"Bastante inusual"; ¿cómo llega un tackle del calibre de Trent Williams a la agencia libre?

El tackle izquierdo es el punto focal para un receso de temporada de los Niners que puede ir en muchas direcciones

SANTA CLARA -- En un receso de temporada lleno de incertidumbre para los San Francisco 49ers, una cosa que se sabe con certeza es que su mayor prioridad es retener al tackle izquierdo estelar Trent Williams.

Los Niners quieren a Williams. Y Williams, quien está por convertirse en agente libre sin restricciones el 17 de marzo, ha dejado en claro que le gustaría quedarse. Parece sencillo, ¿no es así?

Como es a menudo el caso cuando se trata de múltiples millones, no es tan simple. Con la posibilidad de ver cuánto podría obtener en el mercado abierto por primera ocasión en su carrera, Williams probablemente desee probar las aguas.

"San Francisco sería el candidato principal, en todo caso", dijo Williams en enero. "Así que, incluso si alcanzo la agencia libre, no será porque intento llegar a otro sitio. Podría ser simplemente porque quiero conocer mi valor. Han sido 11 años en esta liga, y todavía no veo a un tackle izquierdo franquicia alcanzar el mercado abierto. Pienso que sería interesante ver cuánto valor tengo".

Nada se ha acordado hasta ahora entre los Niners y Williams, pero no es por falta de intentos. Antes del término de la temporada pasada, los Niners y Williams tuvieron discusiones acerca de un contrato a largo plazo. No se llegó al convenio entonces, ni hasta este momento.

Lo que complica todavía más las cosas, los 49ers no tienen la opción de designar a Williams como jugador franquicia, después de añadir una cláusula en su reestructuración contractual que lo prohibía después de que su canje a San Francisco se hiciera oficial. Encima de eso, el tope salarial de la NFL se espera caiga al rango de los 180 o 185 millones de dólares, dejando a los 49ers con un estimado de 13 a 18 millones en espacio para maniobrar antes de realizar cualquier movida para liberar más.

Todo eso significa que existe una posibilidad real, que crece con cada día que pasa, para que Williams logre investigar al menos lo que los equipos están dispuestos a ofrecer por sus servicios.

"Pienso que es bastante inusual para un tipo como él [que llegue al mercado abierto]", dijo Mike Tannenbaum, analista de directivas de la NFL para ESPN.

Tannenbaum cita a Branden Albert, Nate Solder y, si se remueve la designación de tackle derecho o izquierdo, a Jack Conklin como comparaciones relativamente recientes para jugadores que se han convertido en agentes libres. Ninguno de ellos ha tenido el currículo de Williams. Se trata de un ocho veces seleccionado al Pro Bowl que reafirmó ese calibre con una campaña dominante en el 2020 tras perderse el 2019 por una rara forma de cáncer y una disputa sobre el manejo de su salud y su status contractual con el Washington Football Team.

"Trent ha sido un compañero grandioso, un competidor grandioso, y obviamente uno de los tackles ofensivos de la élite en el fútbol americano, dijo el tackle derecho Mike McGlinchey. "El trabajo que ha hecho para nosotros este año habla volúmenes, y espero en Dios que lo podamos retener por un poco más".

Williams es el punto focal para un receso de temporada de los 49ers que puede ir en muchas direcciones.

Para retenerlo, los 49ers probablemente deberán pagar a Williams en línea con lo que cobran los tackles izquierdos premier de la liga, como son Laremy Tunsil, Ronnie Stanley y David Bakhtiari. Cada uno firmó un acuerdo promediando entre 19.75 millones de dólares (Stanley) a 23 millones de dólares (Bakhtiari) por campaña en el último año.

Williams, de 33 años de edad, tiene mayor edad que cualquiera de los cinco tackles mejor pagados en la NFL, por al menos tres años. Eso, y su historial de lesiones podrían mantener su costo no tan elevado, pero eso probablemente quedará negado por el hecho de que se trata de un jugador de élite en una posición crítica, a punto de conocer el mercado abierto.

"¿Cómo nivelaría habilidad y edad? Ingresaría el promedio anual que merece como Bakhtiari, Tunsil, tendría que pensar en, al menos, 20 millones anuales", de acuerdo a Tannenbaum . "Luego, desde un punto de vista de garantías, él podría tener que asumir un poco más de riesgo por la edad, pero si finaliza la temporada, ciertamente deberá ser compensado de modo consistente con todos esos jugadores".

Sin lugar a dudas, se trata de números enormes para un equipo al que no le sobra espacio bajo el tope salarial que estará compitiendo contra equipos con mejores posibilidades para absorber ese elevado precio. Clubes como los Jacksonville Jaguars e Indianapolis Colts poseen huecos evidentes en la posición, y espacio de sobra para ofrecer acuerdos lucrativos a Williams, quien ha dicho que no le interesa meterse a una situación de reconstrucción.

¿Aceptaría Williams menos dinero para quedarse con los Niners en caso de que otro club ofrezca más?

"No sé si 'descuento' sería la palabra adecuada, pero por lo que respecta al pago, se puede llegar a un compromiso con eso", señaló Williams. "Hay tantos modos diferentes de hacer que encaje un contrate".

Una posibilidad es seguir un camino similar a lo que hicieron los 49ers con el liniero defensivo Arik Armstead la temporada pasada. Armstead era una prioridad de agencia libre, y los Niners tenían una cantidad similar de espacio bajo el tope salarial de cara a aquella campaña que en este año. Armstead llegó el mercado abierto, pero los Niners eventualmente cerraron el trato después de que Armstead recibiera algunas ofertas durante el periodo de negociación legal.

Es más, los 49ers estructuraron el convenio de Armstead para limitar sus impactos contra el tope salarial a 6 millones de dólares en el 2020 y 12.5 millones en el 2021 en un convenio que promedia 17 millones anuales. Lo consiguieron entregándole un bono por firmar de 25 millones de dólares que se paga de principio, pero que se reparte a lo largo de los cinco años del acuerdo contra el tope salarial.

Algo similar con Williams, donde reciba un bono por firmar importante junto con salarios garantizados en la primera o primeras dos temporadas, podrían tener sentido antes de que el tope salarial se infle a partir del 2023 y más allá, cuando se espera que regrese a su normalidad.

Si los 49ers son incapaces de retener a Williams, podría crear un cambio significativo en el plan de receso de temporada. En lugar de un pago enorme para Williams, ese dinero podría repartirse a otras posiciones, posiblemente incluyendo a un tackle izquierdo menos costoso como reemplazo. Lo más probable sería entonces que la posición de tackle izquierdo se convierta en la mayor prioridad para el equipo en el draft de la NFL, y permitiría a los 49ers ingresar al mercado en busca de un más caro complemento para el cazador de quarterbacks, Nick Bosa.

Y, ¿si se queda Williams? Posiblemente signifique que los Niners deberán despedirse de algunos de sus propios agentes libres que quizás deseen retener.

"Siempre se reduce a la repartición", señaló Tannenbaum. "Así que, básicamente, lo que quieres decir es, 'Ey, miren, si nos estiramos con Trent, aquí está lo que ya no podemos hacer'. Pienso que han hecho un muy buen trabajo de eso. Como ellos dijeron, 'No podemos pagarle a DeForest Buckner, así que vamos a tener que reclutar a Javon Kinlaw'. Son el tipo de cosas que hay que estudiar, así que, si sientes que debes retener a Trent, entonces acá está lo que no se puede hacer".