Lecciones de la victoria de los Buccaneers sobre Packers

Los Tampa Bay Buccaneers se convirtieron en el primer equipo en avanzar al Super Bowl con su victoria 31-26 sobre los Green Bay Packers en el Juego por el Campeonato de la NFC.

Los Bucs establecieron condiciones desde el principio del partido y capitalizaron las entregas de balón de los Packers para tomar una ventaja que terminó siendo abrumadora para el sembrado N° 1 de la Conferencia Nacional.

Este fue el tercer partido consecutivo que ganan los Buccaneers como visitantes en los playoffs luego de superar a Washington (Ronda de Comodines) y New Orleans Saints (Ronda Divisional).

Pero, ¿qué fue lo aprendimos de esta histórica victoria de Tampa Bay sobre Green Bay? Estas son las lecciones:

Momento clave: Los Buccaneers han sido muy efectivos durante la postemporada convirtiendo en puntos las entregas de balón de sus rivales y esta vez no fue la excepción.}

Al inicio de la segunda mitad, con la ventaja 21-10, la defensiva de los Bucs frenó el ímpetu de Green Bay en los primeros minutos provocando un balón suelto de Aaron Jones que Jordan Whitehead devolvió hasta la yarda 8. En la siguiente jugada, Tom Brady se conectó con Cameron Brate para despegarse 28-10, un golpe directo al corazón de los Packers.

Figura clave: Brady. No hace falta decir más, si no fuera por Brady los Buccaneers no habrían estado en posición de llegar hasta donde están.

Es cierto que cometió errores en la segunda mitad que los Packers no supieron aprovechar, sin embargo, Brady sí castigó las entregas de Green Bay para tomar una ventaja que fue irreversible y ahora se prepara para jugar su décimo Super Bowl.

Por si algo le faltaba a la ilustre carrera de Brady, ahora estará con el primer equipo que juega el Super Bowl en su propio estadio.

La estadística clave: Cinco. La defensiva de los Buccaneers no dio respiro a Aaron Rodgers, presionándolo constantemente y terminó con cinco capturas.

Saquill Barrett tuvo una tarde memorable con tres capturas y Jason Pierre-Paul contribuyó con un par más, además tuvieron cuatro tacleadas detrás de la línea de golpeo para poner a los Packers en posición desfavorable la mayor parte del tiempo.

Lo que sigue: Los Buccaneers volverán a casa para disputar el Super Bowl y esperarán al ganador del duelo entre los Buffalo Bills y Kansas City Chiefs.

Tampa Bay tendrá dos semanas de descanso que serán cruciales para recuperar jugadores lesionados como el receptor abierto Antonio Brown, quien no fue activado para enfrentar a los Packers.

La estadística alentadora para los Bucs es que son el quinto equipo que llega al Super Bowl avanzando desde la Ronda de Comodines y los cuatro anteriores (Packers, New York Giants, Pittsburgh Steelers y Baltimore Ravens) terminaron siendo campeones.

Para Green Bay este es un golpe anímico terrible, era la primera vez que Rodgers jugaba una Final de Conferencia como local y terminó cayendo frente a sus aficionados.

La plantilla de los Packers tiene pocos huecos, pero no estaría mal enfocarse en conseguir corredores y esquineros para reforzar esas posiciones.