El idilio de Mou con Italia y su vínculo con la Roma

Mou es el primer DT campeón en Champions League, Liga Europa y Liga Conferencia. Getty Images

ROMA -- José Mourinho lo ha vuelto a hacer. El portugués ha levantado un nuevo título europeo, la Liga Conferencia, después de vencer al Feyenoord neerlandés por 1-0 en Tirana, lo que le acredita como el primer técnico en levantar este trofeo y el primero en proclamarse campeón de Liga de Campeones, Liga Europa y Liga Conferencia, las tres competiciones europeas que se disputan durante el transcurso de la temporada.

Mou vuelve a situar a un equipo italiano entre los grandes de Europa. Y es que fue el técnico de Setúbal el último en conseguir un título europeo al frente de un equipo transalpino. Fue en 2010, a los mandos del Inter de Milito, Eto'o y Sneijder que levantó la Liga de Campeones.

Doce años han pasado desde aquello. Doce años desde que Europa se olvidó de Italia. Ha tenido que ser el propio Mourinho el encargado de abrir un ciclo que él mismo cerró, de retomar un camino que él mismo dejó de andar en 2010, sin saber que nadie iba detrás de él.

Salió del país en el que no conoce grandes fracasos como una leyenda para irse a la Premier inglesa y a la Liga española.

Siguió su camino, con sus más y sus menos, para regresar hace algo más de un año a la capital italiana, Roma, donde fue recibido como si no se hubiera ido nunca de Italia, como una leyenda.

Y Mou conectó con la 'Loba' al momento, un equipo que no conocía una final europea desde hace 31 años, y que sólo contaba con un título europeo entre sus vitrinas, la Copa de Ferias de 1961, hace 61 años. El técnico luso ha conseguido, en un año, devolver el cariño que ha recibido desde el comienzo de la relación de los 'tifosi giallorrossi' en forma de títulos.

El vínculo de Mourinho con la Roma es más que evidente. Las lágrimas que saltaron de sus ojos cuando el árbitro pitó el final en el Estadio Olímpico de Roma en el partido ante el Leicester inglés, en semis, no hicieron más que provocar una mayor lealtad y agradecimiento de la afición romana sobre uno de los técnicos más prolíficos de la historia de este deporte.

El idilio de Mou con Italia y su vínculo con la Roma es un camino de ida y vuelta. Italia también ha devuelto la alegría a Mourinho, y la Roma le ha dado la oportunidad de liderar un proyecto a largo plazo. Entidad y entrenador encontraron en un momento clave en el que todo lo que no fuera unir caminos y juntar fuerzas hubiera sido un error. El -poco- tiempo lo ha demostrado.

Siempre figura, siempre protagonista, Tirana (Albania), recibió al conjunto romano con una pancarta con Mourinho. Líder del equipo, el entrenador se ha ganado un hueco en la historia romanista al ganar un campeonato europeo.

Pero, sobre todo, Mou pasará a la historia en Roma por devolver la alegría a una afición que hacía catorce años que no celebraba la consecución de un título, y cuya mayoría no han visto a su equipo ganar en Europa.

'The Special One' ha generado en Roma brotes verdes en forma de esperanza e ilusión para la próxima campaña, en la que, sin duda, el reto será la Liga Europa.