¿El futuro de Derek Carr está todavía con Las Vegas Raiders?

Con Las Vegas adoptando "The Patriot Way", está por verse si el quarterback tiene cabida en el proyecto que encabezan Josh McDaniels y Dave Ziegler, al frente de la franquicia de Mark Davis

LAS VEGAS -- Las Vegas Raiders atravesaron una temporada de recambio como ninguna antes vista en la historia reciente de la NFL, y salió de ella con una marca ganadora (10-7) y la primera aparición del club en los playoffs desde el 2016, segunda desde el 2002. En menos de un año, los Raiders han visto la salida del head coach Jon Gruden, gerente general Mike Mayock, head coach interino Rich Bisaccia y sus dos reclutas de primera ronda del 2020: el receptor abierto Henry Ruggs III y el esquinero Damon Arnette.

Un nuevo régimen fue contratado por el propietario Mark Davis para meter a las operaciones deportivas del club en el siglo XXI, saqueando a los New England Patriots para firmar al gerente general Dave Ziegler y al head coach Josh McDaniels, un giro del destino que emociona, pero también molesta a una afición acostumbrada a aborrecer el "Patriot Way". De cualquier modo, McDaniels es visto como una mente ofensiva de élite, y los Raiders sí tienen talento a aquel lado del ovoide, desde el quarterback franquicia Derek Carr hasta el ala cerrada de élite Darren Waller, hasta el receptor de la ranura Hunter Renfrow, un jugador de estilo similar al de Cooper Kupp.

Defensivamente, los Raiders cambiarán su identidad bajo el nuevo coordinador Patrick Graham porque, aunque la defensiva sí mejoró bajo las órdenes de Gus Bradley, la barra era extremadamente baja, y un buen número de agentes libres de los Raiders están a ese lado del balón. Davis dio que no se trata de una reconstrucción, sino una recarga, centrada en dar el siguiente paso. Sigan sintonizados.

Espacio proyectado con respecto al tope salarial: 20.95 millones de dólares por debajo del tope salarial.

Agentes libres más importantes: QB Marcus Mariota, CB Casey Hayward Jr., RB Jalen Richard, WR Zay Jones, WR DeSean Jackson, LG Richie Incognito, DT Johnathan Hankins, DT Solomon Thomas, DT Quinton Jefferson, LB K.J. Wright.

Potenciales candidatos a ser cortados: Dos tipos a seguir de cerca son los linebackers Cory Littleton y Nick Kwiatkoski. Fueron firmados para renovar al grupo de linebackers en el 2020, y ninguno ha cumplido con las expectativas, con Littleton siendo reemplazado por el novato Divine Deablo la temporada pasada, y el frecuentemente lesionado Kwiatkoski con toda clase de problemas para mantenerse sobre el campo. Littleton, no obstante, tiene un impacto contra el tope salarial por arriba de los 15.7 millones de dólares para el 2022.

La gran interrogante: ¿Qué harán McDaniels y Ziegler con Carr? Bueno, depende si lo consideran apto para el sistema de McDaniels, en lugar de cualquier recompensa que podrían recuperar mediante un canje. Carr posee virtualmente todos los récords para un pasador en la historia de la franquicia, pero su marca de por vida es de apenas 57-70 y, en su octava campaña de NFL, acaba de jugar apenas su primer partido de playoffs.

Carr ingresa al año final de la entonces extensión de contrato récord de 125 millones de dólares que firmó en el 2017 y tiene programado cobrar un poco más de 19.6 millones este año, aunque todo el dinero garantizado de su acuerdo ha sido entregado. Un acuerdo a corto plazo, de tope de mercado, podría ser la movida aquí, dado que Carr es un quarterback probado y brinda a McDaniels una ventaja de inicio en la posición más importante de los deportes de conjunto. A menos, claro, que McDaniels prefiera un inicio en blanco.

El mejor escenario posible para el receso de campaña: Un Carr satisfecho se ajusta al esquema de McDaniels en trabajos de receso de temporada baja, y una mejoría notable en la zona roja sigue. Además, Graham ajusta su esquema para acomodar de mejor manera el talento que tiene a su disposición para presionar desde las orillas en el Jugador Defensivo Más Valioso del Pro Bowl, Maxx Crosby, y Yannick Ngakoue, en lugar de obligarlos a jugar en el esquema 3-4 que ha utilizado en sus paradas previas.

El peor escenario posible para el receso de campaña: Los Raiders siguen adelante sin Carr, ningún plan real fijo, y los agentes libres asumen una estrategia de esperar a ver qué sucede con Las Vegas en general, el nuevo régimen en particular, y deciden no firmar con los renovados Raiders, quienes todavía tienen varias áreas de necesidad, incluyendo un receptor abierto primario, ayuda en línea ofensiva, y un esquinero.

Primer vistazo al draft del analista para ESPN, Jordan Reid: La nueva era Josh McDaniels probablemente traerá aparejada muchso cambios. Sumar a un receptor abierto al grupo actual es una necesidad, y mejorar el medio de la defensiva debe ser una prioridad. Con la clase de linieros defensivos interiores luciendo fuerte para el segundo día del draft, los Raiders podrían enfocarse en piezas claves entonces.

Necesidades prioritarias: WR, IDL, CB.

Primer turno: N° 22.