Con la mano de lanzar vendada, Tom Brady no piensa ausentarse del juego de jueves

El quarterback de los Buccaneers no espera que su lesión sea un problema grave, más allá de la incomodidad

TAMPA -- Tom Brady dijo que su mano de lanzar pesadamente vendada está adolorida, pero espera jugar cuando los Tampa Bay Buccaneers visiten a los Philadelphia Eagles el jueves por la noche.

Brady se lastimó la mano derecha en la primera mitad de la victoria de Tampa Bay por 45-17 sobre los Miami Dolphins el pasado domingo. Finalizó su primera actuación de por vida de 400 yardas y cinco touchdowns con un par de pases de anotación en el cuarto periodo.

"Está un poco adolorido, pero esperaba que así fuera", explicó Brady este martes, "Jugamos un deporte de contacto. Tienes diferentes golpes y moretones a lo largo del año, y simplemente lidiaremos con ello lo mejor que podamos. Este golpe y moretón, sucede que está en mi mano. Simplemente tratar de prevenir y ser precavido, ser inteligente. Han pasado menos de 48 horas desde que sucedió, así que no es como si hubieran sido cinco días, pero de nuevo, siento confianza de que podré salir allá y haré lo que necesito hacer".

Los campeones defensores del Super Bowl, Buccaneers (4-1), juegan su tercer partido de visita y cuarto en general en 19 días. Brady, de 44 años de edad, lidera a la NFL con 1,767 yardas por pase y es segundo con 15 pases de touchdown.

"Si fuera mi mano izquierda, no pensaría dos segundos en ello", explicó Brady. "El hecho de quesea la mano de lanzar, no hay muchas cosas que son más importantes para un quarterback, aparte del hombro derecho o el codo derecho. Siempre que te golpean en uno de esos, puede ser un tema, pero pienso que aquí no hay nada serio, para nada. Se trata más de una incomodidad, pero creo que desaparecerá en uno o dos días".