Colts intentan goles de campo sucesivos con dos pateadores contra Ravens

Un problema físico de Rodrigo Blankenship obligó a Indianapolis a probar suerte con el pateador de despeje, Rigoberto Sanchez

Los Indianapolis Colts experimentaron una inusual situación en un intento de gol de campo hacia el final del segundo periodo de su visita de "Monday Night Football" en contra de los Baltimore Ravens.

Con tres segundos por jugar, desde la yarda 24 de Baltimore, Rigoberto Sanchez salió al campo para intentar un gol de campo de 42 yardas que no fue bueno. Lo curioso es que Sanchez no es el pateador de lugar de los Colts, sino el pateador de despeje.

Durante el yerro, el esquinero de Baltimore, Marlon Humphrey, saltó fuera de lugar, y los Ravens fueron castigados con 5 yardas, dándole la oportunidad a los Colts de intentar de nuevo.

Esta vez, Rodrigo Blankenship, el pateador de lugar de Indianapolis, salió al campo para intentar la patada, la cual conectó sin tiempo en el reloj, desde la yarda 19 de Baltimore, para un gol de campo de 37 yardas.

En el intento de patada de Sanchez, quien normalmente es quien detiene el ovoide para Blankenship, el corredor reserva Nyheim Hines asumió ese rol. Cuando Blankenship entró al campo de juego para patear, Sanchez retomó su papel usual en el proceso de la patada, deteniendo el ovoide para él.

Al medio tiempo, el head coach de los Colts, Frank Reich, admitió a ESPN que Blankenship está lidiando con un problema físico, por lo que decidió darle el intento original a Sanchez en la patada.

Al inicio del tercer periodo, Blankenship erró un intento de punto extra para Indianapolis.