Packers regresan al trabajo después del desastroso inicio ante Saints

La derrota ante los Saints puso fin a un récord de franquicia de seis triunfos consecutivos en la primera semana de temporada para los Packers

Después de tener, quizá, la actuación más decepcionante de la primera semana de la NFL, los Green Bay Packers deben demostrar que fue una aberración y no un indicador de que no son tan buenos como se creía.

Los Packers perdieron 38-3 ante los New Orleans Saints en Jacksonville, Florida, con lo que pusieron fin a un récord de franquicia de seis triunfos consecutivos en la primera semana de temporada. Fue un impactante resultado para un equipo que abiertamente habló de lo que estaba en juego este año tras perder el campeonato de la Conferencia Nacional las últimas dos campañas.

“Desafortunadamente, en esta liga a veces te humillan”, reconoció el head coach de los Packers, Matt LaFleur, el lunes. “Ciertamente nos humillaron”.

Una ofensiva que encabezó la liga con 31.8 puntos por partido la temporada anterior no pudo encontrar la zona de anotación. El quarterback y reinante Jugador Más Valioso, Aaron Rodgers, completó 15 de 28 pases para 133 yardas y dos intercepciones.

“Sentí que no teníamos mucha energía”, indicó Rodgers, quien comparó el resultado a la derrota 26-11 ante Los Angeles Chargers en 2019.

La ofensiva apenas estuvo en el campo en la primera mitad debido a que los Saints controlaron la posesión de manera sumamente efectiva.

El nuevo coordinador defensivo de los Packers, Joe Barry, tuvo un debut para el olvido luego que Green Bay permitió cinco touchdowns y un gol de campo en las primeras siete posesiones de los Saints.

“Todavía tengo toda la confianza del mundo en nuestra defensa”, dijo el safety Adrian Amos. “Nos vamos a reagrupar y mejorar esta semana. Revisaremos nuestras asignaciones, veremos en qué nos equivocamos”.

La abultada derrota se produjo después de una turbulenta temporada baja en la que Rodgers se ausentó de buena parte del programa de pretemporada antes de reportar al campamento de entrenamiento a tiempo.

Los jugadores reconocieron antes de la campaña que entendían lo que está en juego este año debido a la incertidumbre que rodea al futuro de Rodgers y al receptor All-Pro, Davante Adams, quien podría convertirse en agente libre el próximo año.

Aun así tuvieron un atroz inicio de temporada.

El corredor Aaron Jones se cuestionó tras el juego si el problema fue “un poco de complacencia”. Rodgers indicó que “probablemente pensamos que avanzaríamos en el campo contra quien fuera que estuviera ahí” antes de que agregar que “obviamente no fue el caso”.

“Me tomó un poco por sorpresa”, reconoció Jones. “No estoy acostumbrado a perder así. Sé que todos en el camerino, incluyéndome, nos sentíamos bien antes del partido. Sentíamos que habíamos trabajado duro en los entrenamientos e hicimos todo lo necesario”.

Los Packers nunca han perdido duelos consecutivos bajo la tutela de LaFleur, quien se encuentra en su tercera campaña. Necesitarán jugar mejor en todos los aspectos para evitar una segunda derrota seguida cuando enfrenten el próximo lunes a los Detroit Lions en su primer juego en casa.

“La belleza de la NFL es que nadie va a sentir lástima por ti y más vale que no te compadezcas”, dijo LaFleur. “Necesitas volver a trabajar e intentar apretar el botón de reinicio y enfocarte en el próximo adversario”.