Conoce a los quarterbacks de cara al Draft 2021 de la NFL

Todos saben quiénes son Trevor Lawrence y Justin Fields, pero aquí te presentamos a los otros quarterbacks que robarán la atención en el NFL Draft 2021

La camada de quarterbacks para el Draft 2021 de la NFL podría resultar memorable, con hasta seis quarterbacks siendo elegidos en la primera ronda, de acuerdo a los analistas de draft para ESPN, Mel Kiper Jr. y Todd McShay.

Todo inicia en la cima con Trevor Lawrence de Clemson, uno de los mejores prospectos en la posición de quarterback en años y favorito para ser elegido primero global. Lawrence enfrentará en el College Football Playoff a otro de los pasadores principales de esta camada, Justin Fields de Ohio State. No muy atrás de ellos --por ahora-- están Zach Wilson de BYU, Trey Lance de North Dakota State, Mac Jones de Alabama (también parte del CFP) y Kyle Trask de Florida. Los equipos de la NFL necesitados de un nuevo líder bajo centro tendrán bastantes opciones.

Pero, ¿quiénes son estos quarterbacks y qué los convierte en prospectos codiciados para la NFL? Hemos delineado todo lo que se necesita saber acerca de ellos, incluyendo sus antecedentes, fortalezas y debilidades, además de los rankings de Kiper y McShay. Comenzamos con Lawrence, el probable primer recluta global del siguiente draft, y terminamos con algunos quarterbacks más que podrían ser seleccionados en el siguiente mes de abril.

Trevor Lawrence, Clemson Tigers

Año: Junior | Edad: 21 | Inicios de por vida: 35 | Estatura: 6' 6'' | Peso: 220

play
2:05

Jones consigue 5 TDs en la victoria de Alabama

Mac Jones lanza cinco touchdowns y compensa la derrota del Iron Bowl del año pasado en la victoria dominante de Alabama sobre Auburn.

Si no conocen el nombre de Lawrence todavía, han estado viviendo bajo una piedra en el último par de años. Ya posee una carrocería de NFL y un cañón en el brazo, y McShay lo ha descrito como "el mejor prospecto en la posición de quarterback que he visto salir del colegial desde Andrew Luck en el 2012". Y, todo lo que hace Lawrence es ganar.

Acumuló una marca de 52-2 como quarterback titular en la Cartersville High School de Cartersville, Georgia, y Clemson solamente ha perdido una vez con él bajo centro a lo largo de tres temporadas (LSU superó a Clemson por el título nacional la temporada pasada). Un recluta de cinco estrellas en la Clase del 2018, tiró 30 pases de touchdown para los Tigers como freshman en el 2018, conduciéndolos al título nacional. Después de un inicio lento como sophomore en el 2019 --tiró cinco intercepciones en sus primeros tres juegos-- Lawrence finalizó el año prendido, guiando a Clemson a una temporada de 14-1 mientras lanzaba 36 pases de touchdown. Entró a la actual temporada como el claro favorito para irse primero en el draft del 2021, aunque no es seguro que vaya a declararse elegible. Sí participó, sin embargo, en las festividades del Senior Day en Clemson.

Fuera del campo, el alto y melenudo quarterback fue el rostro del movimiento "We want to play" a lo largo del verano, haciendo campaña para que se jugara el fútbol americano colegial en el 2020 en medio de la pandemia de coronavirus. Al final, su deseo se cumplió y Lawrence ha llevado a Clemson a una foja de 10-1. La única derrota llegó con Lawrence en las laterales, después de que arrojara positivo por COVID-19 a finales de octubre y transcurrieran 35 días entre inicios, perdiéndose dos encuentros. Pero, cuando regresó, retomó donde se había quedado, lanzando para más de 400 yardas en una victoria sobre Pittsburgh.

"Aprendí mucho de mí mismo, y quién quiero ser, y me convertí en mejor persona a lo largo de todo este proceso", dijo Lawrence a inicios de este mes. "Pero, quiero que acabe de buena manera en términos de fútbol americano y quiero poder disputar otro campeonato. Esa ha sido la meta desde siempre".

El siguiente reto toca a la puerta: ¿Puede Lawrence conseguir otro título nacional y llevar su costumbre ganadora a un equipo necesitado de la NFL?

