Cowboys declinan opción de quinto año en contrato de LB Leighton Vander Esch, informa agente

FRISCO, Texas -- Los Dallas Cowboys no tomarán la opción del quinto año para la temporada 2022 en el contrato del linebacker Leighton Vander Esch, de acuerdo a su agente Ron Salvin.

Con la decisión, Vander Esch, quien fue selección colegial de primera ronda en el draft de 2018, se convertirá en agente libre sin restricciones al final de la próxima temporada.

El historial de lesiones de Vander Esch es el principal motivo de la decisión de los Cowboys. En las últimas dos campañas, perdió 13 juegos, primero por una lesión en el cuello que requirió cirugía en 2019 y le costó perder siete encuentros. En 2020, se ausentó de seis encuentros por una clavícula fracturada.

De haber ejercido los Cowboys la opción de quinto año, los $9.1 millones en ella hubieran sido garantizados para Vander Esch.

Antes de anunciar oficialmente la decisión, el vicepresidente del equipo, Stephen Jones, dijo durante el draft que al equipo le gustaría retener a Vander Esch más allá de 2021 si no se agregaba el quinto año, pero que eso dependerá de cómo juegue.

La mejor temporada de Vander Esch fue su primer año en la NFL, cuando fue seleccionado al Pro Bowl luego de que los Cowboys lo reclutaron con la décima selección global colegial. Impuso una marca del equipo para novato con 176 tacleadas, incluidas 19 ante los Philadelphia Eagles. También tuvo cinco apresuramientos al quarterback, seis pases defendidos y dos intercepciones.

Algunos equipos se preocuparon por su salud cuando salió de Boise State, pero los Cowboys se arriesgaron. De cualquier forma, Vander Esch se lesionó el cuello en un raro choque con un compañero cuando intentaban una tacleada en 2019 y se sometió a una cirugía para aliviar un problema con un nervio. Luego, en el primer cuarto del primer juego de la temporada pasada, sufrió la fractura de una clavícula.

Los Cowboys tienen al linebacker Jaylon Smith con contrato hasta la temporada 2025, pero pueden anular el acuerdo desde el punto de vista del tope salarial son muchos problemas. En el draft pasado, Dallas reclutó al linebacker Micah Parson en la primera ronda, pero consideran que su versatilidad les permitirá usar a los tres jugadores al mismo tiempo, y también al linebacker de LSU Jabril Cox en la cuarta ronda.

Vander Esch es la tercera selección de primera ronda a la que los Cowboys no hacen válida la opción de quinto año desde que el sistema de pago a novatos entró en vigor. Morris Clairbone, tomado en la primera ronda de 2012, firmó un contrato por un año con los Cowboys luego de la temporada 2015 y Taco Charlton, tomado en la primera ronda de 2017, fue cortado en 2019.