Fuentes: NFL negó a Broncos usar a coach como quarterback

La NFL rechazó la solicitud de Denver de utilizar un entrenador asistente en la posición de mariscal de campo tras las bajas por COVID-19

Los Denver Broncos iniciarán con el receptor abierto novato no reclutado en el draft del equipo de prácticas Kendall Hinton en la posición de quarterback este domingo contra los New Orleans Saints, sin embargo, el equipo quería que su mariscal de campo titular fuera Rob Calabrese, su entrenador de control de calidad ofensiva en las últimas dos temporadas, dieron las fuentes a ESPN este domingo.

Denver sentía que Rob Calabrese tenía el dominio más sólido de su ofensiva y que podía ejecutar el sistema mejor que nadie, dijeron las fuentes a ESPN. La liga negó esas solicitudes que se realizaron a lo largo del sábado, señalando que los Broncos no podían activar a un entrenador para su plantilla. La liga no quiere que los cuerpos de entrenadores se conviertan en áreas de almacenamiento para posibles jugadores, indicaron las fuentes.

Si bien el equipo y algunos de sus jugadores recurrieron a redes sociales para aclarar la situación en la posición de mariscal de campo para el partido de este domingo, Kendall Hinton, quien fue quarterback en Wake Forest por tres temporadas, fue elevado del equipo de prácticas como reemplazo por COVID-19.

Como mariscal de campo en Wake Forest, Kendall Hinton completó 133 de 253 pases para 1,504 yardas con ocho touchdowns y siete intercepciones. También corrió para 1,059 yardas con 12 anotaciones en 188 acarreos.

Los Broncos también pidieron repetidamente a la NFL que retrasara el juego de este domingo al martes para permitir que algunos de sus mariscales de campo salieran de la lista de reservas/COVID-19, dijeron las fuentes a ESPN.

El comisionado Roger Goodell negó esas solicitudes, para disgusto de los Broncos, que sintieron que la liga no estaba siendo razonable, señalaron las fuentes a ESPN.

Los tres mariscales de campo elegibles de los Broncos --Drew Lock, Brett Rypien y Blake Bortles-- fueron considerados contactos cercanos de alto riesgo de COVID-19 y ninguno de los tres puede estar activo para el partido de este domingo, anunció el equipo el sábado por la noche.

El comunicado de Denver no indicó con quién tuvieron contacto los jugadores, pero las fuentes indicaron a ESPN que se trató del mariscal de campo Jeff Driskel, quien arrojó positivo por COVID-19 el jueves y fue colocado en la lista de reservas/COVID-19 más tarde ese día.

Drew Lock, Brett Rypien y Blake Bortles, quien está en el equipo de prácticas, fueron retirados del campo en la práctica del sábado y les pidieron que se aislaran en casa después que surgieran preocupaciones sobre el rastreo de contactos, informaron las fuentes a ESPN. Se descubrió que los tres no habían utilizado cubrebocas en un momento durante el contacto con Driskel, dijeron fuentes del equipo a ESPN, pero no estaba claro si eso ocurrió durante la práctica o una reunión.

Los Broncos también se están preparando para ser multados y perder una selección del draft ya que el equipo se encuentra bajo investigación de la liga por no cumplir con los protocolos de seguridad del COVID-19, dijeron las fuentes a ESPN.

Si son sancionados, los Broncos serían considerados reincidentes ya que el entrenador en jefe Vic Fangio fue multado con 100,000 dólares a principios de esta temporada por no utilizar cubrebocas.

Información de Jeff Legwold fue utilizada en la redacción de esta nota.