Packers y Bengals se combinaron para fallar seis patadas en el juego

Entre Mason Crosby y Evan McPherson, erraron cinco intentos de gol de campo --incluyendo dos en tiempo extra-- y un punto extra

Aparentemente, nadie quería ganar el partido de los Green Bay Packers y Cincinnati Bengals. Al menos, no los pateadores de lugar.

Mason Crosby de Green Bay y Evan McPherson de Cincinnati se combinaron para fallar cinco goles de campo y un punto extra en el partido, incluyendo yerros para cada equipo en el tiempo suplementario.

Crosby se fue cuatro de siete en intentos de gol de campo y uno de dos en puntos extra, mientras que McPherson se fue cero de dos en goles de campo.

Tanto Crosby como McPherson fallaron intentos de gol de campo durante el tiempo suplementario. Primero, Crosby pateó en tercera oportunidad desde la yarda 22 de los Bengals para errar un gol de campo de 40 yardas, e instantes después, McPherson respondió errando uno de 49 yardas que creyó, en primera instancia, había sido bueno.

Finalmente, el partido llegó a su fin cuando Crosby conectó desde 49 yardas con 1:55 por jugar en la prórroga.

Durante el tiempo regular, Crosby erró intentos de gol de campo en las dos últimas posesiones de Green Bay, uno de 36 yardas con 2:14 por jugar, y otro de 51 yardas sin tiempo en el reloj. McPherson tuvo un yerro intermedio, con 26 segundos por jugar, desde 57 yardas. Ambos intentos fallados por McPherson pegaron en el poste vertical.

En el segundo periodo, Crosby había fallado un punto extra. Los tres aciertos de Crosby en el tiempo reglamentario fueron de 44 yardas en el segundo periodo, 44 yardas en el tercero, y 22 yardas al inicio del cuarto. Crosby entró al partido habiendo conectado sus seis intentos de gol de campo intentados en la temporada, y sus 16 intentos de gol de campo de la temporada pasada. También, estaba perfecto este año en puntos extra.

McPherson solo había errado uno de seis en lo que iba de la temporada, previo a este duelo.