NFL brindará fondos para investigación de lesiones de tendón de la corva

La NFL invertirá 4 millones de dólares para estudiar a fondo lesiones de extremidades inferiores, las que más tiempo perdido causan en la liga

La NFL está aportando fondos a un estudio que investigará la prevención y tratamiento de lesiones de tendón de la corva.

Son las lesiones más comunes en la NFL, y caso el 75 por ciento de ellas resulta en minutos de juego perdidos.

El consejo científico de la liga anunció una provisión de cuatro años y 4 millones de dólares para un equipo de investigadores médicos liderados por la Universidad de Wisconsin. El estudio es parte del esfuerzo de la NFL por comprender mejor y prevenir las lesiones de extremidades inferiores, incluyendo las de tejido suave, como tendón de la corva.

"Cuando ves la carga de la lesión en general, lesiones de extremidades inferiores y tirones son la lesión principal que ocasiones pérdida de tiempo en la NFL. Es un problema enorme que mantiene a nuestros jugadores fuera del campo, así que se ha convertido en una prioridad nuestra", dijo el jefe de la NFL, Dr. Allen Sills, a The Associated Press, antes del anuncio del jueves.

Leigh Weiss, director de rehabilitación de los New York Giants y cabeza del grupo de trabajo de la NFL para lesiones de tejido suave, dijo esperar que la investigación lleve a un mejor entendimiento de "quién se lesiona, cómo se lesiona, y cómo es su tiempo de recuperación".

"¿Podemos aprender más acerca de cada lesión individual para ayudar a lograr un mejor tratamiento, una mejor rehabilitación, y finalmente, reducir lesiones, porque estas tienen una tasa de recurrencia del 20-25 por ciento?", explicó. "Esas preguntas, las queremos responder con ciencia".

Las lesiones de tendón de la corva típicamente ocurren entre jugadores de jugadores de posición que corren a mayores velocidades, pero jugadores de otras posiciones también son susceptibles.

"Diferentes tipos de jugadores, diferentes tipos de exposiciones, sigue siendo complejo", explicó Sills.

Agregó Weiss: "Hemos llevado resultados preliminares de regreso a coaches, cuerpos médicos y jugadores, y hablado con ellos sobre la importancia de un regreso gradual en la actividad para prevenir la lesión".

La investigación será liderada por Bryan Heiderscheit de University of Wisconsin Orthopedics and Badger Athletic Performance, en conjunto con David Opar del Australian Catholic University SPRINT Centre y Silvia Blemker, cofundador de Springbok Analytics.

"Los resultados que sean producidos serán aplicables a otros deportes", señaló Sills. "Creemos que podemos compartir ampliamente e impactar los deportes a todos los niveles".