Draft 2021: Washington estudia canje para seleccionar un quarterback

play
Ciro Procuna rankea a los mejores cinco quaterbacks para el Draft 2021 (4:20)

Ciro elige lo mejor de aquellos que llegan con la expectativa de ser seleccionados en la primera ronda. (4:20)

Una fuente dijo que Washington estaría dispuesto a concretar un canje para ascender en el orden de selecciones y tomar a un quarterback en el Draft 2021

El head coach del Washington Football Team, Ron Rivera, predicó el mismo mensaje a lo largo de todo el receso de temporada. Desean encontrar a un quarterback del futuro; también desean cerciorarse de que el jugador esté rodeado de talento. Eso significa no hipotecar el futuro para conseguir a uno.

A menos que ...

Exista alguno que empiece a resbalar un poco durante la primera ronda, y les atraiga. En esa situación, de acuerdo a una fuente, Washington estaría dispuesto a concretar un canje para ascender en el orden de selecciones y elegir a uno, incluso metiéndose al Top-10. Por supuesto, el equipo también estaría dispuesto a subir para seleccionar por algunos jugadores de otras posiciones, como tackle y linebacker.

Pero, todavía queda mucho misterio --cuán alto estarían dispuestos a ir, o incluso, por quién-- en parte porque, eligiendo en el turno N° 19 del Draft 2021 de la NFL (a celebrarse del 29 de abril al 1° de mayo en Cleveland), mucho puede suceder. Existe la posibilidad de que el quarterback de North Dakota State, Trey Lance, sea el objetivo. Si el ala cerrada de Florida, Kyle Pitts, hace lo imposible y empieza a deslizar, un número de equipos, incluyendo a Washington, podrían buscar la manera de ir por él.

"No les puedo decir cómo ocurrirán las cosas una vez que lleguemos al draft. Vamos a tener que reaccionar a lo que suceda frente a nosotros", explicó Rivera a inicios de este mes. "Tenemos blancos, tenemos ideas, tenemos a jugadores que nos gustan, pero eso siempre cambia porque ... simplemente nunca se sabe lo que sucederá en ese punto".

Si Washington realizar un movimiento para meterse al Top-10, de alguna manera iría contra su mensaje de temporada baja de desarrollar a su plantilla antes de buscar de modo agresivo a un quarterback. Sin embargo, sí intentaron pactar un traspaso de selecciones de primera y tercera ronda a los Detroit Lions a cambio del quarterback Matthew Stafford en este receso de campaña. Un pasador joven requerirá más ayuda a su alrededor para tener éxito.

También existe una diferencia de opiniones respecto a si Lance y los también quarterbacks Mac Jones y Justin Fields valen irse tan alto, ya no digamos que un equipo pague selecciones para subir por ellos.

"Si cualquiera de esos tres quarterbacks es seleccionado en el N° 3 habrán sido elegidos prematuramente", declaró el analista de la SEC para ESPN, Greg McElroy. "Hay suficientes interrogantes con los tres como para tener algunas preocupaciones".

No obstante ...

"Pienso que todos tienen la posibilidad de ser buenos titulares en la NFL", dijo el ex gerente general de la NFL y actual analista para ESPN, Mike Tannenbaum, de los cinco pasadores que se espera sean elegidos en el Top-10.

Si Washington logra pactar un movimiento y ascender por un quarterback y las selecciones pagadas son futuras, todavía puede seguir sumando a su plantilla con su turno de segunda ronda y tres en la tercera vuelta este año. Ya incorporaron a los receptores Curtis Samuel y Adam Humphries vía agencia libre. Los San Francisco 49ers se movieron desde el puesto N° 12 al puesto N° 3 en este draft, entregando tres selecciones futuras a los Miami Dolphins. Si Washington se mantiene mejorando, las selecciones futuras de primera ronda que esté pagando estarían dentro de los 20s.