Números del 2020: 2,753 yardas aéreas, 69.2 por ciento de pases completos, 22 touchdowns y cuatro intercepciones en nueve encuentros (además de 211 yardas terrestres y siete touchdowns).

Rankings: QB1 para Kiper (N° 1 global) | QB1 para McShay (N° 1 global).

Lo que sigue: Lawrence tuvo un día enorme en el Juego de Campeonato de la ACC --una victoria por 31-10 sobre Notre Dame-- tirando para 322 yardas, corriendo para otras 90, y responsabilizándose por tres touchdowns. Ahora, Clemson se dirige a un choque contra Ohio State en el Allstate Sugar Bowl (1° de enero por ESPN) como uno de los cuatro equipos en el College Football Playoff. Si gana, entonces sigue el duelo por el título nacional, ya sea frente a Alabama o Notre Dame, el 11 de enero.

Justin Fields, Ohio State

Año: Junior | Edad: 21 | Inicios de por vida: 20 | Estatura: 6' 3'' | Peso: 228

Cuando te responsabilizas por 51 touchdowns en tu primer año como titular, vas a llamar la atención. Y Fields ha cumplido con las expectativas en su segundo año bajo centro para los Buckeyes.

Fields creció en Georgia y se destacó en el emparrillado --fue un recluta de cinco estrellas que ranqueó en el N° 1 del ESPN 300 en el 2018, por delante de Lawrence-- y en el diamante de béisbol, un jardinero central con potencial para MLB. Pero, Fields eligió fútbol americano, comprometiéndose en primer lugar con Penn State antes de cambiar su decisión y dirigirse a Georgia. Su año final de preparatoria apareció en la Temporada 2 de la serie de Netflix, "QB1: Beyond the Lights". Pasó una campaña en Georgia detrás de Jake Fromm antes de transferir a Ohio State antes de la temporada del 2019. Se le concedió elegibilidad inmediata. En un comunicado, Fields dijo, "No tengo remordimientos por mi tiempo en UGA, y no tengo resentimientos hacia la escuela o el programa".

Inmediatamente, tuvo impacto en Ohio State, convirtiéndose en apenas el tercer pasador de los Buckeyes en los últimos 50 años en ganar cada uno de sus primeros 13 inicios. Fue el primer jugador de la Big Ten con al menos 40 pases de touchdown y al menos 10 touchdowns terrestres en la misma temporada. Un finalista para el Heisman, lideró a Ohio State al College Football Playoff, pero perdió por 29-23 ante Clemson en la semifinal. Es su única derrota con Ohio State.

En agosto, mientras las otras conferencias se alistaban para iniciar sus temporadas, Fields estableció una petición solicitando a la Big Ten reinstalar de inmediato la campaña del 2020. Los Buckeyes empezaron a jugar en octubre, y Fields tuvo solamente 11 incompletos luego de tres partidos; lanzó 11 pases de touchdown en el mismo tiempo. Ahora, con registro de 6-0, los Buckeyes están listos para otro intento por el título nacional liderados por el estelar Total QBR de Fields, de 89.5.

La precisión campo abajo de Fields y su habilidad para crear jugadas bajo presión lo convierten en uno de los mejores quarterbacks en la clase, aunque ha lanzado cinco intercepciones en los dos partidos más complicados de Ohio State de la campaña, lo que ha generado interrogantes. Con un triunfo sobre Lawrence y Clemson la semana entrante, Fields podría tener dos oportunidades más para demostrar a los visores de la NFL que pertenece en la conversación por el primer turno global.

Números del 2020: 1,521 yardas aéreas, 72.6 por ciento de pases completos, 15 touchdowns y cinco intercepciones en seis partidos (además de 274 yardas terrestres y cinco touchdowns).

Rankings: QB2 para Kiper (N° 3 global) | QB2 para McShay (N° 2 global).

Lo que sigue: Ohio State es el tercero sembrado en el College Football Playoff y enfrentará a Clemson en el Allstate Sugar Bowl en Año Nuevo, en un duelo entre los dos mejores prospectos de quarterback para el draft. Una victoria allí daría a los Buckeyes una oportunidad al título nacional 10 días más tarde. La fecha límite para declararse al draft de la NFL no ha sido fijada, y podría ser la próxima fecha a seguir para el pasador de Ohio State.

