Giants estarán nuevamente sin el quarterback Daniel Jones para la Semana 15

El quarterback de New York no ha recibido alta médica para contacto después de sufrir una lesión en el cuello

EAST RUTHERFORD -- Los New York Giants volverán a estar sin el quarterback Daniel Jones esta semana frente a los Dallas Cowboys, por una lesión en el cuello, dijo una fuente a ESPN.

Jones se sometió a su ronda semanal de pruebas el lunes y no recibió alta para contacto. La lesión no empeoró, pero las imágenes todavía orillaron al personal médico a proceder con extrema cautela.

The Athletic fue el primer medio en reportar que se espera que Jones se pierda el partido de esta semana.

Mike Glennon probablemente vuelva a iniciar en lugar de Jones. El recientemente adquirido quarterback Jake Fromm también podría ver algo de acción.

Jones todavía tiene la posibilidad de regresar en la temporada, pero en algún punto, los Giants deberán decidir si vale la pena el riesgo por la recompensa. Les restan solamente tres partidos después de esta semana, y están fuera de la pelea por los playoffs con una marca de 4-9.

Mientras tanto, hay optimismo internamente de que el liniero defensivo Leonard Williams pudiera regresar en la temporada --quizás tan pronto como esta misma semana-- después de sufrir una lesión en el brazo el domingo contra Los Angeles Chargers, de acuerdo a una fuente. Temores iniciales de una lesión seria fueron disipados con las pruebas del lunes.

Williams nunca se ha perdido un partido por lesión en su carrera.

Jones se ha perdido los dos partidos pasados, ambas derrotas, por una lesión en el cuello sufrida en el triunfo sobre los Philadelphia Eagles del mes pasado. Glennon inició en su lugar, tirando para 191 yardas con dos touchdowns y una intercepción, en una derrota por 37-21 ante los Chargers el domingo.

Pero, Jones se ha mantenido en forma de juego a pesar de no recibir alta para el contacto. Se sometió a una extensa sesión previa al juego del domingo en Los Angeles.

Esa ha sido la parte rara de toda la situación. Jones ha sido capaz de hacerlo todo --correr a toda velocidad, rolar, lanzar cruzando el campo-- sin limitaciones. Simplemente no ha podido jugar los domingos porque no ha recibido alta para el contacto.

Los Giants y Jones han estado esperanzados de que pudiera recibir dicha alta, pero tampoco han podido afirmar con certeza si iba a poder regresar en algún punto de la temporada. No ha habido nada desde la lesión que indicara que el problema hubiera empeorado.

"No tengo nada negativo, nada de lo que sienta menos optimismo, si es que tiene sentido eso", explicó el head coach Joe Judge el lunes. "No tengo información que me diga que va en dirección contraria. Así que esperamos ansiosamente como ustedes, escuchar lo que dicen los doctores, y ver dónde va esta semana".

Jones, de 24 años de edad, ha completado el 64.3 por ciento de sus pases para 2,428 yardas con 10 touchdowns y siete intercepciones en la campaña. No es exactamente lo que esperaban los Giants o el joven pasador para la temporada.

Se suponía que sería el año en que Jones iba a dar un salto significativo. Se trata de su tercera campaña profesional luego de ser seleccionado sexto global en el 2019, y los Giants sumaron armas con la esperanza de construir una ofensiva explosiva a su alrededor.

No ha funcionado. La línea ofensiva ha sufrido para proteger en jugadas de pase, los jugadores más explosivos del equipo no han logrado mantenerse sanos, y el desempeño de Jones, por momentos, ha sido desigual.

Los Giants incluso despidieron al coordinador ofensivo Jason Garrett el mes pasado y sumaron a las responsabilidades de Freddie Kitchens. Eso dio a Jones su tercer encargado del mando de jugadas en sus tres primeras campañas de NFL.