Tom Brady dejó seis Super Bowls y 3,268 bebés nombrados en su honor en New England

Conoce la historia de los niños que llevan el nombre el quarterback y lo que representa verlo jugar ahora con los Buccaneers; recuerda que puedes disfrutar la NFL en "Red Zone" a través de Star+, suscríbete aquí.

TAMPA -- El nacimiento de una de las mejores historias de Cenicienta de la NFL ocurrió hace 20 años cuando Tom Brady, ahora jugador de los Tampa Bay Buccaneers, sustituyó a Drew Bledsoe y guió a los New England Patriots a ganar el Super Bowl XXXVI sobre los St. Louis Rams conocidos en esa época como el "Greatest Show on Turf".

Pero luego sucedió algo más: el nacimiento de bebés en la región de New England que lleva el nombre de Brady.

De 1960 a 2001, el nombre de Brady no se ubicó entre los 100 más populares para bebés nacidos en el estado de Massachusetts, según los registros de la Administración del Seguro Social. Del 2002 al 2019, en los seis estados que componen el área de New England en su conjunto, 3,268 bebés varones fueron registrados con el nombre de Brady. El nombre se ubicó en el top 100 durante la mayor parte de esos años.

Entonces, ¿quiénes son estos niños llamados Brady y cómo están lidiando con el hecho de que Tom Brady --a quien conocían solo como jugador de los Patriots hasta la temporada pasada-- ahora está en otro equipo y viaje a Foxborough, Massachusetts para enfrentarse a los Patriots este 3 de octubre?

La NFL la puedes disfrutar en Star+, suscríbete aquí.

¡Brady, AMO tu nombre!

Michael Paolino y su esposa, Cheryl, fueron una de las primeras familias en nombrar a su hijo Brady, después de asistir al Super Bowl XXXVI en septiembre del 2002 en New Orleans. Su hijo, Brady, ahora tiene 18 años, es segunda base en Keene State College en New Hampshire y un pescador de lubina consumado.

"Era un buen nombre, y pensamos que íbamos a honrar a Tom Brady si teníamos un hijo, que esperábamos que algún día fuera un mariscal de campo, y él era mariscal de campo, mi hijo, y siempre usaba el N° 12. Estaba totalmente enamorado de Tom Brady".

También podía identificarse con él. Las paredes de su cuarto estaban cubiertas con carteles de Brady.

"Yo era muy pequeño", señaló Brady Paolino. "Y al igual que Tom era algo así, los entrenadores no lo tomaban en cuneta en las pruebas y todo porque era más pequeño. Pero si miras a Tom Brady, era como el mariscal de campo de cuarto equipo [en los Patriots], apenas iba a formar parte de la plantilla... Trabajó duro y mira dónde está ahora ".

Uno de los recuerdos favoritos de la familia es cuando, después de un encuentro con el presidente de los Patriots, Jonathan Kraft, en una fiesta del draft, Tom Brady les envió por correo una foto autografiada. Pero en lugar de ser una foto de él mismo, era una foto de Brady Paolino, de 10 años de edad, con la leyenda "Brady, ¡AMO tu nombre!".

Luego, el teléfono sonó aproximadamente una semana después.

"Tom Brady en realidad llamó a mi casa", dijo. "Probablemente tuve una conversación de cinco minutos con él... Le pregunté, '¿Cuál fue tu Super Bowl favorito?' Y él respondió: 'El próximo'. ... Y le pregunté, '¿Quién es tu receptor favorito?' Y él dijo: 'El que está desmarcado'".

Michael todavía recuerda ese día de invierno cuando se enteraron que Brady se iba de los Patriots.

"Fue... surrealista: Tom Brady se iba", dijo. "Era algo que la gente nunca pensó que sucedería. Para esa generación de niños, es algo que nunca pensaron que sucedería... Solía decirle a mi hijo: 'Todo va a terminar algún día'". Y así sucedió".

Los Paolino vieron juntos el Super Bowl LV y estarán presentes el domingo como familia, menos Brady, porque tiene práctica. Pero él sabe que Cheryl estará animando en voz alta y con orgullo... a Tom Brady.

"Mi madre está como enamorada de él", indicó Brady. "Mi mamá es una gran fanática de los Buccaneers ahora. Ella realmente no se interesa por los Patriots. Se trata de Tom Brady".

¿A quién apoyará Brady el domingo?

"A Tampa Bay", sentenció.

"Creo que será el partido de fútbol americano de temporada regular más importante en la historia de la NFL", señaló Michael. "Algunos jugadores han regresado, pero cuando ya no pueden jugar, como Babe Ruth en los Boston Braves o algún jugador ridículamente viejo, como Willie Mays, pero nunca un jugador que ganó seis campeonatos y que sigue siendo un jugador estelar.