Zach Wilson, BYU Cougars

Año: Junior | Edad: 21 | Inicios de por vida: 27 | Estatura: 6' 3'' | Peso: 210

Wilson obtuvo su primera oferta de beca en el 2015 de Weber State --cuando era un "fideo flaco", según un ex asistente-- y se comprometió a Boise State dos años más tarde. Una oferta tardía de BYU, sin embargo, le brindó algo que Boise State no pudo: jugar a nivel colegial cerca de su familia. Wilson, uno de seis hijos, creció en Draper, Utah, en una familia de fanáticos a los Utah Utes, pero la oportunidad de ver con regularidad a su familia a lo largo de su carrera colegial hizo que cambiara de afición. Su padre, Mike, sirvió como su coach de quarterbacks privado durante la preparatoria, ayudándolo a conseguir grandes números, tanto por aire como por tierra, para la Corner Canyon High School.

Wilson se convirtió en el titular más joven en la historia de los Cougars, a los 19 años y dos meses, cuando tomó las riendas frente a Hawai'i en el 2018, responsabilizándose de cuatro touchdowns en una victoria. Wilson llevó a BYU al Famous Idaho Potato Bowl esa temporada, cuando se fue con 18 completos de 18 intentos para 317 yardas y cuatro touchdowns en otra victoria. Pero, su temporada de sophomore llegó con números mediocres (11 pases de touchdown contra nueve intercepciones) y una ausencia de seis semanas en medio dela campaña por una fractura en el pulgar.

La temporada del 2020 ha sido mágica para Wilson, no obstante, con el pasador volando hasta ser considerado selección del Top-10. Los Cougars se fueron 10-1 en la temporada regular, y Wilson sumó 43 touchdowns totales contra apenas tres intercepciones. Ranqueó en el Top-5 de pasadores calificados a nivel nacional en yardas (3,692), yardas por intento (10.8) y porcentaje de pases completos (73.2). Se podría convertir en el primer pasador de BYU en ser seleccionado en la primera ronda desde Steve Young en 1984. Wilson finalizó la campaña con 425 yardas por pase y cinco touchdowns totales en la paliza de los Cougars sobre UCF en el RoofClaim.com Boca Raton Bowl.

Números del 2020: 3,267 yardas aéreas, 73.2 por ciento de pases completos, 30 touchdowns y tres intercepciones (además de 242 yardas terrestres y ocho touchdowns).

Rankings: QB3 para Kiper (N° 14 global) | QB4 para McShay (N° 15 global)

Lo que sigue: Con su tazón ya en el retrovisor, Wilson tiene que tomar una decisión. Si se declara para el draft, el proceso previo se intensificará para uno de los jugadores cuyos bonos se han elevado más este año.

Trey Lance, North Dakota State Bison

Año: Sophomore de tercer año | Edad: 20 | Inicios de por vida: 17 | Estatura: 6' 4'' | Peso: 226

Lance podría haber jugado apenas un partido en el 2020 (los Bison, que han decidido jugar una temporada de primavera por las preocupaciones en torno a la pandemia, programaron únicamente un juego en el otoño, en contra de Central Arkansas), pero en el 2019 impuso una marca de la NCAA por mayor cantidad de pases lanzados en una temporada sin intercepción y se convirtió en el primer freshman en ganar el Walter Payton Award por ofensivo más destacado de la FCS. Y pensar que, por poco, no se convierte en quarterback.

Lance creció jugando como corredor hasta que hizo la transición a quarterback y lideró a una ofensiva 'wing-T' para la Marshall High School de Minnesota. Aprendió a jugar la posición trabajando con su padre, el ex esquinero de la CFL, Carlton Lance, en el patio trasero de la familia. La mayoría de sus ofertas entre programas de la Power 5 fueron para jugar como receptor abierto o back defensivo, pero Lance terminó en North Dakota State, siguiendo a Carson Wentz y Easton Stick bajo centro para los Bison.

En su única temporada completa como titular, Lance tiró para 2,786 yardas y 28 touchdowns, y sumó otras 1,100 yardas y 14 anotaciones por tierra. Nunca ha perdido un juego colegial, liderando a los Bison a un título de la FCS en el 2019. En su único inicio del 2020, se fue con 15 completos de 30 intentos para 149 yardas, dos touchdowns y una intercepción. Y, de nuevo, fue efectivo por tierra, con otras 143 yardas y dios anotaciones adicionales.

