Ja'Marr Chase, de los Bengals, es el Coloso de la Semana 7

play
Los receptores brillan entre los Colosos de la Semana 7 de la NFL (1:44)

Javier Trejo Garay analiza a los jugadores más destacados de la jornada en los emparrillados. (1:44)

El receptor abierto novato de Cincinnati se erigió como el jugador más destacado en la jornada de la NFL

La Semana 7 nos brindó múltiples marcadores escandalosos a lo largo y ancho de la NFL, y con ello, también hubo números individuales de llamar la atención durante la jornada.

El mejor en la fecha, sin embargo, fue un receptor abierto altamente criticado durante la pretemporada por pases dejados caer. Hoy, podría ser el candidato principal a llevarse el premio a Novato Ofensivo del Año, sin necesidad de jugar la posición de quarterback.

Ja'Marr Chase, receptor abierto, Cincnnati Bengals

Ninguna de las palizas del día fue más sorpresiva, que la consiguieron los Bengals en casa de Baltimore, por 41-17. Nadie brilló más para Cincy que el receptor abierto novato de LSU.

Chase atrapó ocho pases con los que recorrió 201 yardas y anotó una vez, se quitó numerosas tacleadas, y mantuvo a Baltimore a distancia en el marcador toda la tarde, para que los Bengals tomaran momentáneamente la punta en toda la AFC con marca de 5-2.

Su touchdown de 82 yardas hacia el final del tercer periodo fue el que efectivamente puso el clavo en el ataúd para los Ravens, quienes se habían acercado a 3 puntos de Cincinnati. Sin embargo, Chase incrementó la ventaja a doble dígito, de nuevo, y los Bengals nunca miraron atrás.

La clave para la victoria de Cincinnati ante unos Ravens que habían mostrado grandes cualidades para la remontada en semanas previas, fue que no sacaron el pie del acelerador, y Chase fue pieza crítica para ello.

No esperábamos decir esto cerca del punto de media temporada, pero los Bengals lideran su división.

Menciones honoríficas

Tom Brady, quarterback, Tampa Bay Buccaneers. Finalmente, llegó el primer pase de touchdown N° 600 para un jugador de la NFL, y hubo más. Tom Brady se despachó con cuatro pases de anotación sin intercepción en la primera mitad ante Chicago, y con el partido fuera de las manos de los Bears, se requirió muy poco de él en la segunda mitad, dejando el encuentro en manos de la defensiva. En el proceso, Brady elevó su total a 602 pases de touchdown como el líder histórico de la liga, a 75 de quien le sigue entre jugadores activos, otro pasador que apareció en nuestro listado este domingo.

Joe Burrow, quarterback, quarterback, Bengals. Los Bengals requerían un partdo como el de hoy de Burrow. Su temporada debut quedó cortada de fea manera por una lesión de rodilla, y aunque Cincy llegó al duelo en Baltimore con una marca de 4-2 muy buena, Burrow no había jugado este año como hoy, una actuación que le debe de inyectar mucha confianza a futuro. Completó 23 de 38 pases para 416 yardas con tres touchdowns y una intercepción muy mala que rápidamente queda en el olvido.

Mike Evans, receptor abierto, Buccaneers. De los cuatro pases de touchdown que lanzó Brady en la tarde, tres fueron a parar a las manos de Eavns, quien se adjudicó un total de seis recepciones para 76 yardas en una tarde dominante sobre la defensiva de Chicago.

Damien Harris, corredor, New England Patriots. Ya sabemos que a Bill Belichick le gusta rotar a sus corredores primordiales, y hoy, que fue el turno de Damien Harris en el papel protagónico, no decepcionó, con 14 acarreos para 106 yardas y dos touchdowns, en la actuación redonda de los Pats sobre los Jets, segunda ocasión en la campaña en que los neoyorquinos son humillados por sus rivales divisionales.

Cooper Kupp, receptor abierto, Los Angeles Rams. Los Rams siguen brillando a la ofensiva, y Kupp sigue siendo el arma más importante del arsenal. Se quedó con 10 atrapadas para 156 yardas y dos anotaciones --touchdowns de 2 y 5 yardas-- en una victoria decisiva sobre Detroit, por 28-19.

Kyle Pitts, ala cerrada, Atlanta Falcons Después de que Pitts despertó en un partido en Londres, nadie lo ha podido frenar. El novato ala cerrada de Atlanta quemó a la defensiva secundaria de Miami a lo largo de todo el domingo, quedándose con siete recepciones para 163 yardas en la dramática victoria de los Falcons sobre los Dolphins.

Aaron Rodgers, quarterback, Green Bay Packers. La semana pasada, quedó claro que los Bears son propiedad de Rodgers. Ahora, quizás sea que también es accionista en Washington, porque Rodgers hizo lo que quiso con esa defensiva. Completó 27 de 35 envíos para 274 yardas con tres touchdowns sin intercepciones, y los Packers vencieron con mucha comodidad a Washington en Lambeau.

Matthew Stafford, quarterback, Los Angeles Rams. Stafford no se guardó nada ante los Lions, su ex equipo, completando 28 de 41 pases para 334 yardas con tres touchdowns y sin intercepciones, en un juego con alto contenido emotivo para el quarterback. Stafford se mantiene en la conversación por Jugador Más Valioso de la temporada, y los Rams se mantienen en el grueso de la carrera por el primer sitio en la siembra de la Nacional, en persecución de los todavía perfectos Cardinals.

C.J. Uzomah, ala cerrada, Bengals. Uzomah fue otro de los que brillaron intensamente en un partido redondo para Cincy. El ala cerrada atrapó tres pases para 91 yardas y anotó dos veces en la vapuleada de los Bengals a sus rivales divisionales Ravens.