Tom Brady compartió especial momento con jóven fanático que venció al cáncer de cerebro

Tom Brady se acercó a un aficionado en la grada y le obsequió un sombrero, posterior al duelo en el que lanzó su balón 600 para touchdown

El mariscal de Tampa Bay Buccaneers, Tom Brady, dio cátedra en la Semana 7 frente a Chicago Bears, con cuatro lanzamientos para touchdown, que lo convirtió en el primero en la historia de la NFL en proyectar 600 balones para anotación a lo largo de su carrera, a la vez que aseguró la mejor apertura en siete juegos en la historia de la franquicia, sin embargo, lo que hizo fuera del campo este domingo fue especialmente digno de aplausos.

Cuando el reloj del último cuarto se consumió, -el suplente Blaine Gabbert reemplazó a Brady con 7:58 restantes- el atleta se dirigió a un joven aficionado en las gradas que sostenía un cartel con la leyenda "Tom Brady me ayudó a vencer el cáncer de cerebro".

Brady saludó al fanático, puso un sombrero en su cabeza y le dio la mano. El niño se llenó de emoción tras conocer a la leyenda de 44 años y lo demostró con lágrimas de alegría.

Cuando se le preguntó sobre el "dulce" intercambio con el "chico", en su conferencia de prensa posterior al partido, Brady reflexionó que "pone mucho en perspectiva lo que estamos haciendo en el campo.

"Al final no significa mucho en comparación con lo que atraviesa tanta gente", concluyó.