Leonard Floyd, el último cazamariscales de primera ronda que resurgió en Rams

Llegó la revancha para Floyd, no solo contra los Bears, sino contra él mismo y ahora es pieza clave en Rams

THOUSAND OAKS, Calif. – Pese al fracaso del ex seleccionado en la primera ronda con los Chicago Bears, el apoyador externo Leonard Floyd es una prueba de que a veces todo lo que un jugador necesita es un nuevo comienzo.

En una temporada en Los Angeles Rms, Floyd se ha ganado el cariño de sus compañeros de equipo mientras producía a un nivel de Pro Bowl a pesar de ser desairado por el mismo Pro Bowl.

“Es relajado, tranquilo”, describió el profundo de los Rams, John Johnson III. “Es como un asesino silencioso”.

Floyd causó estragos en los mariscales de campo como un contribuyente clave en la defensiva de los Rams, que acabó con el mariscal de campo Russell Wilson y el campeón de la NFC Oeste, Seattle Seahawks, para avanzar a la ronda divisional de los playoffs, donde enfrentarán a Aaron Rodgers y a los Green Bay Packers, cabeza de serie de la NFC en Lambeau Field.

“Ha hecho un gran trabajo para nosotros”, dijo el entrenador de los Rams, Sean McVay. “Ha sido tan firme, tan consistente, tan versátil”.

Floyd ha seguido el modelo ejecutado por Dante Fowler Jr. –brillando con los Rams después de fallar en otras partes siendo selección de primera ronda. Floyd, un larguirucho de 6 pies y 5 pulgadas y 240 libras, tuvo tres actuaciones de múltiples capturas este año, terminando la temporada regular con un récord personal de 10.5 sacks y un considerable cheque de bono después de superar la marca de 10 en la Semana 17 para ganar un incentivo de 1.25 millones.

“Agradezco a mis compañeros de equipo y al cuerpo técnico por creen en mí y ayudarme en el camino para llegar aquí”, reconoció Floyd después del final de la temporada regular.

“Él encaja muy bien con nuestro equipo y cómo queremos jugar”, apuntó el coordinador defensivo Brandon Staley, quien entrenó a Floyd durante dos campañas en Chicago.

Los Bears seleccionaron a Floyd con el noveno pick global en el draft de 2016 y ejercieron la opción de quinto año en su contrato de novato antes de la temporada 2019. Sin embargo, antes de que el ex destacado de Georgia llegara a su quinta temporada en Chicago, los Bears lo liberaron por falta de producción. En cuatro años no pudo presionar consistentemente a los mariscales rivales, compilando solo 18.5 capturas y un balón suelto forzado.

A instancias de Staley, los Rams firmaron a Floyd con un contrato de prueba por un año y 10 millones y se destacó.

“Simplemente estar alrededor de un grupo diferente de muchachos y salir a jugar con ellos, es muy diferente”, subrayó Floyd, quien cumplió 28 años el pasado mes de septiembre, “y lo estoy disfrutando”.

Floyd juega al borde de una defensiva digna de Super Bowl que registró 53 capturas en temporada regular (2da en la NFL) e incluye al dos veces Jugador Defensivo del Año de la NFL Aaron Donald, Michael Brockers y Sebastian Joseph-Day a lo largo de la línea defensiva. Se alinea en una rotación de apoyadores que incluye a Justin Hollins, Ogbonnia Okoronkwo y Samson Ebukam.

“Es un jugador inteligente”, apunta Donald, quien pasó a explicar los movimientos rápidos de Floyd y cómo trabaja en conjunto con él. “Tener la capacidad de hacer eso y trabajar con un tipo que entiende el futbol americano y sabe cómo enfrentarse a los chicos, ha sido enorme para nosotros”.

Floyd se estableció con su primera actuación con múltiples capturas en la victoria de Semana 7 sobre los Bears, lo que estuvo lejos de ser una coincidencia, ya que admitió antes del partido que sintió más energía y motivación frente a su ex equipo.

“Fue algo emotivo”, dijo Floyd después de la revancha y tomando un balón del juego. “Pero traté de no meterme demasiado en el lado emocional”.

Las otras actuaciones de varias capturas se produjeron contra Seahawks con Floyd atrapando a Wilson en varias ocasiones. Capturó al mariscal, ocho veces de Pro Bowl, en cinco combinadas en sus enfrentamientos de temporada regular (tres en la Semana 10, dos en la 16), luego derribó a Wilson dos veces más cuando Rams eliminaron a Seattle el sábado en el juego de comodines.

Staley reconoció que la presencia de Donald --quien ha atraído 327 equipos dobles, récord de liga—hace a cada jugador de la defensiva más productivo.

Fowler experimentó un resurgimiento similar cuando se unió a los Rams durante una temporada y media antes de ganar un día de pago como agente libre con los Atlanta Falcons. Pero Staley se mantuvo firme en que la gran temporada de Floyd se sostiene por sí sola.

“Juega tan bien como lo hemos visto”, enfatizó Staley. “Creo que se ha convertido en la mejor versión de sí mismo”.

La única pregunta que queda es si los Rams podrán permitirse el lujo de mantener a Floyd, con su contrato que expira después de la temporada.

“Nos gustaría”, aceptó McVay. “La respuesta es absolutamente sí”.