JuJu Smith-Schuster acuerda regresar con los Steelers

El talentoso receptor abierto aceptó menos dinero en la agencia libre para firmar nuevamente con Pittsburgh

JuJu Smith-Schuster aceptó volver a firmar con los Pittsburgh Steelers, anunció este viernes a través de su cuenta de Twitter.

Fuentes dijeron a Adam Schefter de ESPN que los Baltimore Ravens hicieron un gran esfuerzo por firmar al receptor, pero que Smith-Schuster terminó aceptando mucho menos dinero para quedarse con los Steelers con un contrato por un año.

"Esta es mi casa, van a necesitar una bola de demolición para sacarme de aquí", escribió en la red social. "Te amo Pittsburgh. ¡Vamos!".

Su temporada del 2020 terminó con una nota amarga ya que fue criticado por sus comentarios antes de la derrota de playoffs ante sus rivales divisionales Cleveland Browns.

"Creo que siguen siendo los mismos Browns contra los que he jugado todos los años", dijo Smith-Schuster antes del juego. "Creo que son caras grises sin nombre. Tienen un par de buenos jugadores en su equipo. Peor al final del día, los Browns son los Browns".

El receptor también estuvo bajo el microscopio durante la temporada por sus bailes virales en los escudos de los rivales en el medio campo antes de los partidos y por publicarlos en TikTok, una práctica que detuvo luego que el entrenador en jefe Mike Tomlin habló con él cuando llamaba más atención de rivales y los medios.

Smith-Schuster, de 24 años de edad, se convirtió en el favorito de los aficionados luego que fue reclutado en la segunda ronda del draft en el 2017. Conocido por llegar en bicicleta a las instalaciones del equipo, Smith-Schuster ganó aún más notoriedad cuando le fue robada y después se la devolvieron en menos de 24 horas.

Como novato, Smith-Schuster también ganó atención dentro del campo como receptor abierto N° 2 detrás de Antonio Brown, atrapando 58 pases para 917 yardas y siete touchdowns, incluyendo una anotación de 97 yardas.

Un año después, superó la barrera de las 1,000 yardas con 1,426 yardas recibidas y siete touchdowns más, además de un acarreo de anotación de 13 días.

Sin embargo, una vez que se fue Brown, Smith-Schuster no ascendió al puesto de receptor N° 1 tan sencillo como esperaba. Su campaña del 2019 estuvo marcada por lesiones persistentes y se perdió cuatro partidos. Jugando sin Ben Roethlisberger, Smith-Schuster terminó con 522 yardas recibidas --la menor cifra de su carrera-- y tres touchdowns.

La temporada siguiente, Smith-Schuster se recuperó en la ranura, registrando 831 yardas recibidas y nueve touchdowns, una marca personal. Fue el receptor principal de Roethlisberger en tercera oportunidad y recibió elogios de su quarterback y entrenador en jefe por su valentía y capacidad para ganar yardas después del contacto.

En cuatro temporadas en la NFL, tiene 308 recepciones para 3,726 yardas con 26 recepciones de touchdowns en 58 partidos.