Chad Henne ya respondió una vez a la confianza de los Chiefs

Chad Henne protagonizó dos jugadas temerarias en los últimos minutos del tiempo regular; y en realidad, requirió de suerte tan sólo para jugar el encuentro

KANSAS CITY -- El quarterback de 35 años que había deambulado sin pena ni gloria por otros equipos a lo largo de su carrera terminó ayudando a que los Kansas City Chiefs avanzaran a la final de la Conferencia Americana.

Chad Henne protagonizó dos jugadas temerarias en los últimos minutos del tiempo regular. Y en realidad, requirió de suerte tan sólo para jugar el encuentro.

Henne pasó casi una década con los Miami Dolphins y Jacksonville Jaguars, lugares donde podría ser descrito como mediocre. Acumuló una foja de 18-35 como titular para las dos franquicias en constante reconstrucción. Tras ser dado de baja en el 2017 por los Jaguars, tuvo que pelear con otro veterano, Matt Moore, para convertirse en el suplente de Patrick Mahomes.

“Fue casi como lanzar una moneda al aire”, admitió esta semana el coach de los Chiefs, Andy Reid

Henne obtuvo el trabajo. Tres años después encontró la oportunidad de recompensar a los Chiefs por confiar en él. Mahomes abandonó el terreno en el tercer periodo del duelo divisional ante los Cleveland Browns con una conmoción cerebral y Henne ingresó.

¿Qué hizo que Henne continuara cuando los Dolphins ya no lo querían y los Jaguares lo dejaron ir? ¿Qué le dio la humildad para aceptar ser el suplente de un prometedor joven, sin certeza de que volvería a estar en el campo?

“Creo que fue mi personalidad”, dijo Henne. “Siempre he sido competitivo, durante todos estos años sin importar que las cosas sucedieran para mí o no. Sentía que aún amaba el juego”.

Henne se fracturó el tobillo en la pretemporada anterior y otra vez pareció cerca del retiro, especialmente cuando el equipo firmó a Moore, quien tuvo éxito cuando Mahomes se lesionó una rodilla. Pero Henne decidió someterse a una extenuante rehabilitación y regresó con el equipo para la postemporada.

Hay señales de que Mahomes recibirá autorización para enfrentar a los Buffalo Bills el domingo y Henne volverá a estar listo como suplente. Pero si continúan los síntomas de la conmoción y Mahomes no puede salir al campo, los Chiefs tienen confianza que Henne los pueda llevar al Super Bowl.