¿Será la experiencia factor en su posición de draft? Lance nunca enfrentó a un equipo de la FBS en su carrera universitaria, y sumó apenas 17 inicios de por vida. De acuerdo a ESPN Stats & Information, seis quarterbacks han sido elegidos en la primera ronda con 20 inicios colegiales o menos desde el 2006. Esa lista es una mezcla: Mitchell Trubisky (13), Cam Newton (14), Dwayne Haskins Jr. (14), Mark Sanchez (16), Kyler Murray (17) y Ryan Tannehill (19). Lance tendrá 20 años de edad cuando sea reclutado, y es probable que se convierta en el primer jugador de la NFL en ser reclutado, que nació en el 2000.

Rankings: QB5 para Kiper (N° 16 global) | QB3 para McShay (N° 12 global).

Lo que sigue: Lance ya ha decidido renunciar a su temporada primavera en North Dakota State, y dirigirse al draft. Con solamente un partido bajo el brazo este año, el Combinado de Talento de la NFL del año entrante será crítico, lo mismo que un potencial pro day, para que los visores puedan evaluarlo de cerca.

Mac Jones, Alabama Crimson Tide

Año: Junior de cuarto año | Edad: 22 | Inicios de por vida: 15 | Estatura: 6' 3'' | Peso: 214

play
1:40

Trask rompe récord con cuatro tiros de TD

Kyle Trask se convierte en el primer jugador de la SEC en lanzar para cuatro touchdowns en cinco juegos consecutivos.

Jones creció en Florida jugando a nivel infantil, idolatrando a Tim Tebow, e incluso habiendo posado como modelo infantil en múltiples comerciales y anuncios. Un recluta de cuatro estrellas salido de la Bolles School, fue a Alabama en el 2017 después de comprometerse originalmente a Kentucky. Pasó temporada de redshirt antes de servir como suplente de Tua Tagovailoa por dos temporadas, pero reemplazó a Tagovailoa en el 2019 como titular del Crimson Tide por lesiones.

Aunque atrapó la atención nacional como quarterback de Alabama, Jones no entró a la campaña del 2020 con grandes expectativas. Ni siquiera era seguro que se mantuviera como titular, gracias a la presencia del freshman de cinco estrellas, Bryce Young, en Tuscaloosa. Pero, después de conseguir número de élite en ruta a un registro de 11-0, está en medio de la charla de la primera ronda. Kiper y McShay debatieron el status de Jones en noviembre, con Kiper notando la sagacidad de Jones en pases campo abajo. Jones tiene cuatro partidos con más de 400 yardas aéreas y seis con al menos cuatro pases de anotación este año. Alcanzó ambas marcas el sábado en una victoria durante un tiroteo contra Florida en el Juego de Campeonato de la SEC.

Jones ha iniciado apenas 15 partidos para el Crimson Tide, así que es posible que pueda optar por volver otra temporada para colocarse como el QB1 en la camada del 2022.

Números del 2020: 3,739 yardas aéreas, 76.5 por ciento de pases completos, 32 touchdowns y cuatro intercepciones (además de un touchdown terrestre).

Rankings: QB4 para Kiper (N° 15 global) | QB5 para McShay (N° 27 global).

Lo que sigue: ¿Completará Alabama su temporada invicta con un título nacional? Dos partidos quedan en el camino. El Tide se encontrará con Notre Dame en el Rose Bowl Game Presented by Capital One el 1° de enero (por ESPN) antes de un viaje potencial al juego por el campeonato. ¿Se declarará Jones al draft? Sabremos más cuando concluya la campaña de Alabama.

Kyle Trask, Florida Gators

Año: Senior de quinto año | Edad: 22 | Inicios de por vida: 21 | Estatura: 6' 5'' | Peso: 240

Ha sido un camino largo para Trask, pero su temporada de destape del 2020 lo pone con merecimiento en el grupo de pasadores de alto nivel en esta camada. Primero, ni siquiera inició para su equipo de preparatoria, después de su primera temporada. ¿Por qué? El ex pasador de los Houston Cougars y actual estelar de los Miami Hurricanes, D'Eriq King, también asistió a la Manvel High School de Texas. Cuando Trask se inscribió en Florida, tampoco vio demasiada acción; el 2016 fue una temporada de redshirt, y luego se mantuvo en la banca por dos años detrás de Feleipe Franks, quien también forma parte de la actual camada. Después de que Franks quedara lastimado en el 2019, no obstante, Trask ingresó y tiró para 2,941 yardas, 25 anotaciones y siete intercepciones. Retuvo el puesto, mientras que Franks transfirió a Arkansas.

