Jameis Winston, de los New Orleans Saints, es el Coloso de la Semana 1

Con cinco pases de touchdown en la vapuleada de New Orleans sobre Green Bay, el quarterback fue el mejor entre lo mejor de la jornada dominical

La Semana 1 nos regaló un número extraordinario de actuaciones estelares, dignas de ser reconocidas en nuestra pieza semanal, que debuta para la temporada regular del 2021.

Seis quarterbacks, tres corredores, tres receptores abiertos y un linebacker conforman el primer grupo de destacados en nuestro listado de los mejores de la jornada, con uno de esos pasadores --debutando como titular al frente de su equipo-- llevándose los máximos honores como el Coloso de la Semana 1:

Jameis Winston, quarterback, New Orleans Saints

Es curioso que, hace apenas unos días, había quien argumentaba a Taysom Hill como la mejor opción como sucesor de Drew Brees en la titularidad de los Saints.

Claro, la Semana 1 no es indicativo, necesariamente, de lo que será el resto de la temporada, pero la actuación de Winston de esta tarde debe inyectar mucha confianza al head coach Sean Payton en el mando de jugadas.

¿Por qué?

Sencillamente, porque Winston lo hizo todo bien. Retuvo el ovoide cuando lo tuvo que hacer, aguantó firme en el bolsillo, hizo lecturas adecuadas, y en general colocó los pases donde los tenía que colocar, con todo y que estuvo sin dos de sus tres mejores receptores abiertos, Michael Thomas y TreQuan Smith.

Winston se presentó con una súper-eficiente salida en su debut como titular de los Saints, completando 14 de 20 envíos para apenas 148 yardas, pero con cinco envíos de touchdown y cero intercepciones, por más que algunos ya estaban tomando apuestas para el número de intercepciones con que comenzaría la campaña el ex ganador del Heisman.

También colaboró con 37 yardas terrestres en seis acarreos en la vapuleada de los Saints a los Green Bay Packers, por 38-3, en la peor derrota de Aaron Rodgers como titular.

No se trata de postular a Winston como el Jugador Más Valioso de la temporada, pero sí reconocerlo como el mejor durante la jornada dominical de la Semana 1.

Menciones honoríficas

Melvin Gordon III: Los Denver Broncos dieron una muestra sólida ante los New York Giants, con el quarterback Teddy Bridgewater mostrándose seguro en los controles, pero con Gordon dominando por tierra. En el inicio de su segundo año con los Broncos, Gordon corrió el ovoide solamente 11 veces pero sumó 101 yardas y un touchdown, además de tres recepciones para 17 yardas adicionales por aire. Fue un buen esfuerzo colectivo para Denver, que ganó por 27-13, pero Gordon fue el mejor en o estadístico.

Tyreek Hill: Uno tiene que preguntarse, a veces, si Hill está hecho de mantequilla, porque es muy complicado pensar en un jugador más resbaloso para derribar cuando tiene el balón en campo abierto. El receptor abierto de los Kansas City Chiefs se despachó con 11 recepciones para 197 yardas incluyendo un largo touchdown de 75 yardas que fue clave para la victoria de Kansas City, llegando como respuesta inmediata a una anotación de los Cleveland Browns que los había alejado a 9 puntos en el cuarto periodo. Creo que queda claro: Hill es casi imposible de contener por 60 minutos.

Jalen Hurts: Muchas personas parecían apostar al fracaso de Jalen Hurts, en su primera temporada completa como titular para los Philadelphia Eagles, pero esas personas tendrán que esperar, al menos una semana más. El quarterback de segundo año completó 27 de 35 pases para para 264 yardas con tres touchdowns sin intercepciones, y la victoria de Philly sobre los Atlanta Falcons fue una de las más claras de la jornada, por 32-6.

Chandler Jones: Todavía, hace algunas semanas, estaba en duda si Jones seguiría en la plantilla de los Arizona Cardinals, quienes se han negado a extender el contrato del linebacker externo. Hoy, Jones les recordó por qué es tan valioso en Arizona, despachándose con una marca personal de cinco capturas --que también empata una marca de la franquicia, además de dos balones sueltos forzados en la aplastante victoria de los Cards sobre los Tennessee Titans.

