Luis Enrique confía más en el desequilibrio de Dembélé que en los goles de Mbappé

PSG viene de ganarle por 5-2 ante Monaco en la fecha 13 de la Ligue 1 y se mantiene en la cima de la competencia local. Si bien Kylian Mbappé anotó el segundo gol de su equipo, Ousmane Dembélé realmente brindó en este partido una cátedra de fútbol que deslumbró a propios y extraños.

El entrenador del PSG, el español Luis Enrique Martínez, se deshizo en elogios para con Dembelé en la víspera del importante choque de Liga Campeones ante el Newcastle, le consideró el jugador que más desequilibra en el mundo: “Conozco a Dembélé desde mi etapa en el Barcelona como entrenador. Lo quiso fichar el club cuando estaba en el Rennes y no quiso venir al Barça porque había mucha competencia. Hace muchos años que lo conozco y es un jugador, para mí, diferente. Ahora lo conozco personalmente. Le da igual fallar, sigue intentándolo, le da igual que le critiquen… Es una oportunidad tenerle. Creo que es diferente respecto al jugador del Barcelona, porque intentamos que juegue por fuera y por dentro y que genere distintas situaciones. Desde el principio se han visto muy preocupados por si marca goles o no, pero cuando toca el balón, eso significa que hay uno o dos compañeros libres en entrar en el juego y eso es gracias a su capacidad para atacar los espacios. Sin ninguna duda, es para mí el jugador más desequilibrante del fútbol a nivel mundial”, apuntó Luis Enrique.

"La gente se preocupa mucha por las asistencias y los goles, pero él (Dembélé) aporta muchísimas cosas al equipo", apreció el técnico antes de que su equipo reciba este martes al Newcastle en el Parque de los Príncipes.

Luis Enrique apreció la capacidad que tiene Dembélé "de aceptar críticas" y halagó su voluntad de no esconderse y "siempre pedir el balón". "No tiene miedo a hacer cosas (...) Tiene mucha confianza en sí mismo", insistió.

Los parisinos se juegan buena parte de sus posibilidades de clasificarse a los octavos de la Liga de Campeones en un grupo F que integran también Milan y Borussia Dortmund y en el que todo está en abierto.

El PSG, con seis puntos, es segundo, a uno de los líderes alemanes y con uno de ventaja respecto a los italianos, terceros, y dos en relación a los ingleses, colistas, con cuatro.

En el partido de ida, disputado el 4 de octubre, el Newcastle goleó 4-1 al PSG. Tras esa experiencia, el entrenador español pidió "un estadio fervoroso" para este martes y aseveró que están "preparados para jugar y a ser competitivos".

"Vamos a sufrir en algunos momentos del partido, somos conscientes de ello, vamos jugar como si se tratarse de una final", agregó.