Henry Ruggs III permanecerá en arresto domiciliario

Ruggs, por conducir ebrio, chocó y en el accidente murió una persona; la cárcel podría ser el siguiente paso para el ex recetor

LAS VEGAS - El ex receptor abierto de los Raiders, Henry Ruggs III, recibió un severo regaño de una jueza de Las Vegas, pero se le permitió permanecer bajo arresto domiciliario monitoreado con GPS y niveles de alcohol después de un accidente fatal causado por el ex jugador al estar ebrio.

La jueza Suzan Baucum señaló a Ruggs y sus abogados que se sentiría más "cómoda con un nivel más alto de monitoreo" después de una audiencia por un retraso en una prueba remota de alcohol por aliento con un dispositivo de mano el 13 de noviembre.

"Pero si hay algún error, si hay algún problema, si se detecta alcohol en su sistema, debe saber que será problemático para esta corte en el futuro", advirtió.

Los abogados David Chesnoff y Richard Schonfeld informaron que su cliente tomó una prueba de todos modos "por precaución" el 13 de noviembre y cumplió con el requisito de tres horas al presentar la prueba negativa.

"Henry hizo lo correcto al dar la prueba dentro de la ventana", dijo Chesnoff, de pie con Ruggs ante el juez. "No debería ser castigado porque su caso atraiga tanta atención".

Desde que salió de la cárcel el 3 de noviembre con una fianza de 150.000 dólares, Ruggs ha pasado más de 77 pruebas de alcoholemia, remarcó su abogado al juez.

Los abogados de Ruggs también presentaron testimonios de dos personas que aseguran estaban con Ruggs cuando perdió la llamada el 13 de noviembre y no escuchó la señal del monitor.

La policía de Las Vegas todavía tiene el teléfono celular de Ruggs, dijo Chesnoff, y ahora ha proporcionado un nuevo número de teléfono al sistema de monitoreo, SCRAM de Nevada.

El dispositivo de mano emitió una señal mientras Ruggs se encontraba ante el juez, requiriendo que Ruggs presentara una prueba de aliento después de su audiencia en la corte.

La policía y los fiscales dicen que Ruggs, de 22 años, y su novia, Kiara Je'nai Kilgo-Washington, resultaron heridos en el accidente antes del amanecer del 2 de noviembre cuando el Chevrolet Corvette de Ruggs se estrelló contra la parte trasera de un Toyota Rav4 que se incendió.

Tina Tintor y su perro murieron en el accidente. Ella tenía 23 años.

Chesnoff no especificó las lesiones de Ruggs, pero le dijo al juez que le quitaron un yeso en la pierna que impedía el uso del dispositivo de tobillo.

Chesnoff y Schonfeld luchan por separado para impedir que los fiscales accedan a los registros médicos de Ruggs, y un abogado de Kilgo-Washington ha lanzado un esfuerzo similar en su nombre. Está programada una audiencia para el 8 de diciembre sobre esa cuestión.

Los fiscales dijeron que el nivel de alcohol en sangre de Ruggs era de 0.16%, el doble del límite legal para los conductores en Nevada, y su vehículo alcanzó velocidades de 156 mph antes del accidente.

Ruggs debe comparecer el 16 de diciembre en una audiencia de evidencias con dos cargos por delitos graves por conducir bajo la influencia de alcohol, cada uno de los cuales conlleva una pena de prisión obligatoria de dos a 20 años si es declarado culpable, además de un delito grave por conducir imprudentemente y un delito menor por portación arma. La policía dice que encontraron una pistola cargada en su auto deportivo destrozado.

Los Raiders liberaron a Ruggs pocas horas después del accidente.

El equipo eligió a Ruggs en el draft de la NFL 2020, procedente de Alabama.