Jason Witten se retira de la NFL, por segunda ocasión

FRISCO -- Después de 17 temporadas, Jason Witten se retira de la NFL.

Pretende firmar un contrato de un día y retirarse como miembro de los Dallas Cowboys en marzo, cuando su contrato con Las Vegas Raiders expire a finales del año de la liga.

Witten, de 38 años de edad, jugó 16 temporadas para los Cowboys y pasó la campaña del 2020 con los Raiders. Ningún ala cerrada en la historia de la NFL jugó en más partidos que los 271 de Witten, y solamente el miembro del Salón de la Fama, Tony Gonzalez, acumuló más recepciones y yardas en la posición.

"Un coach me dijo una vez, 'El legado de los héroes es el recuerdo de un gran nombre y la herencia de un gran ejemplo'", dijo Witten a ESPN. "Mientras me despido, me voy sabiendo que, por 17 temporadas, le di mi todo absoluto. Estoy orgulloso de mis logros como jugador de fútbol americano sobre el campo, y el ejemplo que intenté poner fuera de él. El fútbol americano es un gran juego que me enseñó lecciones valiosas, y ansió poder pasar ese conocimiento a la siguiente generación".

Se retiró en primera instancia después de la temporada del 2017, y pasó el 2018 como analista para el "Monday Night Football" de ESPN, pero optó regresar a los Cowboys en el 2019.

Un recluta de tercera ronda del 2003, Witten se convirtió en uno de los mejores alas cerradas en la historia de la NFL. Fue nombrado en 11 ocasiones al Pro Bowl 11, empatando al liniero defensivo del Salón de la Fama, Bob Lilly, por la mayor cantidad en la historia de Dallas, y fue considerado un ala cerrada completo por su habilidad para bloquear, además de su capacidad para atrapar pases. En el 2012, fue nombrado el ganador del NFL's Walter Payton Man of the Year Award por su trabajo con su esposa, Michelle, a través de su fundación.

Es el líder histórico para los Cowboys en recepciones (1,215) y yardas (12,977), y es segundo en recepciones de touchdown (72). Sumó cuatro campañas de al menos 1,000 yardas y en el 2012 impuso récord por mayor cantidad de recepciones por un ala cerrada (110), uno que eventualmente fue superado.

Impuso marca del club con 255 partidos, incluyendo 245 inicios, otra marca del club. Se perdió solamente un juego en su carrera por una fractura en la mandíbula, como novato. Atrapó 13 pases para 69 yardas y dos touchdowns para los Raiders, pero fue elogiado por el head coach Jon Gruden y el también ala cerrada Darren Waller por su mentoría.

Una carrera como coach ha sido mencionado como posibilidad como la siguiente movida de Witten. Ha sido vinculado a oportunidades en la NFL y a nivel colegial de inmediato, en caso de que decida comenzar esa senda. Sin lugar a dudas, formará parte del Anillo del Honor de los Cowboys, y será elegible para el Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional en el 2026.