Tyler Lockett: Lo dicho, la comunicación entre Lockett y su quarterback debe ser telepática. Con apenas cuatro recepciones en la paliza que le propinaron los Seattle Seahawks a Indianapolis Colts, por 28-16, Lockett sumó dos touchdowns y 100 yardas en recepciones, incluyendo un arcoíris hermoso de 69 yardas al final del tercer periodo. Aunque es DK Metcalf quien se lleva la mayor parte de la atención en Seattle, es difícil no admitir que Lockett es el receptor más pulido de los Seahawks en este momento.

Patrick Mahomes: Los Browns lo hicieron casi todo bien en su visita a los Chiefs, pero les faltó el detalle más importante: le brindaron demasiadas oportunidades a Mahomes hacia el final. Con touchdowns a Hill y Travis Kelce en el último cuarto, Kansas City logró completar la remontada luego de ir abajo durante la mayor parte de la tarde. Mahomes completó 27 de sus 36 intentos de pase para 337 yardas con tres touchdowns sin intercepciones, y a eso le sumó cinco acarreos para 18 yardas con otro touchdown.

Elijah Mitchell: El ataque terrestre de los San Francisco es sumamente predecible en que, regularmente, va a ser altamente efectivo. Pero, es altamente impredecible en que, no siempre se sabe quién será la estrella del día. Después de la lesión a Raheem Mostert, y con el novato Trey Sermon inactivo para el juego, Mitchell tomó la posta y corrió para 104 yardas y un touchdown en 19 acarreos para que los Niners dominaran, por gran parte de la tarde, a los Detroit Lions a domicilio.

Joe Mixon: El mejor complemento que puede tener Joe Burrow como quarterback titular de los Cincinnati Bengals es un corredor tan completo como Mixon, quien brilló intensamente en la Semana 1 con 29 acarreos para 127 yardas y un touchdown, junto a cuatro recepciones para 23 yardas en la victoria de Cincy de tiempo suplementario, por 27-24, sobre los Minnesota Vikings. Una tarde de 31 toques revela cuánto confían los Bengals en Mixon.

Kyler Murray: No hubo uno, sino dos, destacados para los Cardinals en la tarde, con Murray volviendo locos a los defensivos de los Titans con las piernas y el brazo. El pasador de tercer año completó 21 de 32 intentos de pase para cuatro touchdowns con una intercepción, y sumó 20 yardas terrestres con otro touchdown en cinco acarreos, para dejar tendidos a los Titans por marcador de 38-13.

Deebo Samuel: El marcador entre Niners y Lions señala apenas un touchdown de diferencia, y si es verdad que los Lions parecieron amenazar en los instantes finales, luego de un balón suelto perdido del propio Samuel en los instantes finales, también es cierto que San Francisco estuvo en control absoluto del juego durante la mayor parte del partido, gracias en buena medida, a Samuel. El receptor se anotó nueve recepciones para 189 yardas y un touchdown, rostizando con frecuencia a los backs defensivos de los Lions que intentaban correr con él. Hay bastantes tuercas por apretar para San Francisco --principalmente, el head coach Kyle Shanahan-- en términos de manejo de la ventaja, pero la victoria de visita por 41-33 es un gran inicio de temporada.

Matthew Stafford: El nuevo quarterback de Los Angeles Rams tardó muy poco en hacer sentir su impacto en el ataque aéreo, debutando con una salida de 20 completos de 26 intentos de pase para 321 yardas y tres touchdowns en uno de los desempeños más productivos de la jornada. Los Rams apalearon a los Chicago Bears por 34-14, dando un golpe sobre la mesa como uno de los equipos que hay que tener en cuenta en la NFC.

Russell Wilson: Actuaciones como la de esta tarde de Wilson son todo excepto sorpresivas. El quarterback de los Seahawks completó 18 de 23 pases para 254 yardas con cuatro touchdowns sin intercepciones, haciendo lucir muy mal a una defensiva de los Colts que, se suponía, sería de las más sólidas en la campaña. Siempre y cuando Wilson mantenga este nivel, los Seahawks serán candidatos en la Conferencia Nacional.