49ers se dirigen a la Final de la NFC con una reacción en el último cuarto

play
San Francisco dejó helado a Green Bay con gol de campo en el último segundo (3:04)

Robbie Gould fue el encargado de darle la victoria a los 49ers en Lambeau Field tras superar la desventaja en el marcador. (3:04)

Después de un inicio de temporada lleno de interrogantes, San Francisco está nuevamente en la antesala del Super Bowl

GREEN BAY -- Los San Francisco 49ers simplemente no se irán a ningún lugar.

Los mismos Niners que en algún momento estuvieron 3-5 y se dirigían a una larga temporada baja llena de interrogantes ahora se dirigen al Juego por el Campeonato de la NFC por segunda ocasión en tres temporadas.

Para llegar allí, San Francisco tuvo que sacar el tipo de magia al final del partido que fue el sello distintivo en su calificación tardía a los playoffs al final de la campaña. El resultado fue una emocionante victoria 13-10 sobre los Green Bay Packers este sábado por la noche en el Lambeau Field.

Después de una decepcionante actuación ofensiva marcada por pases dejados caer, problemas de protección y costosos pases desviados, los Niners montaron la serie que necesitaban en el momento más importante con el receptor abierto Deebo Samuel acarreando el balón 9 yardas para conseguir el primer intento en una jugada de tercera y 7 en la yarda 38 de Green Bay.

Ese acarreo dejó la mesa puesta para el gol de campo de la victoria de 45 yardas de Robbie Gould cuando el tiempo se agotaba.

Para un equipo que había ganado ocho de sus últimos 10 partidos antes del partido del sábado, este podría haber requerido las contribuciones más impredecibles para que sucediera.

Impulsados por una dominante actuación defensiva en la que no permitieron un touchdown luego de la primera serie del partido, los Niners hicieron algo especial en los equipos especiales para superar a los Packers en un juego en el que estuvieron abajo en el marcador durante la mayor parte de los primeros tres cuartos y medio.

Con su ofensiva teniendo problemas para mover el balón, los 49ers finalmente consiguieron puntos de unos equipos especiales que fueron criticados constantemente en las últimas semanas como la mayor debilidad del equipo.

En cuarta y 19 en la yarda 12 de Green Bay, el ala defensiva de los Niners, Jordan Willis, quien tiene un esguince en la parte alta del tobillo, se metió por el centro y bloqueó el despeje del pateador Corey Bojorquez. El balón rebotó al aire antes de caer cerca del profundo novato Talanoa Hufanga.

Hufanga lo recuperó y corrió 6 yardas para el touchdown y el punto extra de Gould empató el partido 10-10 con 4:41 por jugar.

Fue el primer despeje bloqueado devuelto para touchdown en la historia de los 49ers en los playoffs y el segundo que permiten los Packers en la suya. Green Bay es el primer equipo en al menos las últimas 20 postemporadas en tener un despeje y un gol de campo bloqueados en el mismo partido, de acuerdo a ESPN Stats & Information.

Esa fue la jugada más importante de los equipos especiales en una noche en la que los Niners también tuvieron un gol de campo bloqueado del profundo Jimmie Ward al final de la primera mitad y un regreso de patada de 45 yardas de Samuel al inicio del tercer cuarto.