Texans cortan al linebacker Zach Cunningham de modo sorpresivo

La franquicia de Houston había extendido el contrato del linebacker por cuatro años y 58 millones de dólares apenas en el 2020

HOUSTON -- Los Houston Texans han liberado al linebacker Zach Cunningham, confirmó este miércoles el head coach David Culley.

La baja de Cunningham llega después de que fuera suspendido para el partido de la Semana 13 de los Texans, una derrota ante los Indianapolis Colts, porque llegó tarde a su prueba programada de COVID-19.

Se trató de la segunda ocasión en la campaña que Cunningham no jugó por violar las reglas del equipo. En la Semana 2 contra los Cleveland Browns, fue enviado a la banca por el primer periodo, por tardanza recurrente.

"Tenemos estándares. No sentí que esos estándares habían sido observados consistentemente. Y siendo que tomé una decisión que fue lo mejor para nuestro equipo. Se trata del equipo, no se trata de los individuos", dijo Culley.

El head coach dijo que la decisión de seguir adelante sin Cunningham "no fue para nada difícil".

"Se trata del equipo, no de ningún jugador en lo individual. Y una cosa de la que siempre hablo es, no necesariamente se trata de ser el mejor jugador en el equipo, pero se trata de ser el mejor jugador para el equipo, y ese es nuestro lema", señaló.

Cunningham, un recluta de segunda ronda del 2017, firmó una extensión de contrato de cuatro años y 58 millones de dólares en el 2020. El linebacker suma 67 tacleadas y un balón suelto forzado en esta temporada.

Los Texans exploraron traspasar a Cunningham durante el campamento de entrenamiento y antes de la fecha límite para canjes, pero no lograron encontrar a un socio interesado.

En caso de que Cunningham sea reclamado vía waivers, los Texans se ahorrarían 275,000 dólares (lo que resta por pagar del salario base del linebacker en la campaña) contra el tope salarial del 2021, además de sus bonos de plantilla por partido. De acuerdo a OverTheCap, hay una garantía contra lesión de 10 millones de dólares integrada al contrato de Cunningham.

La movida dejará a los Texans con un cargo de 5.5 millones en dinero muerto en el 2021, y 12.8 millones en dinero muerto en el 2022 proveniente del contrato de Cunningham.