Buccaneers dominaron a placer a los Eagles y esperan rival

Tanto a la defensiva como a la ofensiva, el equipo campeón fue mucha pieza para Philadelphia

TAMPA, Fla. – Jugando casi con toda su fuerza por primera vez esta temporada, la defensiva de los Tampa Bay Buccaneers sofocó a los Philadelphia Eagles, forzando tres pérdidas de balón en una victoria por 31-15 en la ronda de comodines en el Raymond James Stadium.

Con los apoyadores Shaquil Barrett, Jason Pierre-Paul y Lavonte David regresando de lesiones, y el esquinero titular Sean Murphy-Bunting, el único abridor defensivo sentado, la defensiva recuperó su forma de postemporada de hace un año cuando se convirtió en el factor al derribar a los futuros mariscales de campo del Salón de la Fama Drew Brees, Aaron Rodgers y Patrick Mahomes.

Contuvieron el poderoso ataque terrestre de los Eagles a solo 95 yardas por tierra, con 34 de esas yardas en una carrera de touchdown de Boston Scott en el último cuarto, el primero de dos TD tardíos de los Eagles.

Los profundos Jordan Whitehead y Antoine Winfield Jr. marcaron la pauta, con Whitehead anotando seis tacleadas, dos para pérdida y Winfield agregando cinco tacleadas, una tacleada para pérdida. Winfield también capturó al mariscal de campo Jalen Hurts, quien rara vez intentó un pase profundo.

Hurts fue limitado a 23 de 43 pases para 258 yardas, un touchdown y dos intercepciones, del profundo Mike Edwards y Barrett. El esquinero Ross Cockrell también recuperó un balón suelto en un despeje fallido de Jalen Reagor.

En el otro lado del balón, comenzando el juego de playoffs número 46 de su carrera y jugando sin varias armas clave --Chris Godwin, Cyril Grayson, Antonio Brown, Leonard Fournette y Ronald Jones-- el mariscal de campo Tom Brady y la ofensiva continuaron rodando a pesar de perder al tackle derecho de All Pro Tristan Wirfs quien se lesionó el tobillo en la posesión inicial.

En ausencia de Wirf, Brady fue capturado cuatro veces, pero la ofensiva fue fuerte por tierra e incorporó los pases más rápidos de la temporada de la liga, deshaciéndose del balón en 2.17 segundos por tiro, el más rápido de Brady desde 2016, el año en que NFL Next Gen Stats comenzó a rastrear la métrica.

El tercer corredor Ke'Shawn Vaughn y el corredor de tercera oportunidad Giovani Bernard, recién activados de la reserva de lesionados, anotaron de 1 y 2 yardas respectivamente en la primera mitad, con el ala cerrada Rob Gronkowski contribuyendo con un touchdown de 2 yardas y otro para el receptor abierto Mike Evans en una jugada de 36 yardas en el tercer cuarto. Evans terminó con nueve recepciones, un récord de postemporada de los Buccaneers, de 10 objetivos, para 119 yardas.

Brady, cuyo récord de postemporada mejora a 35-11, avanza a la ronda divisional por decimoséptima vez en su carrera, seis veces más que cualquier otro mariscal de campo titular, pero fue solo la cuarta vez que lo hace con una victoria como comodín.

Su antiguo equipo, los New England Patriots, a quienes los Bucs derrotaron por estrecho margen 19-17 durante la temporada regular, se encuentran una vez más como espectadores de su búsqueda de otro campeonato, después de sufrir una sorprendente derrota por 47-17 ante los Buffalo Bills el sábado.

Los Bucs recibirán a los Dallas Cowboys, Los Angeles Rams o los Arizona Cardinals en la ronda divisional, dependiendo del resultado de los otros dos juegos de comodines en la NFC. Los Bucs albergarán el sembrado más alto del trío, y los Packers recibirán al más bajo.

Sin embargo, la gran pregunta es cómo se reagruparán si Wirfs no puede jugar. El suplente Josh Wells, cuya acción durante toda la temporada ha servido como tacle extra, tuvo problemas para reemplazar a Wirfs. Además, ¿cuánto se verá afectado el centro Ryan Jensen por una lesión en el tobillo que sufrió en el primer cuarto, aunque siguió jugando?

En una nota positiva, Fournette, quien lideró la liga en yardas de scrimmage la postemporada pasada, podría regresar la próxima semana, lo que ayudaría a aliviar la presión sobre Brady.