JuJu Smith-Schuster aclara que eligió permanecer con los Steelers por lealtad a coaches y a Ben Roethlisberger

play
Podcast Cuarta Oportunidad ¿Cuál es la mejor dupla de receptores en la NFL? (2:14)

Con la llegada de Julio Jones que se suma a AJ Brown, los expertos analizan cuál es la mejor pareja en la posición. (2:14)

PITTSBURGH -- Pese a tener ofertas lucrativas de los Kansas City Chiefs y los Baltimore Ravens en la agencia libre, JuJu Smith-Schuster decidió quedarse en los Pittsburgh Steelers con un contrato por un año como muestra de lealtad a la franquicia… y a Ben Roethlisberger.

“Quedarme con mi quarterback y con el que he jugado los últimos cuatro años y el hecho de que él regrese por un año más, además del hecho de que tengo el potencial para un acuerdo de un año, por cómo la organización preparó todo para mí. (Los Steelers) conocen muy bien mi cuerpo por dentro y por fuera, en el campo y fuera de él, (saben) cómo soy”, explicó Smith-Schuster sobre su decisión.

“No me malinterpreten. Patrick Mahomes es un gran quarterback y lo será por la próxima década, pero (la decisión) sólo fue por lealtad a mis coaches, mi coach de receptores y a mi quarterback”, agregó.

Luego de probar la agencia libre en un mercado deprimido como resultado de la pandemia por el COVID-19, Smith-Schuster, de 24 años, firmó en marzo un acuerdo por un año y $8 millones con los Steelers. El contrato del receptor tiene cuatro años anulables en la etapa final del mismo parareducir su impacto en el tope salarial de 2021 a $2.4 millones.

“Para mí, un par de millones, entiendo que para algunos sea diferente, pero miro un panorama más amplio de cara al próximo año”, explicó Smith-Schuster. “Ya sabía que si iba a los Ravens, los aficionados me destruirían y luego, ir a los Chiefs, obviamente tienen una gran, gran ofensiva y todo eso. Poder jugar con Tyreek Hill y Travis Kelve y demás.

“Pero, al final del día, tengo que hacer lo que es mejor para mí y eso es quedarme en casa. Conociendo a mi quarterback, a mi coordinador ofensivo, a mi coach de receptores, sólo me hace más fácil encarar este año de cara al próximo, cuando la agencia libre esté mucho mejor”, añadió.

Para Smith-Schuster, el acuerdo por un año le permite maximizar su valor antes de volver al mercado en 2022, cuando el tope salarial podría saltar hasta los $208.2 millones, luego de llegar a $182.5 millones por equipo en 2021.

“Todo lo que pasó este año fue diferente con el tope siendo bajo. El próximo año, obviamente, el tope se verá mucho mejor, mucho más alto y sabiendo eso, estaré en el mercado otra vez, sabiendo que cualquier equipo que quisiera ofrecer algo, lo hará de acuerdo a mi valor.

“Al final del día, este año, tengo que salir, jugar al máximo, hacer lo que tengo que hacer y poner material en video que eleve mi valor aún más”, enfatizó Smith-Schuster.

Al jugar principalmente como slot, Smith-Schuster sumó 831 yardas y fijó una marca personal con nueve touchdowns la temporada pasada, luego de una decepcionante campaña en 2019 en la que fue afectado por las lesiones.

En 2020, Smith-Schuster fue la válvula de seguridad de Roethlisberger, regularmente un blanco en terceras oportunidades para el veterano pasador. Tras firmar un nuevo contrato por su lado, Roethlisberger presionó para el regreso de Smith-Schuster.

“Tener un rostro familiar y un tipo que le da tanto a este equipo era importante”, indicó Roethlisberger. “¿Hay algún jugador en la NFL al que en terceras (oportunidades) de media o corta distancia quieras lanzarle el balón tanto como a JuJu? No sé si pueda pensar en alguno.

“La pasión que (JuJu) le da a esta ciudad y a este equipo para ayudarnos a ganar es increíble. Pese a ser tan joven, es un gran líder de ese grupo”, agregó el pasador.

Este año, Smith-Schuster quiere diversificar su papel en la ofensiva.

Con todo el grupo de receptores de los Steelers de regreso, Smith-Schuster quiere moverse por todoel campo y enfocarse en jugar más por las bandas. Si eso sucede, Smith-Schuster considera que Ray-Ray McCloud podría hacerse cargo de la posición de receptor interno (slot).

“Probablemente verán más a (Ray-Ray) como slot y más dentro del campo”, indicó Smith-Schuster. “Es un jugador que encaja en la posición mejor que nadie. En relación a las jugadas en tercera oportunidad, no me importa jugar en los extremos, en nuestra información, por cómo la tenemos preparada, me muevo por todos lados”.

Con sólo un año más garantizado en Pittsburgh, Smith-Schuster hará lo que sea necesario para atraer las mejores ofertas en la próxima agencia libre, pero eso no quiere decir necesariamente que dejará a los Steelers.

“Regresar por otros cuatro años y tener nueve como Steeler sería tremendo. Sería algo inédito desde el punto de vista de un recepto, sin duda. No me malinterpreten, Pittsburgh es definitivamente aún una opción y sé que pelearán duro (por firmarme) y que son uno de los equipos con mayor espacio en el tope salarial”, indicó el receptor.

“De nuevo, hay mucha gente con acuerdos de un año. Uno tiene considerar que debe jugar al máximo, porque nunca sabes qué puede pasar. Así lo veo”, añadió.