¿Día de dar gracias? Los seis equipos que juegan en Thanksgiving vienen de derrotas

play
¿Con cuánta preocupación llegan los Cowboys a Día de Acción de Gracias en la Semana 12? (3:41)

El conjunto texano llega con bajas por lesión y tras no anotar un touchdown en Kansas City, a pesar de liderar a la NFL en yardas con su ofensiva. (3:41)

Los Bears, Lions, Raiders, Cowboys, Bills y Saints, equipos que verán acción en el Día de Acción de Gracias, acumulan una marca combinada para el mes de noviembre de apenas 2-13-1

El Día de Acción de Gracias es una de dos fechas íntimamente vinculada con el fútbol americano, junto al Año Nuevo. Pero mientras esta última fecha está estrechamente relacionada con el juego colegial, la primera está invariablemente apegada a la NFL, tradición que se remonta hasta 1934.

La Semana 12 de la actual temporada presenta una cartelera triple bastante inusual: los seis equipos que verán acción durante una de las festividades más importantes en territorio estadounidense vienen de derrotas en sus partidos más recientes.

No solamente fue la jornada previa la que maltrató a los Chicago Bears, Detroit Lions, Las Vegas Raiders, Dallas Cowboys, Buffalo Bills y New Orleans Saints. En realidad, ha sido el mes entero de noviembre. Entre los seis clubes se combinan para una marca 2-13-1 en las tres jornadas de la campaña que se han disputado hasta el momento en el mes, con los Cowboys y Bills ostentando los únicos triunfos, y Lions el único otro partido que no es derrota.

Cada uno de los equipos en cuestión se ha cavado su respectivo hoyo por factores diferentes.

En el caso de Detroit, el mal momento se extiende desde diciembre del año pasado, cuando perdieron los últimos cuatro compromisos de la temporada pasada antes de comenzar un 2021 donde todavía no descubren lo que es ganar. Aunque un empate de visita ante los Pittsburgh Steelers hace un par de jornadas --aprovechando la ausencia de Ben Roethlisberger-- borra cualquier posibilidad de que veamos en este 2021 la primera temporada regular 0-17 en la historia de la NFL, un 0-16-1 todavía está al alcance de una franquicia que ya ostenta un 0-16 en su registro.

Se dice que, así como ganar se vuelve un hábito, también sucede con perder, y los Lions han dejado escapar algunas oportunidades claras de victoria en el año. Con cada partido que se les va de las manos, se dificulta el triunfo por el costo mental de la acumulación de derrotas, y por eso es imperativo que Detroit aproveche el pésimo momento de Chicago, porque es probable que no tengan una mejor oportunidad para el triunfo en lo que resta del año.

Y, hablando de los Bears, estamos ante el equipo con la racha perdedora en activo más larga en la NFL, con cinco descalabros en fila. Encima de todo, la semana corta en Chicago para preparar su compromiso de este jueves no estuvo desprovista de polémica, con un reporte afirmando que Matt Nagy dejaría de ser el head coach de los al término de su visita a Detroit.

Nagy salió a desmentir esa versión el martes, y el mandamás en la organización, George McKaskey, respaldó a su coach un día más tarde. No obstante, es innegable que Nagy tiene el agua hasta el cuello, y la ausencia del quarterback novato Justin Fields agudiza la situación porque Andy Dalton, quien iniciará este jueves para Chicago, no es precisamente el pasador que le comprará tiempo al proyecto de Nagy, más allá de cómo juegue.

Bears y Lions darán la patada inicial a las 11:30 a.m. tiempo del centro de México en Ford Field, y Chicago salta como favorito (-3) en un duelo donde la línea de altas/bajas se ubica en 41.5.

El segundo partido de la cartelera tendrá a los Raiders del head coach interino Rich Bisaccia visitando a los Cowboys, el equipo anterior de Bisaccia.

Las Vegas ha pasado por lo inimaginable fuera del campo en lo que va de la temporada, y no tiene mucho caso repasarlo todo en este espacio. Bisaccia asumió como interino y el equipo respondió favorablemente de inmediato, con dos victorias. Después, la jornada libre pareció tener un efecto negativo, con los Raiders perdiendo los tres partidos desde entonces. Era impensable suponer que lo ocurrido fuera del campo con Jon Gruden, Henry Ruggs III y Damon Arnette no pasara factura, tarde o temprano, a esta plantilla, pero Las Vegas es capaz de momentos brillantes en el emparrillado, todavía. Solo es cuestión de hilar los suficientes para terminar el tiempo reglamentario con más puntos que el rival.

