Reich. "Nunca diseñamos que pusiera su hombro en el pecho de un integrante de la línea defensiva, eso está claro".

Reich tiene esperanza que el descanso extra le dará tiempo a Philip Rivers de recuperarse para el domingo, cuando los Colts (7-3) podrían tomar el primer sitio de la División Sur de la Conferencia Americana. Indianapolis ya derrotó a los Titans (7-3) esta temporada en su casa.