Tres selecciones futuras siguen siendo bastante capital de draft para un equipo que busca una situación ganadora sustentable, como ha dicho a menudo Rivera. Hay quarterbacks que les llaman la atención después de la primera ronda, incluyendo a Davis Mills de Stanford y Kyle Trask de Florida. Ambos son alternativas de segundo día para el Draft 2021. Tomar a cualquiera de esos quarterbacks en la segunda vuelta permitiría a Washington también hallar ayuda en otras áreas de necesidad: tackle izquierdo, ala cerrada y linebacker.

Rivera ha dejado en claro que no siente presión para quedarse con el quarterback del futuro en esta primavera. Con Ryan Fitzpatrick, Kyle Allen y Taylor Heinicke en plantilla, la creencia es que pueden conseguir un nivel de juego en la posición de quarterback suficientemente bueno como para llegar a los playoffs con la ayuda adicional a su alrededor. Y, podrían seguir edificando.

"Si pones todas las demás piezas y empiezas a progresar, cuando aparezca ese chico [el quarterback], cuando esté en el lugar adecuado, puedes ir a tomarlo", dijo Rivera.

Moverse para subir al Top-10 por un quarterback --o cualquier jugador-- es arriesgado.

Desde el 2000-20, hubo siete canjes de equipos involucrados para meterse al Top-10 y elegir a un quarterback. De esos siete pasadores, solamente dos permanecen con sus equipos originales: Patrick Mahomes (Kansas City Chiefs) y Josh Allen (Buffalo Bills). Uno está fuera de la liga (Mark Sanchez) mientras que Blaine Gabbert y Josh Rosen van en sus franquicias quinta y cuarta, respectivamente. Jared Goff y Carson Wentz, dos primeros jugadores elegidos en el Draft 2016, fueron traspasados en este receso de campaña, aunque cada uno de ellos tuvo alguna medida de éxito en su club original.

Aun así, los equipos han estado más dispuestos a subir en el orden de draft en parte por la escala de pagos para novatos. En el pasado, cuando los equipos necesitaban ceder una buena cantidad de capital de draft, además de pagar una cantidad inaudita de dinero, lo que estaba en riesgo por errar era todavía mayor.

Pero, como dijo un ejecutivo de la NFL, forzar el tema es "lo que hacen equipos desesperados si no tienen a uno y sienten que necesitan a uno. Cada año, te puedes convencer a ti mismo respecto a cada quarterback".

Durante el mismo periodo (2000-20), 11 equipos se movieron para subir al Top-10 por jugadores de posiciones que no son quarterback. De esos 11 jugadores, solamente dos llegaron a al menos un Pro Bowl (el tackle de Washington, Chris Samuels, y el receptor abierto de los Atlanta Falcons, Julio Jones).

El resto apenas y dejó marca con el equipo que los seleccionó: el liniero defensivo Sedrick Ellis fue un titular para los New Orleans Saints en su equipo de Super Bowl de la campaña del 2009, y el receptor abierto Tavon Austin atrapó 194 pases para St. Louis Rams a lo largo de cinco años. El linebacker de los Pittsburgh Steelers, Devin Bush, seleccionado con el turno N° 10 del Draft 2019, tuvo una gran campaña de novato, pero se rompió el ligamento anterior cruzado después de cinco partidos en el 2020. Fuera de ellos, estos canjes han redituado en poca productividad.

"Por eso se trata de una ciencia inexacta", dijo Tannenbaum.

Es igualmente posible que Washington ascienda en el orden de selección de primera ronda, pero quizás no hasta meterse al Top-10 y quizás por otra posición. De ser así, probablemente buscarían a un quarterback en la segunda ronda. Por eso es que Mills y Trask seguirán en el radar de Washington. Esperar otro año es otra posibilidad, si es que estos pasadores ya no están disponibles.

"He visto a muchos equipos que tienen en su lugar y después seleccionan a su quarterback al año siguiente", dijo Rivera. "Esta podría ser una de esas situaciones donde colocamos todas las piezas y luego, en uno o dos años, cuando aparezca el tipo correcto, podemos realizar ese movimiento".