Eagles no son los mismos que cayeron con los Buccaneers en la Semana 6

Philadelphia no pudo remontar ante Tampa Bay el pasado 14 de octubre, pero ahora apostará por su ataque terrestre para no enfrentar otra desventaja 28-7

Los Philadelphia Eagles son un mejor equipo que aquel derrotado en la Semana 6 por los Tampa Bay Buccaneers.

Aun así, hay muchas razones para que los campeones defensores del Super Bowl sean favoritos por 8.5 puntos el domingo en el partido de la Ronda de Comodines de la Conferencia Nacional. Hasta arriba de la lista está el hecho de que los Bucs derrotaron fácilmente a los Eagles en el primer enfrentamiento.

Los Buccaneers (13-4) construyeron una ventaja de 28-7 en el tercer cuarto ante Philadelphia (9-8) y la aguantaron para ganar 28-22 como visitantes en aquel duelo de jueves por la noche, el 14 de octubre.

La derrota llevó a un giro en la estrategia ofensiva de los Eagles. Una semana después volvieron a perder ante Las Vegas Raiders para poner su marca 2-5, pero respondieron con un récord de 7-2 después de ello para asegurar su boleto a playoffs, antes de dar descanso a sus titulares el sábado por la noche, en la derrota 51-26 contra los Dallas Cowboys.

"Mirando el partido pasado [contra Tampa], siento que no es el mismo equipo que tenemos ahora. En cuanto a los jugadores es muy similar, pero la forma en la que este equipo ataca es completamente diferente", declaró el ala cerrada Dallas Goedert.

Goedert y el tackle derecho Lane Johnson no estuvieron presentes en el partido en octubre; los Bucs no tuvieron al ala cerrada Rob Gronkowski.

"Comenzó a cambiar en ese partido [en Las Vegas], en cuanto a quiénes éramos y qué estábamos haciendo", refirió el entrenador en jefe Nick Sirianni.

Sirianni comentó que él y su cuerpo de entrenadores utilizaron días adicionales después del revés contra Tampa Bay para replantear su aproximación, y construir la estrategia alrededor de una línea ofensiva dominante y apostar más a los acarreos.

Philadelphia terminó con el mejor ataque terrestre de la NFL, con 159.7 yardas en promedio por partido.

Contra los Bucs, el quarterback Jalen Hurts hizo jugadas con sus piernas (10 acarreos, 44 yardas), pero Miles Sanders fue el único corredor que tocó el balón. Efectuó nueve acarreos para 56 yardas y sólo uno de sus toques de balón fue en la primera mitad.

Hurts, quien a sus 23 años será el quarterback más joven en iniciar un partido de playoff para los Eagles, mostró señales de madurez como pasador conforme avanzó su segunda temporada en la liga. Solamente lanzó 115 yardas en contra de Tampa Bay, con un índice de pasador de 55.8 que fue su segundo más bajo del año. En sus últimas tres apariciones de la temporada registró índices de pasador de 110.4, 102.5 y 90.9.

Sobre las diferencias que hay en Hurts, Sirianni dijo: "Pienso que son significativas. Jalen es un estudioso del deporte. Tiene mucho carácter y ese tipo de jugadores que aman el futbol americano van a alcanzar su techo".