Panteón Rococó presume con orgullo su vínculo con St. Pauli

play
Emiliano Zapata, protagonista de la primera vez de Panteón Rococó en St. Pauli (3:05)

El saxofonista de la banda recuerda la primera visita del grupo a Millerntor-Stadion a principios del Siglo XXI. (3:05)

El club más progresista del mundo, así es como muchos conocen al St. Pauli, equipo alemán que se desempeña en la segunda división. El conjunto 'Pirata' celebra 110 años de existencia este 15 de mayo con el orgullo de ser una escuadra que ha enamorado a millones sin un perfil ostentoso. Su lema "ama Sankt Pauli, odia al racismo" combina a la perfección con la diversidad cultural de los fanáticos en sus gradas y las banderas que portan con símbolos de protesta, algo que enamoró al mexicano Missael Oseguera, saxofonista de la conocida banda Panteón Rococó.

Oseguera ve en el cuadro de Hamburgo una isla en el panorama futbolístico, la empatía y solidaridad que el club promueve lo han inspirado a unírseles. Sin embargo, un vínculo más fuerte le une a 'Los Corsarios', pues hace 10 años participó en la grabación del tema "Das Herz Von St. Pauli [El corazón de St. Pauli]" junto a sus compañeros de grupo. Esta canción es reedición de un cántico tradicional entre los fanáticos, por lo que su versión fue elegida para clausurar los festejos del club en el año de su centenario. Gesto que presumen con orgullo y por lo que catalogan a Sankt Pauli como su segunda casa.

Dicha canción es un manifiesto antifascista que, además, celebra el orgullo del barrio, por ende, Oseguera recuerda con estima el momento en que se pactó la colaboración. "Fue algo muy orgánico, no hubo juntas ni nada, simplemente se acercaron y nosotros dijimos sí. Además, ya éramos parte de la comunidad, muchos de sus fanáticos se habían acercado con nosotros en el pasado y nosotros habíamos participado en un tema con causa social del club", afirmó el músico. Por si fuera poco, esa misma temporada el equipo consiguió el ascenso a la Bundesliga y finalizó la construcción de una nueva sección de sus gradas.

El romance entre ambas partes data de tiempo atrás, ya que Alemania fue el primer país que el grupo visitó en sus comienzos. "Un promotor nos vio tocar acá en 1999 y decidió llevarnos a St. Pauli, allí vivimos un mes y pudimos conocer lo que el club significa". El nexo creció más cuando conocieron Millerntor-Stadion, hogar del elenco 'Pirata', que por el año 2000 aún no era remodelado. "Lo primero que vimos fue una bandera gigantesca del 'Ché' Guevara, otra del Subcomandante Marcos y una más de Emiliano Zapata, personajes que admiramos. También vimos una bandera de la diversidad, se sintió la emoción de estar en el lugar correcto con el equipo correcto".

La relación es tal que en algún momento convivieron con el plantel del equipo, quienes les confesaron el gusto por su música. Inclusive fueron la imagen promocional en el estreno de su camiseta en temporadas pasadas y, por si fuera poco, en el 2019 grabaron escenas de su video "Infiernos" en el estadio Millerntor. Oseguera también es franco, sabe que St. Pauli no es un equipo actualmente de primera categoría, aunque lo cataloga como una escuadra que va más allá de lo deportivo. De igual manera, presume que el último juego al que acudieron, St. Pauli ganó contra todo pronóstico. Por ende, no tiene reparo en platicar que Panteón Rococó es un amuleto para el equipo.

Finalmente, el vínculo del grupo con el cuadro alemán no ha pasado de largo para sus fanáticos. Quienes se han sumado a la causa del St. Pauli, a pesar de los miles de kilómetros de distancia. Al día de hoy, existen distintos clubs de fans que siguen a los 'Piratas' en nuestro país, uno en especial (FS St. Pauli Bloque México) acumula cerca de 4,000 likes en su página de Facebook y organiza distintas actividades de convivencia entre los fanáticos en la Ciudad de México.