Cowboys esperan a Dak Prescott al 100 por ciento para campamento de entrenamiento

play
Isaac Alarcón comparte sus conocimientos luego de estar un año con los Cowboys (1:14)

El liniero mexicano estuvo un año con el equipo de practicas de Dallas. También dio un consejo a su compatriota Alfredo Gutiérrez quien llegará a los 49ers. (1:14)

El head coach Mike McCarthy expresó no tener "motivos" para no creer que contará con su quarterback a plenitud para julio, si no es que antes

FRISCO -- El head coach de los Dallas Cowboys, Mike McCarthy, dijo creer que Dak Prescott estará completamente recuperado y dado de alta para el tiempo en que comience el campamento de entrenamiento, en julio, si no es que antes.

"No tengo motivos para no pensar eso", señaló McCarthy. "Pienso que esta semana en la Fase 2 será un buen paso en esa dirección".

La recuperación de Prescott de una fractura compuesta y dislocación de tobillo derecha sufrida en octubre pasado ha sido positiva. Ha estado presente en The Star para su rehabilitación y sesiones de trabajo, y también ha estado entrenando con su coach personal de quarterbacks.

Los Cowboys abren la segunda fase del programa de temporada baja con sesiones de enseñanza sobre el terreno de juego esta semana. En la tercera fase, tendrán las actividades organizadas del equipo y el minicampamento obligatorio, que se llevará a cabo del 8 al 10 de junio.

"Hará la mayoría de las cosas", dijo McCarthy cuando se le preguntó qué anticipaba del trabajo de Prescott en el campo de prácticas. "Hay un plan fijo que ha sido coordinado con [los preparadores físicos Britt Brown y Jim Maurer] y los especialistas, así que sé que se siente muy bien. Ha tenido algunas sesiones excelentes en el último par de semanas. Yo lo veo haciendo la mayor parte del trabajo".

Luego de sufrir la lesión en octubre pasado, se le dio a Prescott un periodo de recuperación de cuatro a seis meses. Se sometió a una cirugía en diciembre, de limpieza, que no estaba relacionada a la fractura, pero los Cowboys no tuvieron preocupación por convertirlo en el segundo quarterback mejor pagado de la NFL con un acuerdo de cuatro temporadas y 160 millones de dólares en el receso de temporada.

En la Ronda de Comodines de los playoffs del 2018, el receptor abierto Allen Hurns sufrió una lesión similar a la de Prescott, y estaba sobre el campo de regreso participando en las actividades organizadas del equipo y el minicampamento previo a la campaña subsecuente.