Michael Thomas se someterá a cirugías múltiples en el tobillo

Una fuente dijo que el Michael Thomas probablemente sabía que se trataba de la última temporada de Drew Brees, y no quería perderse la oportunidad de tratar de ganar un Super Bowl con él

METAIRIE -- El receptor abierto de los New Orleans Saints, Michael Thomas, probablemente se someterá a cirugías en un deltoide desgarrado y otros ligamentos lesionados en el tobillo que le plagaron a lo largo de toda la temporada, dijo una fuente a Adam Schefter de ESPN este martes.

La expectativa es que Thomas se recupere a tiempo para las actividades organizadas del equipo en el verano bajo un calendario normal de receso de campaña, de acuerdo a la fuente.

Thomas sufrió la lesión en la parte alta del tobillo por primera ocasión durante los minutos finales de la Semana 1, y se perdió un total de nueve encuentros en la campaña regular. Sin embargo, la fuente dijo que el receptor probablemente sabía que se trataba de la última temporada de Drew Brees, y no quería perderse la oportunidad de tratar de ganar un Super Bowl con él.

Thomas a menudo se perdió todos los entrenamientos de la semana, pero podía participar en los juegos, muy por debajo de su 100 por ciento y tomando medicamentos para el dolor, de acuerdo a la fuente. Los coaches le dijeron que, incluso con el grado de sus lesiones, que estaban mucho mejor con él que sin él.

Thomas llegó a la lista de reservas lesionados de las Semanas 15 a la 17 para intentar sanar tanto como pudiera para los playoffs. Regresó con cinco atrapadas para 73 yardas y su primer touchdown de la temporada en la victoria de Ronda de Comodines sobre los Chicago Bears. No obstante, tuvo cero recepciones en cuatro pases dirigidos en la derrota de Ronda Divisional ante los Tampa Bay Buccaneers, incluyendo un casi touchdown en que se determinó que su rodilla estaba fuera del terreno de juego.

Thomas también se perdió los duelos de las Semanas 2 a la 8 después de sufrir la lesión en primera instancia, y después verse disciplinado por un juego debido a un altercado en una práctica que incluyó un puñetazo a su compañero de equipo C.J. Gardner-Johnson, y después sufrir una lesión de tendón de la corva durante su recuperación.

Finalizó la temporada regular con 40 atrapadas para 438 yardas y cero touchdowns en siete juegos, apenas una campaña después de imponer récords de la NFL con 149 atrapadas en el 2019. Sin embargo, sí tuvo un par de partidos con nueve atrapadas y más de 100 yardas en recepciones durante el lapso de cuatro encuentros que inició Taysom Hill como quarterback mientras Brees estuvo marginado por lesiones propias.

Las 510 recepciones de por vida de Thomas son la mayor cantidad para un jugador en las primeras cinco campañas de su carrera de NFL.