Olímpico de Roma presumió 50 mil fans para ver duelo ante Feyenoord, mientras se jugaba la final en un estadio de 22 mil

El Roma de José Mourinho se proclamó este miércoles campeón de la primera edición de la Conference League ante el Feyernoord

En sus redes sociales, la plantilla de la capital italiana compartió imágenes del espectacular ambiente en el Olímpico. De hecho, hubo más del doble de aficionados en la casa de la Roma que en la National Arena de Tirana, Albania, sede de la Gran Final y que tiene una capacidad para 21,690 hinchas.

La 'Loba' no alcanzaba una final desde hace 31 años, y solo tenía en sus vitrinas un título europeo, la ya extinta Copa de Ferias de 1961. Para los aficionados romanos era una ocasión histórica de volver a sentirse importantes en Europa.

La reducida capacidad de la National Arena no logró satisfacer la masiva solicitud de entradas para acudir a apoyar al equipo en directo, por lo que el Roma habilitó su estadio para que sus seguidores puedan sentir la emoción de la final.

"Otra parte de la historia se está escribiendo en Roma, con el pueblo romano. Otra respuesta de cariño de la afición, en una temporada de protagonismo absoluto en las gradas. Esta vez, aunque no habrá jugadores corriendo por el verde césped, será como vivir cualquier partido de la Roma en directo", expresó el club a través de un comunicado.

El Roma de José Mourinho se proclamó este miércoles campeón de la primera edición de la Conference League ante el Feyernoord, al que se impuso gracias al tanto de Nicolo Zaniolo en la primera mitad (1-0).

Roma vuelve a sonreír, e Italia vuelve a tener un equipo campeón de una competición europea. El último fue el Inter en 2010, también con Mourinho en el banquillo. Un Mourinho que puede presumir de ser el primer entrenador en ganar esta competición y el primero en ganar Champions League, Europa League y Conference League, las tres competiciones europeas que se disputan durante la temporada.