"Recibirá algún tipo de ovación como nunca antes en los deportes. Creo que seguirá, seguirá y seguirá".

Planeo usar una gorra de los Patriots y mi jersey deBrady de los Bucs

Sean Sullivan y su esposa, Christine, decidieron nombrar a su hijo Brady Thomas después de que regresaron del Super Bowl que conquistaron los Patriots en Houston. Brady Thomas nació el 8 de junio del 2004.

Ahora, que está en el último año de preparatoria, quiere estudiar medicina deportiva o fisioterapia, aunque usó sus habilidades de escritura para escribir un artículo en el periódico de su ciudad sobre Brady.

"Definitivamente fue una decisión impactante", refirió Brady Sullivan. "Definitivamente estaba triste en las semanas posteriores al darme cuenta de que el mejor mariscal de campo de todos los tiempos, el mejor jugador de todos los tiempos, ya no estaría jugando para su equipo. Definitivamente fue un momento triste".

En el 2021, los Sullivan tomaron sus vacaciones familiares en Tampa, Florida, para visitar el Raymond James Stadium y ver el río Hillsborough, donde Brady y sus nuevos compañeros de equipo de los Bucs celebraron su victoria en el Super Bowl, y Brady tuvo su famoso momento que quedó inmortalizado Twitter: "Nada que ver aquí, solo un poco de aguacate, tequila".

"Para la familia Sullivan, fue casi como si los Patriots hubieran jugado el Super Bowl", dijo Sean. "Apoyé tanto a los Bucs como a los Pats en Super Bowl".

Los hijos de Sean le compraron un jersey de Brady de Tampa Bay como regalo de cumpleaños anticipado justo antes del partido de Ronda Divisional de la NFC contra los New Orleans Saints. Llevó la camiseta a partir de entonces durante los playoffs.

"Seré honesto, voy a tener algunas emociones encontradas", reconoció Sean. "Planeo usar una gorra de los Patriots y mi camiseta de los Bucs de Brady para el juego".

Su hijo agregó: "Se sentirá realmente extraño verlo con un uniforme diferente. Será el N° 12 de un equipo diferente... Creo que lo di por sentado hacia el final de sus años, como cuánto podríamos depender de él como mariscal de campo... Definitivamente es una sensación extraña ahora".

Entre las lecciones que Michael espera que Tom Brady le haya impartido a su hijo son: "Estar tranquilo, enfrentar la adversidad, nunca te quedarás sin nada en la vida. Sigues luchando hasta el final. Nunca te rindas", dijo Michael.

"Definitivamente el aspecto de 'nunca te rindas'", expresó Brady Sullivan. "Ha conseguido tantas series ganadoras y remontadas en el último cuarto, te hace darte cuenta de que nunca debes rendirte hasta que termine y básicamente luchar hasta el final".

Ahora comienza la mejor remontada en la historia del Super Bowl

La esposa de Sean Gaffney, Colleen, empezó labores de parto el domingo 5 de febrero del 2017, día en el que se disputaba el Super Bowl.

"El día que le pedí que no lo hiciera", indicó Sean, quien estaba metiendo costillas en el horno y preparándose cuando Colleen se dirigió a el hospital, sin pensar que daría a luz porque faltaban muchas semanas para que naciera su hijo.

La pusieron en la habitación con el televisor más grande del Hospital Falmouth en Massachusetts. Todas las enfermeras llevaban ropa de los Patriots.

"Si hubiera sido el nacimiento de mi primer bebé, habría sido muy extraño porque no me prestaron mucha atención", dijo Colleen. "Todo estaba en la televisión".

A las 8:49 p.m., mientras los Patriots todavía estaban abajo en el marcador 28-3 ante los Atlanta Falcons, nació su hijo.

Sean le dijo: "'Ahora comienza la mayor remontada en la historia del Super Bowl. Si ganamos esto, su nombre tiene que ser Brady'".

Los Patriots no solo remontaron, sino que ganaron 34-28 en tiempo extra.

"Estaba gritando", dijo Adam. "Probablemente estaba temblando el piso... Cuando James White anotó [el touchdown de la victoria], estaba como loco".

Eligieron James como segundo nombre, pero le aseguraron al personal del hospital que no era en honor al corredor James White, sino por el padre de Colleen.

"Tuve que decirles, 'No somos tan psicóticos'", indicó Sean. "Debería haber estado un poco más atento al nacimiento de mi hijo. Estaba dividido entre el televisor y pasar tiempo con él. Fue una situación extraña".

Sin embargo, se divirtieron con eso. El recién nacido Brady fue fotografiado con un gorro tejido de futbol americano.

Y en cuanto a Brady y su nuevo equipo, el apoyo sigue ahí.

