Los Cowboys siembran dudas

play
¿Cuál es el mayor problema de Dallas? (4:20)

Ciro Procuna enumera los puntos que han ido mermado el desempeño de los Cowboys en sus últimos encuentros. (4:20)

Las alarmas se han encendido por la tercera derrota en cuatro partidos; la afición se pregunta si llegarán o no al Super Bowl

Al inicio de la temporada no se tenía la certeza de que los Dallas Cowboys pudieran siquiera ganar la división Este de la NFC. Hoy lo que se pregunta su afición es si llegará o no al Súper Bowl. ¡Menuda escalada en las expectativas en menos de tres meses!

Las alarmas se han prendido en Arlington por la tercera derrota en los últimos cuatro juegos para los Cowboys. Eran favoritos para vencer a los Raiders por un touchdown, y perdieron en tiempo extra. Aunado a esto, los Eagles van al alza y visitarán a los Giants el domingo en un partido ganable. Si lo consiguen se habrán puesto a un juego de Dallas.

Contra Raiders fueron varios los pecados de los Cowboys. En principio, no puedes cometer 14 castigos para 166 yardas, simplemente no hay manera de ganar un juego con semejante handicap. Acto seguido no contaban con sus dos receptores abiertos titulares. Sin Ceedee Lamb y Amari Cooper es un ataque totalmente diferente, carente de pólvora, de amenaza vertical. Lamb por estar en protocolo de conmoción y Cooper positivo en Covid. Habrá que ver si están listos para el próximo jueves que juegan en New Orleans.

Y también la defensiva volvió a mostrar su rostro más vulnerable. Le admitieron 509 yardas de ofensiva a los Raiders, con todo y que Darren Waller no terminó el partido por lesión. Permitieron jugadas grandes de Deshaun Jackson y Hunter Renfrow.

Las dudas en noviembre inundan a los Cowboys en The Star. Ante los Broncos fueron un desastre. Una semana después vencieron con facilidad a los Falcons, un equipo malo entre los malos. Luego perdieron en Arrowhead ante los Chiefs ante su incapacidad de orientar el ataque hacia el juego terrestre y sin anotar touchdown. Este jueves la caída en casa ante Raiders acentúa las interrogantes rumbo a la recta final.

Dallas tiene para ganar la división. No tengo duda. Pero para cubrir toda la ruta, no lo creo. Llegado el punto tendrán que medirse a los Tom Brady, Aaron Rodgers, Kyler Murray, quarterbacks capaces de descifrar sus carencias como lo hizo Derek Carr este jueves. Ese es otro nivel. Como sea, las expectativas que había con estos Cowboys al inicio de temporada estaban uno o dos escalones por debajo de donde están ahora. No lo perdamos de vista.