Buccaneers emplean etiqueta de jugador franquicia con Chris Godwin

La movida significa que Tampa Bay podría permitir al linebacker Shaquil Barrett alcanzar la agencia libre

Los Tampa Bay Buccaneers usaron la etiqueta de jugador franquicia con el receptor abierto Chris Godwin, anunció el equipo este jueves.

La designación costará a los Bucs alrededor de 16.5 millones de dólares y significa que no podrán hacer lo propios con el linebacker externo Shaq Barrett, quien cobró 15.8 millones de dólares jugando bajo la misma designación la temporada pasada. Etiquetar nuevamente a Barrett en el 2021 hubiera costado a los Bucs 18.96 millones de dólares, un 120 por ciento de lo que recibió en el 2020. Barrett se convertirá en agente libre.

Los Bucs necesitarán realizar una serie de movimientos ahorradores de dinero para retener al jugador, dado que proyectaban solamente contar con unos 15 millones de dólares en espacio salarial antes de etiquetar a Godwin, asumiendo que el tope salarial queda en 181 millones de dólares (la NFL no ha anunciado un número oficial para el 2021).

Al etiquetar a Godwin, los Buccaneers hicieron de su regreso una prioridad para emparejarlo a Mike Evans, receptor abierto principal del equipo. Con la oferta de jugador franquicia, los Bucs estarán destinando un combinado de 33.1 millones de dólares a Evans y Godwin en el 2021.

"No es malo jugar con dos receptores abiertos N° 1, eso es seguro, cuando son tan buenos como nuestros dos N° 1s", declaró el head coach Bruce Arians el mes pasado.

Un recluta de tercera ronda de los Buccaneers en el 2017, Godwin ascendió hasta la titularidad en el 2019, cuando fue elegido al Pro Bowl y se estableció como uno de los receptores más consistentes de la liga.

Su porcentaje de atrapadas del 74 por ciento a lo largo de las dos últimas campañas es el tercero más alto de la NFL, únicamente por detrás de Michael Thomas de los New Orleans Saints y Tyler Lockett de los Seattle Seahawks, y su porcentaje de pases dejados caer de 0.5 por ciento está entre lo más bajo de la NFL.

Mudándose al interior en el rol de la ranura en el 2019, Godwin finalizó la campaña con 1,333 yardas en recepciones, la tercera mayor cantidad en la NFL, pese a perderse los dos partidos finales con un problema de tendón de la corva.

Una lesión de tendón de la corva, una conmoción, y una fractura en un dedo le obligaron a perderse cuatro partidos del 2020, pero finalizó con cuatro touchdowns en los tres partidos finales de la campaña regular y lideró al equipo con 232 yardas en recepción y un touchdown en la postemporada, en camino a que los Bucs conquistaran el Super Bowl LV.

Godwin, quien cumplió 25 años de edad en febrero, podría no contar con velocidad de élite, pero su consistencia corriendo rutas y habilidad de concentración en atrapadas disputadas le permiten brillar. El quarterback Tom Brady considera a Godwin como "unas de las mejores manos" que jamás haya visto.

Suma 244 recepciones para 3,540 yardas y 24 touchdowns en 58 partidos de temporada regular en su carrera.