"Vimos a Tom ganar el Super Bowl con la misma admiración como si todavía estuviera en los Patriots", confesó Sean, quien vistió al pequeño Brady, ahora de 4 años, con su camiseta N° 12 de los Patriots. "No había forma de que no viéramos a Tom intentarlo. Fue increíble verlo".

El pequeño Brady ahora apunta a la televisión diciendo: "Oye, ese soy yo", bromeó Sean. "Y yo dije, 'No, ese es Tom Brady. Por él te pusimos ese nombre'".

Espera que algún día su hijo se convierta en el líder que es Tom Brady, alguien que pueda "sacar lo mejor de la gente".

"Espero llevar a mi hijo Brady a la inauguración de la estatua de Tom fuera del Estadio Gillette algún día y poder explicar cómo pude ver al mejor de todos los tiempos", señaló Sean. "Todavía nos encanta apoyar a Tom, aunque no lo haré el 3 de octubre".

Colleen agregó: "No me imagino verlo regresar aquí y que [el dueño de los Patriots] Robert Kraft no lo reciba con los brazos abiertos, y a todos les encantará volver a verlo porque creo que es una persona agradable. No hay forma de que alguien no quisiera lo mejor para él. No puedo esperar. Creo que será un juego increíble. Será más extraño para él que para nadie jugar este partido".

Pero a pesar de lo extrañas que serán las cosas para los fanáticos, Tom Brady y tal vez incluso el pequeño Brady, la emoción por el partido sigue siendo alta.

"Conozco a muchachos con los que trabajo y que se tomaron el lunes libre porque planean disfrutar el juego tanto como sea posible", dijo Sean.

Salí de la casa para quitar la nieve de la entrada

Cuando Brady Cocio de Norwell, Massachusetts, se presentaba a la gente cuando era niño, siempre extendía la mano y decía: "Hola, mi nombre es Brady. Me llamo en honor a Tom Brady".

Ya no hace eso. El 17 de marzo del 2020, Brady estaba en su habitación haciendo sus tareas de la escuela cuando su padre, Adam, entró y dijo: "Brady no volverá".

"Lo miré como si estuviera loco", dijo Brady Cocio, quien es un aspirante a mariscal de campo. "Yo estaba como, 'Eso no está pasando. Estás mintiendo'".

Luego revisó su teléfono.

"Me sorprendió", dijo el joven de 14 años. "No sabía qué decir. Estaba molesto porque ganó seis [Super Bowls] con nosotros, y quería que se quedara. Pero al mismo tiempo, sé que los jugadores de renombre quieren experimentar diferentes retos en su carrera e ir a diferentes lugares... Luego, cuando ganó el Super Bowl, me enojé aún más porque quería que eso lo hubiera conseguido con los Patriots".

Sus padres, Adam y Teresa, intercambiaron mensajes de texto mientras Teresa estaba en el trabajo.

"Tienes que ser de Boston para entender, fue simplemente descomunal", dijo Teresa. "Como si Tom Brady se fuera de los Patriots. Nadie pensó que eso pasaría. Es un icono aquí".

"Estoy completamente molesto por todo el asunto, incluso un año y medio después", aceptó Adam. "No culpo a nadie. Estoy enojado con los Patriots. Estoy enojado con Kraft. Estoy enojado con [el entrenador en jefe de los Patriots, Bill] Belichick. Estoy enojado con Tom Brady... me rompió el corazón cuando se fue.

"Personalmente, no puedo apoyar a Tampa Bay. No tengo nada en contra de Tampa Bay. De hecho, tenemos familia allí. Pero soy un fanático de los Patriots, y sé que hay mucha gente aquí apoyando Tampa Bay, pero cuando estaban ganando el Super Bowl, estaba nevando aquí. Salí de la casa y quité la nieve de la entrada porque ya no podía verlo. No podía ver el Super Bowl. Me estaba molestando. En mi corazón, todavía debería estar lanzando touchdowns con el uniforme de los Patriots".

Pero no lo estaba. Y tampoco uno de sus principales receptores en New England, el ala cerrada Rob Gronkowski.

"En el momento en el que Brady lanzó el primer touchdown a Gronk, se marchó", recordó Brady Cocio.

"Estaba haciendo muecas", agregó Teresa. "No me molesta en lo más mínimo, pero mi esposo hace muecas en verdad gesticula. No es un espectáculo agradable".

Adam dijo que cuando Brady regrese al Gillette Stadium, será "agridulce".

Teresa señaló simplemente: "Va a llorar".

"Probablemente tenga una lágrima en los ojos", reconoció.

Pero para la familia Cocio, todo es diversión.

"Cuando llegue el día en que finalmente se retire, y lo traigan de vuelta para retirar su número, todo será perdonado en mi mente", dijo.

Pero, ¿qué sucederá el domingo si Brady y los Bucs derrotan a los Patriots?

"Cortaré el césped", dijo.