Los Cowboys tienen otro tipo de problemas, principalmente, lesiones. Vienen de un juego donde resultaron más competitivos de lo esperado --considerando cómo empezó esa visita a Arrowhead de la Semana 11-- a pesar de que no anotaron un solo touchdown, jugando sin un puñado de titulares, incluyendo a su tackle izquierdo Tyron Smith, su receptor abierto Amari Cooper, sus alas defensivas DeMarcus Lawrence y Randy Gregory, y perdiendo al receptor abierto CeeDee Lamb a medio camino. Cooper seguirá ausente, pero Smith y Lamb podrían volver ante Las Vegas de inicio.

La ofensiva N° 1 de la NFL delató carencias serias en la profundidad de su armamento aéreo la semana pasada, y si la pasaron mal ante la dupla de Frank Clark y Chris Jones, las cosas no pintan grandiosas con Maxx Crosby y Yannick Ngakoue, si es que no vuelve Smith a un nivel aceptable.

Eso sí, de todos los seis clubes en cuestión, nadie ha jugado mejor en noviembre que los Cowboys, que aniquilaron por completo a los Atlanta Falcons en el mismo escenario del partido de esta tarde.

Raiders y Cowboys arrancan hostilidades a las 3:30 p.m., tiempo del centro de México en el AT&T Stadium, con los de casa siendo amplios favoritos (-7.5) y la línea de altas y bajas rondando 50.5.

Finalmente, los Bills y Saints escribirán el capítulo final del Día de Acción de Gracias del 2021 en New Orleans en el segundo duelo entre equipos de distinta conferencia del día. Como en el caso del partido de Raiders y Cowboys, se trata de un enfrentamiento entre dos equipos que no tienen marca perdedora, de los cuales hay un total de nueve en la jornada. Se trata de la primera ocasión en la historia de la NFL en que hay un número tan alto de juegos entre equipos en .500 o mejor, en una fecha tan tarde en la campaña como la Semana 12.

New Orleans ha perdido tres en fila, todos iniciados por Trevor Siemian como quarterback titular después de suplir exitosamente al lesionado Jameis Winston en la victoria sobre los campeones Tampa Bay Buccaneers de la Semana 8. ¿Ha jugado terrible Siemian? No, pero tampoco ha sido precisamente un pasador de primera línea en sus minutos de juego.

Los Saints llegan con una ausencia preocupante, la del corredor Alvin Kamara. El mejor jugador del club --y posiblemente su suplente, Mark Ingram II-- dejarán vulnerable a una ofensiva que ya intenta competir sin su quarterback titular, Winston, y uno de los mejores receptores abiertos de la liga, Michael Thomas. A los ausentes hay que agregar el nombre del tackle derecho Ryan Ramczyk, que tampoco se uniformará en contra de los Bills.

Al otro lado del campo, Buffalo es posiblemente el equipo que menos ha sufrido de los seis en cuestión, en términos de lesiones y distracciones fuera del campo. Eso hace de su caída en el nivel de juego una gran incógnita, y las dos derrotas en las últimas tres jornadas ya los dejaron fuera del liderato de la AFC Este.

Si la actuación de Dallas hace dos fechas contra Atlanta fue brillante, los Bills no estuvieron lejos cuando apalearon a los New York Jets en la misma Semana 10. Pero ese triunfo fue un emparedado entre una derrota francamente inexplicable ante los Jacksonville Jaguars donde no lograron anotar touchdown, y una salida el pasado domingo en que Jonathan Taylor de los Indianapolis Colts dejó marcadas sus huellas por encima de toda la defensiva.

Sin lesiones serias a sus jugadores clave, ni acumulación de problemas extradeportivos que distraigan a los jugadores, ¿qué le pasa a los Bills? Buffalo está lejos de tener que hablar de una campaña perdida, pero alejarse del primer lugar en la siembra de la AFC para la postemporada no es un camino recomendable.

Bills y Saints darán la patada inicial a las 7:20 p.m., tiempo del centro de México, con los visitantes siendo claramente favorecidos (6.5) en las apuestas, y la línea de altas y bajas aterrizando en 45.5.

El Día de Acción de Gracias ofrecerá, por primera ocasión desde que se juegan regularmente tres encuentros, a seis equipos que vienene a la baja. Sin embargo, a la oportunidad de disfrutar un día repleto de fútbol americano de NFL adicional al domingo se agradece, siempre.

Información de ESPN Chalk y AP fue utilizada en la redacción de esta nota.