Tom Brady se tomará un tiempo antes de decidir regresar para la temporada 2022 con Buccaneers

Las personas cercanas a Brady, y las del equipo, están haciendo un claro esfuerzo por disfrutar y apreciar cada partido, ya que reconocen que cualquiera de ellos podría ser el último

A medida que los Tampa Bay Buccaneers entran en la realidad de que su temporada está, como máximo, a tres semanas de su conclusión, hay otra realidad que persiste en la organización: la posibilidad del retiro de Tom Brady.

Fuentes de los Bucs y cercanas a Brady reconocen que el mariscal de campo estrella no se compromete a jugar más allá de esta temporada. Aunque Brady podría decidir volver (ha hablado de jugar hasta los 45 años, e incluso más), está lejos de ser un hecho, informaron fuentes a ESPN.

La partida de Brady es un tema que ha surgido silenciosamente dentro de la organización de Tampa Bay durante semanas, y ha habido incertidumbre interna sobre lo que depara el futuro para el siete veces campeón del Super Bowl y líder de pases de todos los tiempos de la NFL.

Brady, de 44 años, planea tomarse un tiempo después de que finalice la temporada, un mes o más, para evaluar cómo se siente física y mentalmente mientras mide los deseos de su familia, añadieron los informantes a ESPN.

Para Brady, a quien le queda un año de contrato, es probable que la decisión pase por cómo termina Tampa Bay esta temporada y cómo se siente el tres veces MVP de la liga cuando concluya. Algunos creen que, si los Buccaneers repiten como campeones del Super Bowl, aumentaría la probabilidad de que Brady se aleje del fútbol americano.

Sin embargo, nada sobre la decisión ha sido determinado. Brady sabe que pronto enfrentará preguntas al respecto, pero tampoco quiere que nada lo distraiga de su búsqueda diaria de otro título de Super Bowl.

ESPN se pudo enterar que Brady está feliz en Tampa y que los Bucs están igualmente contentos. Los entrenadores y ejecutivos de Tampa Bay son unánimes en su deseo de seguir adelante con Brady más allá de esta temporada, algo que planean transmitirle cuando termine.

Los Bucs estarían dispuestos a hacer todo lo posible para atraer a Brady, si eso es lo que finalmente decide hacer.

En ocasiones a lo largo de esta campaña, Brady se ha sentido comprometido a regresar en 2022 sin importar el resultado, simplemente porque siente que se lo debe a una organización que no tiene un plan claro de sucesión de mariscales de campo, comentaron las fuentes. Pero con el 2021 acercándose a su final, Brady ahora planea entrar en la temporada baja muy abierto sobre su futuro.

Los actuales mariscales de campo suplentes de Tampa Bay son Blaine Gabbert y la selección de segunda ronda del draft de 2021, Kyle Trask.

Esta ronda divisional de la NFL evidencia la longevidad de la carrera de Brady: es mayor que los entrenadores en jefe de los otros tres equipos que ingresaron a la ronda divisional de playoffs de la NFC (Matt LaFleur de Green Bay tiene 42 años, Kyle Shanahan de San Francisco tiene 42 y Sean McVay de Los Angeles Rams tiene 35).

Las personas cercanas a Brady, y las del equipo, están haciendo un claro esfuerzo por disfrutar y apreciar cada partido, ya que reconocen que cualquiera de ellos podría ser el último.

A pesar de las lesiones y suspensiones de varios de los jugadores ofensivos clave de los Bucs este año, Brady apareció en los 17 juegos de esta temporada y lideró la liga con 5,316 yardas aéreas, un récord personal, y 43 pases de touchdown.