Browns establecen récord de puntos en partido de playoffs

Cleveland terminó el primer cuarto con una ventaja 28-0 sobre Pittsburgh, fijando una marca en postemporada

Los Cleveland Browns regresaron a la postemporada después de casi dos décadas de ausencia y se aseguraron que su presencia no sea olvidada pronto.

En el primer cuarto de su partido de la Ronda Divisional contra los Pittsburgh Steelers, los Browns tomaron una ventaja 28-0, estableciendo un nuevo récord para un partido de playoffs.

Cleveland se convirtió en el primer equipo en la historia de los playoffs, desde la fusión de 1970, que anota 28 puntos en el primer cuarto de un partido, igualando a los Oakland Raiders de 1969 que anotaron 28 puntos contra los Houston Oilers en el primer cuarto de su victoria 56-7 en la Ronda Divisional de la AFL.

Ese fue el último año que la NFL y la AFL jugaron como ligas separadas antes de fusionarse.

El partido inició con un mal saque del centro Maurkice Pouncey que recuperó Karl Joseph en las diagonales para anotar el primer touchdown a los 14 segundos de juego.

En la siguiente serie ofensiva de Pittsburgh, el mariscal de campo Ben Roethlisberger lanzó una intercepción --la primera de tres-- a M.J. Stewart Jr. y los Browns capitalizaron la entrega con un pase de touchdown de Baker Mayfield a Jarvis Landry.

Con 4:40 por jugar, Kareem Hunt se escapó 11 yardas para anotar su primer touchdown del partido y puso el marcador 21-0.

Antes de finalizar el primer cuarto, con los Browns ganando 21-0, Roethlisberger tuvo su segunda entrega cuando Sheldrick Redwine le robó un pase dirigido a Diontae Johnson, la respuesta de Cleveland fue otro acarreo anotador de Hunt.

Esta es la primera vez los Steelers son superados por 28 puntos en un cuarto desde octubre de 1971 frente a los Kansas City Chiefs.

Para los Browns, es la primera vez que fuerzan cuatro entregas de balón en un partido de playoffs desde la Ronda Divisional de 1968 contra los Dallas Cowboys, además Kareem Hunt se convirtió en el primer jugador de Cleveland con dos acarreos de touchdown en un partido de postemporada desde Earnest Byner en la Ronda Divisional de 1985 frente a los Miami Dolphins.