Aaron Rodgers gana premio al Jugador Más Valioso de la NFL

El quarterback recibió el galardón por tercera ocasión en su carrera luego de guiar a los Packers a un récord 13-3 en el 2020

La NFL entregó este sábado por la noche sus reconocimientos individuales de la temporada del 2020.

El mariscal de campo estelar de los Green Bay Packers, Aaron Rogers, fue el gran ganador de la velada al ser elegido Jugador Más Valioso de la NFL por tercera ocasión en su carrera.

Este sábado por la noche en NFL Honors, el quarterback recibió el galardón luego de una temporada en la que lideró la NFL con 48 pases de touchdown y fue elegido al primer equipo All-Pro.

Ahora Rodgers está empatado en el segundo lugar de la historia con tres premios de Jugador Más Valioso con Tom Brady, Jim Brown, Brett Favre (único en conseguirlo en tres años consecutivos) y Johnny Unitas. Peyton Manning está en la primera posición con cinco galardones.

Rodgers llevó a los Packers a un récord 13-3 esta campaña y una aparición en el Juego por el Campeonato de la NFC, donde cayeron 31-26 ante los Tampa Bay Buccaneers. Durante la temporada regular completó 372 pases para 4,299 yardas con 48 pases de anotación y apenas cinco intercepciones.

Esta es la novena ocasión que un jugador de los Packers gana el premio a Jugador Más Valioso, cuatro galardones más que los dos equipos más cercanos, San Francisco 49ers e Indianapolis Colts.

El corredor de los Tennessee Titans, Derrick Henry, fue elegido Jugador Ofensivo del Año luego de colocarse en la quinta posición de la historia de yardas terrestres en una misma temporada.

Henry terminó la campaña con 2,027 yardas terrestres y 17 touchdowns, convirtiéndose en apenas el sexto jugador en la historia de la liga en liderar la liga en yardas terrestres y touchdowns en campañas consecutivas.

Las 2,027 yardas terrestres de Henry se ubican detrás de Eric Dickerson (2,105 en 1984), Adrian Peterson (2,097 en el 2012), Jamal Lewis (2,066 en el 2003) y Barry Sanders (2,053 en 1997), de ellos, solo Sanders y Peterson lograron ganar el premio al Jugador Más valioso

Por su parte, El quarterback de Los Angeles Chargers, Justin Herbert, reclutado con la sexta selección global del draft, fue elegido Novato Ofensivo del Año.

Herbert terminó la campaña con 31 pases de touchdown --un récord histórico para novatos-- y 4,336 yardas aéreas, segunda mayor cantidad de la historia detrás de las 4,374 de Andrew Luck en el 2012, en 15 partidos con los Bolts.

Herbert se unió al corredor Don Woods (1974) como los únicos jugadores de la franquicia que han recibido el reconocimiento.

Aaron Donald ganó nuevamente el premio al Jugador Defensivo del Año luego de una temporada en la que fue elegido al primer equipo All-Pro y tuvo 45 tacleadas, 14 de ellas detrás de la línea de golpeo, 13.5 capturas cuatro balones sueltos forzados, un balón suelto recuperado, un pase desviado y 28 golpes al quarterback.

Este es el tercer galardón para Donald, estrella de Los Angeles Rams, quien también ganó el premio en el 2017 y 2018, uniéndose a Lawrence Taylor y J.J. Watt como los únicos jugadores en la historia en ganarlo tres veces.

Luego de su gran año con Washington, el cazamariscales Chase Young fue galardonado como Jugador Defensivo del Año.

Young terminó con 7.5 capturas, cuatro balones sueltos forzados y tres balones sueltos recuperados, ayudando a Washington a ganar la NFC Este y avanzar a la postemporada.

Young se convirtió en el primer jugador de Washington que gana el premio a Jugador Defensivo del Año, ahora las únicas franquicias que no tienen a ningún jugador con este reconocimiento son los Dallas Cowboys, Cincinnati Bengals, Tampa Bay Buccaneers, Jacksonville Jaguars y Minnesota Vikings.

El quarterback Alex Smith, compañero de Young en Washington, fue galardonado como Jugador Regreso del Año luego de su vuelta de una grave lesión en la pierna que sufrió en el 2018.

Smith se perdió toda la temporada del 2019 y regresó en la Semana 5 de esta temporada con Washington, contribuyendo para la reacción de la ofensiva y ayudar al equipo a alcanzar los playoffs.

En total, Smith se sometió a 17 cirugías por su fractura expuesta de tibia y peroné, además batalló con una infección que puso en riesgo su vida.

Kevin Stefanski fue reconocido como Entrenador en Jefe del Año. El coach de los Cleveland Browns logró el primer boleto de playoffs para su equipo desde el 2002 en su primera campaña al frente de los Browns, que también ganaron su primer partido de postemporada desde 1994.

Stefanski terminó la campaña con récord 11-5, ganándose un lugar de comodín en la Conferencia Americana. Stefanski llegó a Cleveland luego de una larga carrera como asistente de los Vikings desde el 2006 al 2019, donde fue entrenador de mariscales de campo, alas cerradas, corredores y coordinador ofensivo.

El coordinador ofensivo de los Buffalo Bills, Brian Daboll, fue revelado como coach asistente del año. Daboll fue instrumental para que el quarterback Josh Allen mostrara una de las mejorías más notables de una temporada a otra en la historia reciente, y para que los Bills llegaran hasta el Juego de Campeonato de la AFC; donde cayeron ante los eventuales campeones de la AFC, Kansas City Chiefs. Daboll asumió el puesto en el 2018. Previamente, trabajó con los Miami Dolphins, New England Patriots, New York Jets, Cleveland Browns, y Chiefs en sus paradas de NFL.

Finalmente, el quarterback de los Seattle Seahawks, Russell Wilson, fue reconocido como el Walter Payton Man of the Year, entregado anualmente al jugador que más brilla por su trabajo caritativo fuera del campo, así como sus logros dentro de él.

Desde el 2017, los ganadores de este premio portan un parche con el trofeo del mismo en sus jerseys.