Chiefs, incluso sin Patrick Mahomes, están en buenas manos con Chad Henne

play
¿Lo arriesgas ante los Bills? (2:06)

'Tiene que pasar por los protocolos de conmoción.' (2:06)

Sus compañeros de equipos y su entrenador confían en él y destacan su profesionalismo

KANSAS CITY, Mo. – Los jugadores de los Kansas City Chiefs, Tyrann Mathieu y Chad Henne, generalmente llegan temprano al trabajo todos los días. Durante algunas de esas mañanas, el veterano llegó a conocer al mariscal de campo suplente lo suficientemente bien como para llegar a la opinión de que los Chiefs estarían bien si alguna vez necesitaran la ayuda de Henne para ganar un partido.

“Es un gran tipo. Una de las cosas que realmente he notado de él, es que es un verdadero profesional. Es uno de esos tipos que es un verdadero veterano que siempre está listo. Si puedes ver a este tipo todos los días el lunes hasta el sábado, sigue la misma rutina que si fuera a jugar esa semana”, señaló Mathieu.

“Si pudieses verlo en el último juego de la temporada regular contra los Chargers, hubieses visto a un tipo que entendía la ofensiva. Un tipo que sabía a dónde se supone que debría ir el balón y lo consiguió”.

Sin embargo, el partido contra los Chargers no tuvo sentido, con el sembrado #1 de la AFC ya asegurado. Henne tuvo la oportunidad de demostrar su valía en la temporada de los Chiefs en su juego durante el partido de postemporada de Ronda Divisional del domingo contra los Cleveland Browns, y cumplió. Con el mariscal de campo titular Patrick Mahomes descartado debido a una conmoción cerebral, Henne le dio a los Chiefs jugadas decisivas en jugadas seguidas que le permitieron a su equipo continuar con la última serie del partido y contener a los Browns 22-17.

Henne primero corrió para 13 yardas en un tercer intento, terminado barrido para un esfuerzo de primero y diez. Sin embargó se quedó corto y en cuarta oportunidad y una, lanzó a Tyreek Hill para 5 yardas y permitir a los Chiefs continuar la serie y agotar el reloj.

Después del cotejo, Mahomes tuiteó con la etiqueta #HenneThingIsPossible, y ese hastag comenzó a ser tendencia. Otro hashtag, #HenneGivenSunday, también estaba rondando.

Las cuentas de redes sociales de Henne no incluyen Twitter, por lo que podría no haber sabido nada de esto si no le hubieran dicho.

“No creo que #HenneGivenSunday o #HenneThingIsPossible vayan a aparecer en LinkedIn”, bromeó Henne. “Es genial para (Mahomes) tener confianza”.

“Una vez llegué a este grupo, todos confiaron en mí. Me empujaban, me respaldaban, y este es un gran equipo. Es una gran oportunidad para salir y jugar con este equipo y salir con la victoria”.

El pase a Hill no fue extraordinario. Henne tomó el balón en formación escopeta, se movió unos pasos a su derecha y lanzó al descubierto Hill. Lo extraordinario fue que el entrenador Andy Reid confiara lo suficiente en un mariscal de campo suplente poco usado para tratar de convertir en una situación así, con menos de dos minutos restantes en el juego.

“Cuando estás cerca de él, lo sabes”, señaló Reid cuando se le preguntó por qué tenía ese tipo de confianza en Henne. “Todo el mundo tiene plena confianza en él”.

“Creo que todos recordaremos eso, esa carrera y el salto y luego el lanzamiento”.

Henne no había sido considerado por los Chiefs o cualquier otro equipo como un héroe a largo plazo. Seleccionado en la segunda ronda en 2008 por los Miami Dolphins de Michigan, su única titularidad desde 2014 –cuando estaba con los Jacksonville Jaguars- había llegado en el juego sin nada por lo cual pelear de la Semana 17. La victoria del domingo fue la primera aparición en los playoffs para Henne, de 35 años, en sus 13 temporadas en la NFL.

“Siempre soy un competidor, y a lo largo de los años, si salía a mi manera o no, sentía que todavía amaba el juego, que me encantaba estar en el vestuario y, especialmente, venir aquí me iluminó”, aceptó Henne cuando se le preguntó por qué, después de todos estos años, todavía persigue el sueño del mariscal de campo.

“El entrenador Reid, su personal y los jugadores aquí sacaron mucho de mí y especialmente Patrick… Me ayudó más de lo que siento que le ayudé a él. Es un placer estar aquí, y es por eso que juego y me preparo cada semana para ser el mejor yo y divertirme con los chicos”.

El ala cerrada Travis Kelce, destacó, al igual que Mathieu, que vio señales de que Henne estaría cuando los Chiefs lo necesitaran.

“En primer lugar, es un profesional. Viene a trabajar todos los días sabiendo que está a un paso de convocar jugadas y estar para llevarnos a la victoria. En segundo lugar, es un competidor. Ese tipo, no importa lo que sea, está listo, encendido para jugar y lo amamos por eso”.

“Efectivamente, cuando entró en el juego, nada cambió realmente. Todavía teníamos el juego con nosotros. Sabíamos que podíamos anotar puntos con Chad y podíamos mover el balón por el campo. El tercer intento fue obviamente una valiente jugada. Todo el mundo sabía que tenía eso en él; poner su cuerpo en la línea por el equipo”.

Henne volverá a la banca para el juego de Campeonato de la AFC del próximo domingo contra los Buffalo Bills si Mahomes aprueba los protocolos de conmoción cerebral. Pero comenzará el juego si Mahomes no está listo.

De cualquier manera, ya tiene un lugar en el éxito de su equipo.

“Ver a Chad Henne correr, tratar de conseguir el primero y diez, todo es corazón”, subrayó Mathieu. “Esos son los momentos que levantan a los equipos. Esos son los momentos que generan confianza”.