Los San Francisco 49ers eliminan a Dallas Cowboys y piensan en Green Bay Packers

ARLINGTON, Texas -- Los San Francisco 49ers ya piensan en la ronda Divisional de la postemporada contra los Packers en Green Bay, después de vencer a los Dallas Cowboys a domicilio.

San Francisco se metió al AT&T Stadium y de principio a fin ejecutó el plan que ni siquiera escondieron durante la semana, el de correr el balón, ser agresivos y provocar errores con su defensa en la ofensiva de los Cowboys.

Fueron superiores en todos los aspectos del juego desde que en su primera serie ofensiva recorrieron 75 yardas en siete jugadas para touchdown. Aunque al final por una intercepción de Jimmy Garoppolo, entre otros descuidos, el partido parecía complicarse.

"Fue un juego emotivo", dijo el entrenador Kyle Shanahan. "Tuvimos muchas oportunidades. Teníamos que ganar este partido. Sentí como que lo hicimos varias veces. Pero esos muchachos (Cowboys) siguieron luchando. Tuvimos un par de errores al final y no debimos dejar que se acercaran".

"Pudimos terminar con el partido", agregó. "Fue muy duro, en especial en ese ambiente y en un estadio con tanta gente. Fue un gran triunfo para los muchachos".

Como ha sido toda la segunda mitad de la temporada, el receptor/corredor Deebo Samuel guió a la ofensiva en todos los aspectos del juego: Corrió, cachó y bloqueó, ya fuera de manera explosiva o física. Incluso hasta intimido y engañó.

inline1>

"Es un buen jugador en todos aspectos", mencionó el linebacker de los Cowboys Micah Parsons. "Es difícil de controlar porque te puede lastimar de muchas maneras como hizo hoy".

Samuel acarreó el balón 10 veces como corredor para 72 yardas, es decir, con promedio de 7.2 yardas cada vez que enfrentó por tierra a la defensa de los Cowboys.

Eso se sumó a las 96 yardas del novato Elijah Mitchel, que terminaron por derrumbar a Dallas y provocar que se abrieran los espacios en las zonas cortas y largas del campo.

Jimmy Garoppolo condujo el "camión" de manera decente con 172 yardas por pase y un juego limpio hasta que en el cuarto periodo lanzó una intercepción, que los Cowboys convirtieron en touchdown cinco jugadas después y, más importante, que puso en "peligro" el triunfo de los 49ers.

"Fue un juego largo contra una defensa que sabe ir por el balón y que aprovecha cualquier descuido", dijo Shanahan. "Creo que jugó realmente bien en la primera mitad e hizo algunas muy buenas jugadas en la segunda también. Obviamente, en la intercepción simplemente se le fue un mal pase".

Las únicas malas noticias para los 49ers este domingo fueron las lesiones del ala defensiva Nick Bosa, quien salió con síntomas de conmoción cerebral en el segundo cuarto, y el linebacker Fred Warner y el tackle defensivo Jordan Willis, ambos por dolencias de tobillo.

Shanahan dijo que tendría mayor información el lunes, cuando comenzarán a pensar ya de manera formal en el partido contra Green Bay.

"Tuvieron un gran año", dijo Shanahan sobre los Packers. "Estoy contento de tener la oportunidad de jugar contra ellos otra vez. Han sido increíbles. Ni siquiera sé si jugaremos contra ellos en sábado o domingo. Pero por lo pronto vamos a disfrutar en el avión el viaje de regreso a casa".

"Mañana regresamos a trabajar cuando aterricemos", agregó.

Los Packers vencieron a los 49ers 30-28 en la Semana 3 de temporada regular.