¿Cuáles ganadores de Ronda de Comodines son más peligrosos en Ronda Divisional?

play
¿Qué podemos esperar del partido entre Rams y Buccaneers? (2:27)

Lalo Varela y Pablo Viruega analizan lo que será el cruce entre el equipo de Tampa Bay y el conjunto de LA, en la ronda de División de la NFC. (2:27)

Echamos un vistazo a los triunfadores de la primera pase de postemporada, para determinar quién puede hacer más ruido en la siguiente ronda

El "Super Wildcard Weekend" en la NFL quedo atrás, y extrañamente, solo dos de seis juegos resultaron más o menos parejos.

Para muchos, la Ronda Divisional --que está en puerta--, es la etapa más atractiva en los playoffs. Y la lógica nos dice que así será.

En la ronda anterior, vimos algunas formidables exhibiciones de equipos que dejaron una gran impresión de cara a la siguiente etapa.

¿Cuáles son los equipos que avanzaron de la Ronda de Comodines que lucen más fuertes para la Ronda Divisional?

Cincinnati Bengals

A pesar de que el duelo en la Ronda de Comodines ante Las Vegas Raiders fue cerrado, los Bengals, lucen en estupenda forma.

La ofensiva explosiva que encabeza Joe Burrow será una seria amenaza para los Tennessee Titans, que probablemente puedan contar nuevamente con su corredor Derrick Henry, quien se lesiono el pasado 31 de octubre, es decir hace dos meses y medio. Solo pudo jugar nueve de 17 juegos de la temporada regular. Pese a ello los Titans se las arreglaron para la ganar la División Sur de la Conferencia Americana.

Cincinnati, con ese póker con el que cuenta --Burrow, Ja'Marr Chase, Tyler Boyd, Joe Mixon-- es un equipo lleno de recursos a la ofensiva.

El encuentro se presenta --sobre el papel-- muy equilibrado, pero en las casas de apuestas al inicio de esta semana, los de Tennessee aparecen como favoritos por -3.5. Es lo que prácticamente se otorga como ventaja al equipo de casa.

Honestamente, es difícil apostar en contra de los Bengals, que de ganar no debería ser considerada como sorpresa. Para tomar en cuenta: Cincinnati fue el equipo capaz de parar la racha de ocho victorias consecutivas a los Kansas City Chiefs.

Buffalo Bills

La estrategia para ganar a los Bills es muy fácil: “solo” hay que parar a Josh Allen. Bueno esa, es al menos la teoría de todo aquel equipo que enfrenta a Buffalo tiene en mente. Claro, una cosa pensarlo y otra cosa es hacerlo.

Buffalo terminó como la mejor defensa en puntos permitidos y la tercera mejor ofensiva anotadora, ganando sus últimos cinco partidos de temporada regular y dando un golpe sobre la mesa ante los New England Patriots, propinándole a Bill Belichick su peor derrota en postemporada, en el juego de Ronda de Comodín del pasado fin de semana.

Josh Allen está en su mejor momento, y la defensiva es --sin discusión-- la mejor de toda la liga.

Kansas City Chiefs

Los Chiefs dieron un vuelco a su mal inicio de temporada, al grado de ganar ocho juegos en fila después de un arranque muy pobre.

En esa buena racha, fue la defensiva --y no Patrick Mahomes-- la que dio un paso adelante, promediando solo 17 puntos permitidos por juego.

Sin embargo, la versión "Most Valuable Player" de Mahomes apareció en el juego de este domingo ante los Pittsburgh Steelers, destapándose con cinco pases de touchdown ante una muy buena defensiva. Ni la gran actuación de T.J. Watt fue suficiente para parar al N° 15 de los Chiefs.

En algunos rubros, los Chiefs han mejorado con respecto a la temporada anterior. Mejor defensiva, una baraja de corredores con Clyde Edwards-Helaire, Darrel Williams y la revelación de esta semana, Jerick McKinnon. Pese a ello, hoy no parecen los únicos favoritos, quizá porque subió el nivel de competitividad en la Conferencia Americana.

Pese a ello Kansas City llega como rival de mucho cuidado y buscan jugar su tercer Super Bowl consecutivo.

Buffalo en Kansas City se presenta como un auténtico choque de trenes

Tampa Bay Buccaneers

En Conferencia Nacional el único a mi entender que demostró estar listo para los grandes retos es Tampa Bay.

La defensiva pulida por Todd Bowles se ve rápida, agresiva y muy fuerte.

De la ofensiva, inevitablemente habrá que hablar de Tom Brady, quién terminó la temporada regular con más de 5,300 yardas --su mejor marca-- y 43 pases de touchdown, el tercer mejor registro en sus 21 años como profesional.

Esta ofensiva también entendió cómo suplir las bajas por lesión, COVID-19, y el bochornoso episodio de Antonio Brown con jugadores prácticamente desconocidos como el corredor Ke'Shawn Vaughn y el receptor Tyler Johnson. Además, han recuperado otros elementos que estaban a la sombra como Giovani Bernard y Breshad Perriman.

Los Angeles Rams ganaron sin sobresaltos, y con 23 puntos de ventaja, a un rival muy conocido como son los Arizona Cardinals, pero la inconsistencia de Matthew Stafford y lesiones a la defensiva, dan lugar a las dudas.

Con los San Francisco 49ers, un Jimmy Garoppolo proclive a cometer errores en momentos clave también puede ser el talón de Aquiles. Aunque es de destacar, eso sí, que sus números han mejorado.