Trask ha llevado su juego a otro nivel esta temporada. Impuso récord para Florida por mayor cantidad de touchdowns aéreos en una campaña (43), y se convirtió en el primer jugador de la FBS en 15 temporadas (único en la historia de la SEC) en tirar al menos tres pases de touchdowns en nueve partidos en fila. Lo ha hecho en 10 de 11 partidos de la temporada. Trask podría ser un finalista para el Trofeo Heisman.

Números del 2020: 4,125 yardas aéreas, 69.7 porcentaje de pases completos, 43 touchdowns y cinco intercepciones (además de tres touchdowns terrestres).

Rankings: QB6 para Kiper | QB6 para McShay

Lo que sigue: Será el Goodyear Cotton Bowl Classic para culminar la campaña de 8-3 de los Gators. Ese enfrentamiento del 30 de diciembre ante Oklahoma (por ESPN) será el partido colegial final para Trask. Pero, habiendo aceptado una invitación al Senior Bowl, gozará de otra oportunidad para demostrar que debe ser elegido en la primera ronda en abril entrante. Las actividades del Senior Bowl se llevarán a cabo durante la semana final de enero, en Mobile, Alabama.

Los mejores del resto

Aquí están los otros quarterbacks que vale la pena estudiar en la camada del 2021, y cada uno de ellos podría ascender en el proceso previo al draft (listados alfabéticamente):

Ian Book, Notre Dame Fighting Irish: Book tiene marca de 30-4 en su carrera como titular en Notre Dame, y ha lanzado 49 pases de touchdown contra solamente ocho intercepciones en el último par de campañas. Con 6 pies de estatura, Book carece del tamaño idóneo, pero Kiper lo tiene como su QB9 de esta clase. Lo pueden seguir frente a Alabama en el Rose Bowl Game Presented by Capital One el 1° de enero (por ESPN). Book también formará parte del Senior Bowl.

Sam Ehlinger, Texas Longhorns: Ehlinger ha lanzado para 11,019 yardas y puesto 126 touchdowns totales (93 por pase, 33 corriendo) a lo largo de 42 inicios para Texas desde el 2017. Su habilidad para ser doble amenaza podría ser atractiva para un equipo de NFL. Kiper y McShay lo tienen, ambos, como su QB10 de este año. Ehlinger y los Longhorns enfrentan a Colorado en el Valero Alamo Bowl el 29 de diciembre (por ESPN). Ehlinger también estará en el Senior Bowl.

Feleipe Franks, Arkansas Razorbacks: Transferido desde Florida, Franks se fracturó un tobillo en su temporada de junior con los Gators en el 2019, y perdió su puesto titular ante Kyle Trask. Completó el 68.5 por ciento de sus pases con 17 touchdowns y cuatro intercepciones en su temporada solitaria en Arkansas. Con 6 pies y 6 pulgadas, y 230 libras, Franks posee una carrocería lista para la NFL y un conjunto de habilidades que intriga, y Kiper piensa que puede ser elección de tercer día. Los Razorbacks enfrentan a TCU en el Mercari Texas Bowl el 31 de diciembre (por ESPN).

Kellen Mond, Texas A&M Aggies: Mond ganó 30 encuentros como titular para los Aggies, únicamente detrás de Corey Pullig (33) por la mayor cantidad de victorias de un quarterback en la historia de Texas A&M. Su precisión era una interrogante de cara a la temporada, pero completó el 63.5 por ciento de sus pases y tiró únicamente tres intercepciones como senior. McShay lo ranquea como su QB7 en la camada. Lo que sigue para A&M es el Capital One Orange Bowl el 2 de enero (por ESPN), y también estará presente en el Senior Bowl.

Jamie Newman, Georgia Bulldogs: Después delanzar 26 pases de touchdown y 11 intercepciones para Wake Forest en el 2019, Newman se unió a Georgia como graduado transferido. Antes de que arrancara la temporada, no obstante, Newman optó por no jugar, debido a preocupaciones en torno al COVID-19, así que no participó en una jugada para los Bulldogs. Con 6 pies y 4 pulgadas de estatura, Newman es otro de los pasadores que estarán presentes en el Senior Bowl el mes entrante.