U. Michigan pagará $490 millones a víctimas de abuso sexual

Aaron M. Sprecher via AP

La Universidad de Michigan anunció un acuerdo de 490 millones de dólares con más de 1,000 personas que dicen haber sido abusadas sexualmente por el médico deportivo, el doctor Robert Anderson, durante sus casi cuatro décadas en el plantel, anunciaron la universidad y aquellos involucrados en el acuerdo el miércoles.

La universidad informó que gracias a una mediación llegó al acuerdo según el cual 1.050 personas recibirán compensación monetaria.

Los individuos y sus abogados determinarán cómo repartir los 460 millones de dólares, sin influencia de la universidad, indicó la institución en un comunicado. Otros $30 millones serán apartados para futuros reclamos. Los desembolsos a los individuos no serán todos equitativos y se determinarán por un asesor basado en varias variables.

Jordan Acker, presidente de la junta directiva de la Universidad de Michigan, le dijo a los reporteros que el acuerdos resolverá todos los reclamos de los sobrevivientes.

"Esperamos que este acuerdo inicie el proceso de sanación para los sobrevivientes", expresó Jordan Acker, presidente de la junta directiva de la Universidad de Michigan. "Al mismo tiempo, el trabajo iniciado hace dos años, cuando los primeros sobrevivientes valientes presentaron sus denuncias, continuará".

"Debemos apoyar la sanación y la restauración de la confianza en un ambiente donde la seguridad es fundamental", dijo Acker. "Este acuerdo es un paso importante en esa dirección".

El abogado Parker Stinar dijo que el acuerdo fue logrado el martes en la noche. La universidad estaba en un proceso de mediación para resolver múltiples demandas de personas, en su mayoría hombres, que dijeron haber sido sexualmente abusados por Anderson en examinaciones médicas de rutina.

"Ha sido una travesía larga y difícil, y creo que este acuerdo traerá justicia y sanación a los muchos valientes hombres y mujeres que se negaron a ser silenciados", expresó Stinar, quien representa a unas 200 víctimas.

Anderson trabajó en la universidad desde 1966 hasta que se jubiló en 2003, y fue el director del Servicio Médico de la universidad y el médico para diversos equipos deportivos de la universidad, incluso de fútbol americano.

Múltiples jugadores de fútbol americano y otros deportistas han acusado a Anderson, quien falleció en 2008, de abusar sexualmente de ellos.

Un informe de una firma contratada por la escuela determinó que el personal perdió varias oportunidades de detener a Anderson en sus 37 años de carrera.

La universidad regularmente es ranqueada como una de las mejores universidades públicas de los Estados Unidos.

"Este acuerdo es un paso crítico entre tantos que la universidad ha tomado para mejorar el apoyo para los sobrevivientes y para prevenir y abordar la mala conducta con mayor efectividad", dijo la presidenta de la universidad Mary Sue Coleman.

El abogado Mick Grewal, quien representa a 250 de las 1,050 personas, le dijo a Dan Murphy de ESPN que el acuerdo es "una victoria para los sobrevivientes del abuso sexual".

"Es otro paso hacia obtener transparencia, rendición de cuentas y justicia", dijo Grewal. "Puede ayudar a cambiar nuestra cultura, pero no puede haber sucedido sin los hombres y mujeres valiente que dieron un paso al frente para contar sus historias".

Tad DeLuca, cuya carta inicial al director de asuntos deportivos de la universidad, Warde Manuel, denunciando abusos sexuales desató la investigación sobre Anderson, declaró que no le da placer alguno enterarse del acuerdo y que teme que dejará otros asuntos sin resolver.

"El acuerdo va a cubrirlo todo para que la universidad pueda seguir teniendo su brillosa letra 'M' y seguir luciéndose ante el mundo, pero la situación en el campus es horrible", expresó DeLuca el miércoles en una entrevista telefónica con la Prensa Asociada.

El acuerdo debe ser aprobado por la junta, que se espera votará en su reunión de febrero, dijo Acker. También debe ser aprobado por el 98% de los demandantes y la corte que supervise las demandas.

El acuerdo llegó aproximadamente dos semanas después de que un senador estatal anunció nueva legislación bipartita que le daría con carácter retroactivo a los acusadores una ventana de 30 días para demandar a la escuela por daños sin importar los límites de tiempo legales e impediría a la universidad de utilizar la defensa de inmunidad gubernamental. Los proyectos de ley, que estaban listos para presentarse esta semana, se promovieron como una manera de proporcionarle a las víctimas más seguridad y presionar más a la escuela por una resolución.

El acuerdo llegó justo después de que dos hombres quienes alegan haber sido abusados sexualmente por Anderson dijeron que esperaban que un cambio en liderato a raíz del despido del presidente de la universidad Mark Schlissel que se dio en el fin de semana permitiría a la escuela a ser más responsable hacia las víctimas de abuso.

Keith Moree y Robert Stone le dijeron a reporteros el martes que la escuela de Ann Arbor está lista para un cambio de cultura mientras su junta realiza una búsqueda para reemplazar permanentemente a Schlissel, quien fue cesado el sábado debido a una alegada "relación inapropiada con una empleada universitaria".

El acuerdo con las víctimas de Anderson es uno de varios a los cuales han llegado universidades luego de escándalos de abuso sexual, incluyendo el acuerdo de la Universidad de Michigan State de pagar $500 millones para resolver los reclamos de más de 300 mujeres y niñas que dijeron que fueron agredidas por Larry Nassar, quien fue el médico deportivo en el campus así como el médico para USA Gymnastics.

Ese acuerdo, que se anunció en mayo de 2018, se consideró el más grande en aquel tiempo, superando por mucho los más de $100 millones que la Universidad de Penn State ha pagado para resolver reclamos de al menos 35 personas que acusaron al ex entrenador asistente de fútbol americano Jerry Sandusky de abuso sexual.

El año pasado, la Universidad del Sur de California llegó a un acuerdo por $852 millones con más de 700 mujeres que han acusado al ginecólogo de la escuela de mucho tiempo, el doctor George Tyndall, de abuso sexual.

Dan Murphy de ESPN y la Prensa Asociada aportaron a este reporte.